De Peculiares

5 posturas unisex del Kamasutra

5 posturas del Kamasutra unisex

1 de mayo de 2019

María Torre, Ars Eróticas

Kamasutra solo hay uno, ese librito hindú que ha llegado hasta nosotros con sus cientos de posturas, pero en realidad, ¿cuántos Kamasutras conoces? Seguro que has oído hablar y, no lo niegues, también le has echado un vistazo al Kamasutra lésbico, al gay y por supuesto al clásico, pero cuando queremos ampliar nuestras relaciones, incorporar a nuevas personas o dar rienda suelta a nuestras fantasías poliamorosas todos se nos quedan cortos. ¿Qué posturas son las mejores para hacer un trío, para relaciones abiertas o sexualidades no normativas? ¡Necesitamos un Kamasutra LGTB!

Que no cunda el pánico, que lo vamos a arreglar. Vamos a dejar el postureo para las redes sociales, no vamos a contorsionarnos como acróbatas de circo ni vamos a proponeros posturas imposibles. Puedes dejar tu traje de elasticgirl que esta vez no lo vas a necesitar. Tan solo hay que ponerle un poco de imaginación, sacarle partido a lo que tenemos en casa y, bueno, no estaría mal preparar un poco de picoteo para posibles invitados sorpresa.

Os proponemos una serie de posturas que sirvan para todo el mundo sin importar su género ni orientación sexual. Son posturas unisex, como esa camiseta que te gusta tanto.

 

Por dónde podemos empezar…

Aprovechando los rincones de nuestras casas. Ya te avisamos que no vas a volver a ver de la misma forma ese sillón, esa silla tan cómoda ni ese marco de la puerta. En casa podemos tener los mejores juguetes sexuales.

1. La puerta atascada

Es tan sencilla como formar una X con los cuerpos en medio de la puerta. Uno frente a otro ambos apoyando la espalda contra el marco contrario y los pies al otro extremo. Las pelvis tienen que encajar justo en el centro para que pueda haber contacto, se rocen u os comencéis a estimular. Está pensada para dos, pero admite la entrada de terceros. Por ejemplo si se coloca justo en el centro y así puede ser tocado o penetrado por delante y por detrás.

Dónde lo hago: Exclusivamente en la puerta. Elige la que quieras, si te animas a usar la de la salida a la calle ganas puntos extra.

Dificultad: 2/5.

Variantes: Uno de los dos puede darse la vuelta dándole la espalda a su compañero y así hacer una versión más atrevida.

2. El movimiento del océano

Coge una mecedora para darle el ritmo perfecto. Uno sentado un poco recostado y otro encima dándole la espalda. Puede haber o no penetración. El de encima debe dejarse caer un poco hacia adelante y jugar con el movimiento de la silla y los cuerpos rozándose.

Dónde lo hago: En una mecedora o silla balancín.

Dificultad: 3/5. Se necesita un poco de equilibrio.

Variantes: Hazlo al revés mirándoos. O uno tumbado con la parte superior de la espalda apoyada en el asiento y la otra persona de pie o de rodillas entre sus piernas. Tendrá acceso pleno a ella. Cuidado, que el movimiento no se puede detener.

 

Posturas para juegos en grupo

3. La máquina

Ya que estamos abiertos a incluir a otras personas en nuestras relaciones sexuales, lo mejor es que la postura sea apta para que todos participen. Ésta está pensada para cuatro personas.

Una se coloca de pie digamos en la parte posterior de la máquina. Delante de ella otra a la que penetrará. Ésta se inclina para facilitar la penetración y al mismo tiempo hacer sexo oral a una nueva compañera de juego que se queda tumbada para que sobre su cara ponga sus genitales el último participante.

Parece un poco complicada, pero no lo es. Una vez que nos hacemos el esquema mental solo es coger posiciones y disfrutar.

Dónde lo hago: Puede hacerse en el suelo, pero si buscas un poco de comodidad la cama es el mejor lugar. Eso sí, no vale cualquiera, tienen que caber cuatro personas.

Dificultad: 3,5/5. Pierde el que primero pierda la concentración.

Variantes: Atrévete a probarlo añadiendo más personas o réstale alguna para que sea más sencillo.

4. El cartero siempre llama dos veces

Esta postura es perfecta para tríos cinéfilos. Una persona acostada penetra a otra que se coloca a horcajadas sobre ella y al mismo tiempo el tercer actor aparece en escena para penetrarla analmente. ¿Cómo acabará la película?

Dónde lo hago: Si quieres innovar por qué no os colocáis sobre una mesa alta y así el último puede estar de pie justo al borde.

Dificultad: 2/5. No os podéis salir del guión.

Variantes: Aumenta el repertorio. ¿Por qué escenificar alguna toma de vuestra serie favorita?

 

Para nuevos placeres

Buscar nuevas posturas sexuales nos sirve para descubrir diferentes maneras de estimularnos. Para los que queréis empezar a practicar sexo anal os proponemos un par de posturas para principiantes antes de pasar a asuntos más profundos.

5. El asistente levitante

Los dos tumbados uno encima del otro. El culo del que está arriba pega justo sobre los genitales del que hace de base. Para que haya contacto y roce, al tumbarse ha de abrir los mofletes para dejar el ano al descubierto y así sentir el roce de su compañero. Se puede colocar entre ambos un vibrador pequeño para que sea más divertido y la excitación aumente.

Dónde lo hago: En el sofá o en la alfombra. ¡Sal de la cama!

Dificultad: 0/5

Variantes: Elevad las pelvis ayudándoos de un cojín. Varía la postura entre estar tumbado y sentado. O prueba a colocar un rulo de goma (sí como el del gym) entre el suelo y las rodillas.

Ya solo queda ponerlas en práctica y disfrutar del ¡Kamasutra para todos!

De Peculiares

5 (no) preliminares para combatir el frío

5 (no) preliminares para combatir el frío

30 de enero de 2019

María Torre, Ars Eróticas

No hay excusas, ni el frío ni la lluvia pueden acabar con nuestros deseos sexuales. Os proponemos 5 (no) preliminares para calentaros antes de llegar a casa. Ideas para ponerlas en práctica mientras estáis tomando una cerveza o un vino. El juego empieza fuera del dormitorio, porque ¿quién dijo que los preliminares son para casa?

Los preliminares son esos juegos que hacemos antes de meternos más en faena, pero no estamos de acuerdo con esta idea, ¿por qué los juegos sexuales no son sexo también? Que no haya penetración o que los genitales no sean los protagonistas no es motivo para no llamarlo sexo. Todo lo contrario, esos juegos pre son a veces mucho más excitantes y satisfactorios que el propio clímax. Y si no que levante la mano a quien no le guste la fase de excitación en la que todo el cuerpo participa. A veces es mucho más placentera que el propio orgasmo.

Además, en esto los heteros no tienen ventajas. Aquí todos podemos practicarlo sin ningún obstáculo. Es cierto que en invierno con las varias capas de ropa que llevamos y la pereza, no vamos a negarlo, el frío da pereza sexual, hace que el sexo sea algo más de interior, pero da igual, podemos combatirlo. Un pequeño anticipo de lo que ocurrirá después mientras estás fuera de casa, te quitará toda la desgana e incluso te atreverás a quitarte una de las chaquetas.

Para los amantes del placer compartido

Ivagina la situación, esto quiere decir que la imagines desde ahí abajo. Tú (chica) estás con tu pareja, hombre o mujer, en este caso da igual, en un bar y te excusas para ir al baño. Te llevas muy secretamente tu bolso porque ahí es donde llevas el arma. Has escondido entre las cosas un huevo vibrador con mando a distancia. Lo sacas, lo activas para que ambos dispositivos se conecten y te lo introduces. Una vez cómoda y segura sales del baño triunfante. Entrega el mando a tu pareja y empieza a vibrar a su antojo. No os vayáis rápidamente a casa, disfrutad de la velada y compartid las sensaciones que sentís. Que se alargue el placer.

Sería una situación muy divertida si estáis en una doble cita y hay posibilidades de abrir vuestro encuentro erótico. Deja que el mando cambie de mano y que jueguen con él.

Si crees que es demasiado eso de llevarte un sextoy, hacedlo más sencillo. Id al baño por separado, quitaros la ropa interior y volved al sitio donde estabais. Ahora los dos sabéis el secreto. ¿Quién aguantará más?

Adivina adivinanza

Otra forma de excitarnos fuera de casa es ponernos debajo de la ropa algo en lo que nuestra pareja jamás pensaría. Y mira, así también nos vale para el frío. Si te atreves y te apetece, ¿por qué no te pones un disfraz de algo que sepas que os excite? Con solo pensar en lo que llevas puesto tú misma te vas a ir calentando.

El truco está en elegir algo sencillo, que no abulte mucho y que tenga los toques necesarios para haceros pensar en cómo de caliente os pone la situación. Ponte algo fácil de quitar por encima y que conste de varias piezas. Por ejemplo, una camisa abotonada. Llegado el momento y con la aglomeración del local y el aumento de temperatura, vas a tener que desabrocharte un poco y ¡zas! ya has lanzado una pista. Sus ojos irán directamente a esa tela que reconoce y que ambos sabéis que no está libre de pecados.

Que todo fluya

Sencillo, rápido y extremadamente excitante. Este truco es infalible. Elige un lubricante o cosmético erótico con alguna propiedad. Que haga cosquillas, que cambie de temperatura, que te refresque y a ser posible que sea comestible.

Haz una excursión al baño. Aplícate el bálsamo por los labios vaginales superiores y listo. Ahora sal ahí fuera y déjate sentir. ¿Por qué no retarle a que haga lo mismo? Pásale el bote y desafíale a que sienta lo mismo que tú. Después hablad sobre lo que está pasando entre vuestras piernas. El sexo oral es el más poderoso de todos, oír qué siente, cómo lo siente y compartir vuestras sensaciones será el principio de un gran fin.

No te despegues del teléfono

Solo por esta vez no dejes tu smartphone. Abre tu aplicación de mensajería instantánea favorita o usa el chat privado de alguna aplicación para parejas y lánzate al sexting. Solo entre tu pareja y tú. Mandaos mensajes que os alteren el ritmo. Podéis elegir entre estar al lado, aunque habléis a través el teléfono, o hacer que no os conocéis. Entre textos y miradas esto puede ponerse muy interesante.

Una de tapas

Ay la comida. Qué tiene que tanto nos estimula y que tanto nos recuerda al sexo. Pasa de recetas afrodisíacas. Pídete una ración de algo y observa cómo se lo come. Tal vez cuando llegue el postre prefiráis comerlo en casa. Vale, puede que si has pedido una de callos pues no sea muy sugerente y no te haga pensar en sexo, pero recuerda que todo está en nuestra cabeza. Que somos capaces de transformar casi cualquier cosa en algo erótico. Y la salsa cayendo por la comisura del labio puede ser realmente excitante. Solo tienes que elegir si tienes más humos de dulce o de salado. Sugerencia: el coulant de chocolate es una opción muy acertada.

Para ponerlo más picante puedes añadir algún toqueteo por debajo de la mesa o por encima de la ropa.

De Peculiares

Nuevo año: 5 propósitos peculiares sobre sexo

Propósitos sobre sexo

28 de diciembre de 2018

Laura Marcilla

Ahora que el fin de año está a la vuelta de la esquina, muchas personas deciden fijarse ciertos objetivos de cara al año siguiente. Incluso quienes no son fans de este tipo de tradiciones, seguro que han encontrado ya varios artículos o noticias relacionadas con los famosos 'propósitos de año nuevo'. Algunos de los más comunes giran en torno a cosas como dejar de fumar, hacer más ejercicio, dedicar más tiempo a los amigos, viajar, etc. Lo que todos ellos tienen en común es que son metas que esperamos que nos acerquen un poquito más a la felicidad. Ya que la sexualidad es, sin duda, un elemento esencial en la vida de todas las personas, así que disfrutar de  una sexualidad sana y plena puede contribuir a la causa.

Así que, tanto si sois de los que se fijan propósitos de año nuevo como si no: seguid leyendo. Os prometo que ésta no es la típica lista de propósitos, es una muy peculiar que podréis empezar cualquier día del año, incluso sin salir de la 'cama'.

1. (Re)descubre tu cuerpo

Este punto se refiere a algo más allá de la masturbación. Ya hay muchas guías y consejos sobre cómo mejorar el autoerotismo con uno mismo, y además no todas las personas se sienten cómodas con esta práctica. Masturbarse o no hacerlo son opciones igual de válidas, pero hay muchas formas de disfrutar de nuestro cuerpo y llegar a conocerlo mejor y no todas ellas giran en torno a nuestros genitales. De hecho, las personas que se masturban habitualmente, aunque conocen muy bien qué formas de estimulación les provocan más placer, pueden desarrollar también la costumbre de recurrir siempre a las mismas técnicas, de repetir los mismos procedimientos, en definitiva, de caer en la rutina con uno mismo. Seas o no una persona que se masturba, puedes poner en práctica esta sugerencia. Explora tu cuerpo con todos tus sentidos. Hazlo sin ánimo de juzgarlo, simplemente por disfrutar de las sensaciones que puedes despertar, especialmente en zonas a las que les prestamos menos atención o con nuevas formas de estimulación. ¿Alguna vez has comprobado lo sensibles que son los huecos de la parte posterior de rodillas y codos? ¿Has olido tu propio pelo o te has acariciado la cara y el cuello con él? ¿Has observado cómo cambian de textura tus pezones al tacto de diferentes tejidos? Esto también es autoconocimiento y aunque quizá no sea la manera más efectiva de alcanzar el orgasmo, si puede resultar placentero y es un experimento apto para todos los públicos.

2. Amplía tus horizontes

Al menos una vez al año, atrévete a salirte de tu zona de confort. No hace falta hacer grandes cambios ni experimentar prácticas que sintamos que nos van a desagradar, pero sí es interesante dar pequeños pasitos para hacer que el abanico de posibilidades sea cada vez más variado. Para cada persona este punto puede representar algo totalmente diferente y por supuesto es uno mismo quien debe juzgar qué ideas son suficientemente novedosas sin llegar a ser incómodas o forzadas. El rango puede variar desde introducir pequeñas novedades hasta atreverse con grandes retos pendientes. Tener sexo a plena luz, realizarse una sesión de fotografías eróticas, masturbarse delante del espejo, probar un juguete erótico, tener relaciones en un sitio poco común, atreverse con alguna práctica nueva, añadir algún alimento a un encuentro sexual, consumir pornografía en compañía, disfrazarse e interpretar personajes, practicar sexo en grupo… La lista es interminable y cada uno puede confeccionar la suya propia. Cualquier “experimento” será válido y positivo. Si el resultado no nos convence, no tenemos por qué volver a realizarlo, pero… ¿y lo maravilloso que será si descubrimos algo nuevo que añadir a nuestro repertorio erótico?

3. Cultiva tu imaginación

Aunque parezca sencillo, este propósito requiere más trabajo de lo que pueda parecer. En muchas ocasiones recurrimos a la pornografía de manera casi automática, o a fantasías sexuales que ya conocemos de memoria. Nuestro cerebro es nuestro órgano sexual más potente, pero a menudo no le prestamos toda la atención que se merece. La imaginación es una habilidad que se puede entrenar, y cuanto más se usa, mejor funciona. Pero si en un primer momento nos cuesta arrancar, siempre podemos recurrir a otros medios, como los relatos eróticos. De hecho, una forma de potenciar la imaginación, más allá de cerrar los ojos y concentrarnos, puede ser escribir nuestras fantasías. Ni siquiera hace falta que sea un texto con principio y con final, una simple lluvia de ideas con los elementos que queremos incluir puede ser más que suficiente para espabilar a nuestro imaginario adormecido. Si además conseguimos una historia bien desarrollada y nos sentimos orgullosos del resultado, mejor que mejor. No olvidéis que en ese caso podéis animaros a mandar vuestro texto y ayudar a alimentar las fantasías de otras personas. Otros elementos también pueden ayudarnos a crear ambiente a la hora de fantasear: velas, incienso, música, alguna escena de película que se corta en el mejor momento y queramos continuar. El límite es la imaginación y la imaginación no tiene límites.

4. Olvídate del orgasmo

Y hasta del coito. Los comúnmente llamados preliminares, no existen. Todo lo que rodea al coito también es sexo, pero la sociedad nos inculca que lo “importante”, “lo que cuenta” es la penetración y el orgasmo. Y sí, puede que muchos de nosotros tengamos ya este mensaje bastante claro, pero del dicho al hecho hay un trecho, e incluso las personas más conscientes de lo malo que puede ser el coitocentrismo pueden en ocasiones sorprenderse a sí mismas pensando o planeando el momento de la penetración, o analizando las posibilidades de alcanzar el orgasmo. Que por supuesto que el orgasmo no tiene nada de malo (faltaría más, con lo maravilloso que es), pero perdernos el placer presente esperando el placer futuro sí que es un desperdicio, y sin embargo… que tire la primera piedra a quien nunca le haya pasado esto. ¿Dónde radica la dificultad de este propósito? En que conjurar las palabras “no pienses en un elefante rosa” automáticamente trae a nuestra mente al dichoso elefante rosa. Y lo mismo pasa con el orgasmo. Este punto requiere entrenar la capacidad de dejarse llevar, de abandonarse, de perder el control. Algunas técnicas de relajación o de mindfulness pueden ayudarnos con esto, y muchas personas se sorprenderán al descubrir que olvidarnos del orgasmo muchas veces nos conduce a él, sólo que sin buscarlo. Y si no hay orgasmo, tampoco hay drama, porque igualmente todos los caminos eróticos llevan al placer.

5. Habla de sexo sin tabúes

Ah, pero… ¿esto no lo hacíamos ya? Pues resulta que no tanto como creemos. Quizá en nuestro círculo cercano y sobre ciertos temas socialmente aceptados no nos cueste demasiado hablar de ello, pero en otros contextos o sobre otros aspectos relacionados con la sexualidad, aún seguimos (auto)censurándonos, aunque sea de manera inconsciente. Sí, todos hemos presumido de algún encuentro sexual en una reunión de amigos, pero… ¿podemos discutir sobre qué anticonceptivo nos planteamos usar delante de nuestra familia? ¿Podemos hablar libremente de nuestros genitales sin recurrir a apodos cómodos o eufemismos? ¿Cuándo estamos menstruando, lo contamos abiertamente? Y si lo contamos, ¿cuántas veces usamos expresiones como “esos días del mes” o “problemas femeninos”? Pensamos que la sexualidad ha dejado de ser tabú, pero los temas y los lugares permitidos aún los marca la sociedad. Puede que este supuesto “decoro” venga de la idea de que hablar de sexo siempre es algo erótico o incluso obsceno, pero lo cierto es que la sexualidad es tan natural como la respiración. El lenguaje importa, la manera en que comuniquemos las cosas y la actitud con la que lo hagamos puede ayudar a reivindicar la sexualidad como un hecho y un derecho. A poco que observemos nuestra conducta o nuestro vocabulario  y realicemos pequeños cambios, estaremos poniendo nuestro granito de arena para ayudar a normalizar la sexualidad de una manera positiva. Hablar de sexo es tan sano como practicarlo.

Estos son solo algunos de los propósitos sexuales que toda persona puede llevar a cabo. Qué maravilloso sería que todos ellos fueran algo que integrásemos en nuestra vida diaria. Y aunque no son incompatibles con los propósitos más “clásicos”, tampoco tienen nada que envidiarles y son indudablemente peculiares.

De Peculiares

Revoluciona la Navidad: 5 regalos para empoderarte

5 regalos para empoderarte

24 de diciembre de 2018

María Torre, Ars Eroticas

Si nos ponemos a todo le podemos sacar un lado sexy o sexual, pero yo lo tengo claro, este año no quiero tirar de imaginación, quiero tener bajo mi árbol regalos que me empoderen, me alineen con mi esencia y alimenten mis ganas de seguir revolucionando 2019.

Ni regalos por compromiso ni detalles pensados en si le pueden gustar. He tomado la decisión de regalar algo útil y que tenga un poder empoderador. Mujeres preparaos que esta navidad viene con fuerza para que el año que viene nada se nos resista.

Esta es mi lista de los 5 mejores regalos que podéis hacer:

1. Euforia

Juguetes, sí. Juguetes sexuales, por supuesto. Pero no cualquier sextoy. No, ya no vale eso de comprar un dildo o un vibrador. Para mi no. Cada vez cobra más importancia qué es y cómo lo compramos. En el mundo de la juguetería también cuenta la ética, el cómo y el por qué y es en este mundo en el que todo, o casi todo, vende a través de las mujeres, no debemos dejar que nuestros deseos también sean manipulados.

Por eso, si queremos regalar juguetes eróticos debemos mirar qué hay detrás de esa empresa. Hace poco he descubierto Euforia, un pequeño proyecto que trabaja con artesanos y artesanas de toda Europa fabricando dildos de diseños exclusivos que se integran con la decoración de nuestras casas.    

Es un juguete más, sí, pero uno diferente que parte de una idea de responsabilidad con el medio ambiente y nuestros cuerpos.

2. Menstruando conscientemente

¿Cómo? Sí, menstruar es una cosa y menstruar conscientemente otra bien distinta. El empoderamiento para mí empieza por la mente y pasa por el cuerpo. La menstruación aún sigue dando mucho que hablar y menos mal, porque nos queda mucho que aprender y descubrir. Gracias a los pasos que estamos dando, como usar la copa menstrual u otros métodos naturales, nos hemos dado cuenta de que menstruar es fluir y fluir es conocernos mejor y cuando nos conocemos mejor crecemos en autopoder.

Yo me he propuesto y os propongo ir más allá de las copas. Este año me he pedido una agenda menstrual para adecuar mi ritmo de trabajo al de mi ciclo y así estar siempre (esto es muy soñador lo sé, pero por qué no intentarlo) en armonía.

3. Leer en femenino

La lectura es ese gran placer al que le dedico el tiempo sobrante y me siento culpable por ello. Prometo que soy una organizadora nata y que me divido muy bien el tiempo, pero el libro de la mesilla tiene todas las de perder, siempre es el último de mi lista de quehaceres.

Ya que el tiempo que leemos no es mucho, yo he decidido que sea de calidad. Tenemos una cuenta pendiente con la literatura así que se ha instaurado la norma de leer solo mujeres. Así que, abran sus libretas y vayan buscando autoras porque hay muchas que merecen esos 10 minutos antes de dormir que les vas a permitir.

4. Apuesta por ELLAS

Muchas veces no sabemos qué comprar y empezamos a recorrer tiendas y webs buscando ese “algo”. Al igual que hablaba de los juguetes eróticos, creo que fijarnos en lo que compramos y dónde lo compramos es muy importante. Pero seguro que en tu cuenta de IG sigues a un montón de mujeres que están ofreciendo algo diferente. ¿Por qué no apostar por ellas?

En vez de comprar un bálsamo labial cualquiera compra ese que sabes que hace una mujer cerca de ti. Seguro que es más natural, es un producto de cercanía y además están contribuyendo y apoyando a una mujer emprendedora. La sororidad no son solo palabras, son acciones. Y pequeños gestos como éstos hacen que el mundo esté un poco más equilibrado.

5. Egoísmo

Puede parecer un poco raro regalar o auto-regalarse egoísmo, pero no es nada despiadado. Es básicamente regalarse tiempo. Parar y priorizarse. Seguro que sabes identificar el momento muy bien. Esos en los que hacer mucho por otras personas, proyectos y causas pero tú te vas quedando al final de las prioridades. Pues 2019 es ese año en el que TÚ eres la prioridad.

Hay que aprender a combinar y gestionarlo todo. Y de verdad os aseguro que hay tiempo para todo. No importa lo largo que sea el camino, lo que hay que hacer es disfrutarlo. Vivirlo. Sentirlo y ser nosotras mismas en cualquier momento.

¿Te apuntas?

De Peculiares

Black Friday Peculiar

Nosotras también nos sumamos a proponer marcas con grandes descuentos por el Black Friday, pero... a nuestra peculiar manera. Creemos que la lencería femenina siempre ha sido una herramienta para sentirnos más deseadas, por nosotras mismas y por quien nos mira, y es por eso que hoy, en este viernes de descuentos, nos hemos lanzado a buscar las mejores ofertas en ropa interior femenina. Aunque bueno... más que calidad o grandes descuentos buscábamos aquellas marcas que utilizaran cuerpos, pieles, curvas y edades diversas para mostrar sus ofertas. 

Este es nuestro TOP 5 de tiendas de lencería peculiares: 

 

Descuentos en Aerie, Black Friday

 

Aerie

Es una compañía estadounidense de lencería que paso a formar parte de la historia de la industria de la moda por abandonar la práctica del retoque con Photoshop en sus campañas publicitarias.

Descuentos Loney, Black Friday

 

Lonely

Es una marca de lencería nacida en Nueva Zelanda que comenzó ha cambiar los estándares de sus modelos cuando decidió colaborar con actrices de series de televisión que eran distinguidas por sus tallas. Tal fue su éxito que ahora muestran a chicas extremadamente delgadas, robustas, tatuadas, con estrías, con vello en las axilas...

Descuentos Curvy Kate, Black Friday

 

Curvy Kate

Es una marca de lencería femenina de tallas extras. Hace poco lanzaron una colección llamada 'El nuevo sexy' protagonizada por mujeres de todas las tallas, colores de piel e incluso con diversidad funcional.

Descuentos Naja, Black Friday

 

Naja

Catalina Girald, cofundadora de la marca Naja y la actriz ganadora del Globo de Oro en 2015 fue la responsable de la campaña Nude For All, una colección de lencería que intenta combinar a mujeres con diferentes colores de piel, etnias, tallas y edades.

 

Descuentos Savage X Bralette, Black Friday

 

Savage X Fenty

Esta es la marca de lencería de Rihanna. La hemos seleccionado no solo porque nos guste ella, sino que también porque nos gusta su idea de marca, en la que son mujeres diversas las que muestran sus productos.

 
De Peculiares

Copa Menstrual

¡No drama! Así empiezo, sin rodeos, restándole todo el drama que a veces rodea a esta cuestión: el uso de la copa menstrual. Nosotras que nos creímos inventoras de algo súper revolucionario, la copa menstrual existe desde los años 30, lo que pasa que los por cosas de la historia o más bien del machismo y del dinero, otro invento le robó el mercado y todas nos tiramos en plancha olvidándonos de ella hasta hace muy poco. Pero, la copa menstrual es uno de los grandes inventos de la higiene femenina porque, además de ser respetuosa con el planeta y con el cuerpo, nos ayuda a conocernos un poco más.

María Torre Gómez, Ars Eroticas

Tengo unas cuantas razones por las que suelo recomendar el uso de la copa menstrual. Apunta:

1- Te ayuda a saber si tu menstruación está bien o puedes tener alguna infección. Por su olor, color y textura podemos reconocer cómo somos y cómo es nuestra regla.

2- Nos reconcilia con nuestros cuerpos. Cuando vemos lo que nuestro cuerpo es capaz de hacer, ¡cómo no amarlo! Es maravilloso ver que cada una de nosotras tenemos ciclos diferentes y menstruamos de manera distinta.

3- El ciclo no es solo lo que dura el flujo menstrual, por ello es recomendable prestar atención a los cambios que van sucediendo en el cuerpo y cómo nos tomamos la vida. Junto con el flujo puedes ver cómo son los cambios.

Y dirás, vale sí, está muy bien, pero ¡es que no me aclaro cómo ponerla y quitarla! Que no cunda el pánico. En el siguiente vídeo te cuento cómo puedes ponértela, quitártela y limpiarla sin ningún problema.

De Peculiares

Música orgásmica

 

Nunca se sabe lo que te puede llevar a experimentar un orgasmo. Cada persona es un mundo y tiene sus claves de excitación, pero ¿a quién no le gusta la música? Da igual que seas de rock o de música clásica, podemos hacer que alcances el orgasmo con las vibraciones de las canciones.

Puede que llegados a estas alturas no te sorprenda el hecho de que haya vibradores sensibles al sonido. Sí, así es. Vibradores que cambian de ritmo dependiendo de la música que estés escuchando en ese momento. ¿Hemos despertado tu curiosidad?

Pues aquí os dejamos una lista de cinco de estos curiosos juguetitos:

Melanie Quintana Molero

Club Vibe 

Es pequeño y discreto, por lo que llevárselo a un concierto puede ser toda una experiencia orgásmica.

Freestyle W

Es un vibrador que tiene dos motores que trabajan al mismo tiempo para intensificar el sonido.

Oh Mi Bod

Va genial con el iPod, por lo que tus listas de iTunes ya pueden ser de lo más variadas.

Siri 2

Lo mejor del Siri 2 es que siente increíblemente bien los bajos.

G Spot

13 centímetros de placer con más de 10 niveles de vibración, además de ser muy sensible a la voz.

De Peculiares

¡Saboréame!

 

Un fin de semana en pareja puede traer consigo muchas experiencias, uniones, conexiones, expectativas y sorpresas. Muchas veces intentamos acompañar esos días con juguetes que satisfagan las necesidades de la relación, de la pareja, sin darnos cuenta que tenemos con nosotros el mejor juguete de todos: nuestro cuerpo. 

Melanie Quintana Molero

 

En ocasiones cuando planificamos una escapada nos complicamos tanto buscando el lugar perfecto, la actividad perfecta, el cómo hacerlo para que sea perfecto, para reavivar la llama, que nos complicamos, lo enredamos, creamos expectativas, no las cumplimos, nos frustramos y acabamos viniendo peor de lo que fuimos al viaje.

Nos pasamos horas buscando herramientas externas que satisfagan la idea de estar de nuevo juntos sin darnos cuenta que tenemos la mejor herramienta con nosotros. La piel. Nuestra piel. Infinidad de sensaciones a nuestra disposición y a la disposición de aquellos con las que las queramos disfrutar.

Con la piel viajamos siempre, pero es tan simple como hacerla comestible, o al menos, hacer sepa diferente para que la experiencia se enriquezca de tonalidades que no habíamos descubierto antes. ¿Qué tal fresa o menta? ¿Y cómo hago eso?, te preguntarás. Con aceites y polvos estimulantes. Gracias al equipo de Diversual nosotras hemos podido rozar el éxtasis con la marca Kamasutra y su surtido de infinitas posibilidades.

Esta marca tiene dos kits de viaje preparados para estas ocasiones, dos kits con 6 productos en tamaño viaje para que lo puedas trasladar a cualquier lugar y guardar en cualquier sitio. Dos kits que os explicamos qué contienen para que la elección esté en vuestras manos.

Luego es tan sencillo como buscar un lugar donde os sintáis cómodos y dispongáis de un tiempo para los dos. Sin prisas, sin expectativas de qué pasará luego. Relájate. Deja que tu pareja se deleite en tu piel sin pensar en qué va a tocar luego o cómo lo va a hacer. Deja que te observe, que memorice cada curva, cada lunar. Que se satisfaga de ti. Deja que te acaricie, te frote, te chupe. Déjate hacer. Y cuando esté saciado de ti y de las formas que quiera, cambiad el rol. Podéis llevarlo hasta donde queráis, pararlo cuando queráis o hacerlo cómo queráis, pero si los dos disfrutáis de la experiencia seguro que se convertirá en un fin de semana inolvidable.

Kit Kamasutra fin de semana Sueños de Fresa que contiene:

ACEITE DE AMOR (5ml) con fresa: Con solo una gotas empezarás a sentir un suave calor y a notar el olor a fresa. Puedes utilizarlo para jugar a que te saboree lo que tu quieras.

BÁLSAMO PLACER (3,5ml) con fresa: Sirve para prolongar y intensificar las sensaciones del tacto. Prueba a dar un masaje con él o a hacer un Body masaje.

POLVO DE MIEL (3,5g) con fresa: Es un estimulante que también sirve para después de la ducha o el baño.

PLUMERO: Con la ayuda del plumero puedes aplicar sobre la piel el polvo de miel y comer, lamer, chupar y saborear… a tu pareja.

LUBRICANTE LOVE LÍQUIDO (6ml): Es un gel lubricante con agua, hipoalergénico, ideal para masaje corporal o lo que os dé la imaginación.

ACEITE DE MASAJE (6ml) con almendra dulce y nutritiva con efectos muy diversos, ofrece una variedad de sensaciones: desde relajante hasta estimulante.

Kamasutra Kit fin de semana que contiene:

ACEITE DE AMOR (5ml) The Original: Con solo una gotas empezarás a sentir un suave calor pero este no tiene olor, aunque potenciará el vuestro propio.

BÁLSAMO PLACER (3,5ml) Menta verde: Sirve para prolongar e intensificar los las sensaciones.
POLVO DE MIEL (3,5g) Puro: Es un estimulante que también sirve para después de la ducha o el baño.

PLUMERO: Con la ayuda del plumero puedes aplicar sobre la piel el polvo de miel y comer, lamer, chupar y saborear… a tu pareja.

LUBRICANTE LOVE LÍQUIDO (6ml): Gel lubricante con agua, hipoalergénico, ideal para masaje corporal o lo que os dé la imaginación.

ACEITE DE MASAJE (6ml) con almendra dulce y nutritiva con efectos muy diversos, ofrece una variedad de sensaciones: desde relajante hasta estimulante.

 

De Peculiares

Kit erótico para viajar en avión

 

 

Parece que las vacaciones solo traen consigo sol y tiempo libre, pero pueden traer mucho más. Tanto si vais solos como acompañados la diversión está asegurada con este kit erótico de viaje que nos ha propuesto la tienda erótica Diversual. Para seguir disfrutando de vuestra sexualidad, fantasías y deseos vayáis donde vayáis.

Melanie Quintana Molero

 

Elegir cuales son los juguetes que más se adecuen a vuestro viaje suele ser complicado, bien por el espacio reducido de la maleta, sobre todo si voláis con equipaje de mano, o porque lo que os interesa es que no sea especialmente llamativo, incluso que una selección pequeña de juguetes pueda cubrir todas vuestras peculiaridades.

El Kit Sex Toy Mega Morado, de la marca de juguetes Toy Joy, es interesante porque cubre los tres puntos anteriores. Pasa desapercibido, ya que entran todos los juguetes en un mismo neceser, al ser de una gama morada es discreto, y puede llegar a cubrir o servir para muchos y diversos juegos, el límite lo pone tu imaginación.

Este conjunto de nueve piezas multifuncionales, perfecto para viajar en avión, por un módico precio de 30,70€ incluye:

  1. Huevo control remoto(con cable) -- Material: ABS
  2. Funda de pene realista para vibrador -- Material: PVC
  3. Vibrador clásico -- Material: ABS
  4. Dildo flexible -- Material: PVC
  5. Manga masturbadora en forma de vagina -- Material: TPE
  6. Bolas anales -- Material: PVC
  7. Funda para el pene -- Material: TPE
  8. Anillo retardante -- Material: TPE
  9. Bolas chinas (5.5 x 2.5 cm) -- Material: PVC

El kit pasa perfectamente todos los requisitos que se piden en las aduanas europeas. Os dejamos si os entran dudas ocho consejos si vais a viajar con ellos en el avión (si viajáis fuera es recomendable que os informéis, ya que hay países que tienen una ley bastante estricta sobre el trasporte de estos productos).

Pero no solo es interesante por la facilidad de transporte que este kit erótico ofrece si no que también para aquellos que estén empezando a utilizar juguetes eróticos como juego dentro de sus relaciones o estén descubriendo o redescubriendo su erótica consigo mismos o en pareja, es un más que recomendable punto de partida, ya que ofrece una amplia gama de posibilidades de experimentación, tanto para la vagina, como para el pene o el ano.

Para aquellas que tengan claro que el amor de su vida es el Satisfyer también os comunicamos que pasa las aduanas sin problemas, aunque al no poder quitarle las pilas, ya que va por cargador, os recomendamos llevarlo sin carga. 

De Peculiares

De oca a oca y follo porque me toca

 

 

Passion Play es un juego de mesa erótico ideado para usar en pareja. Aunque más que de mesa, podríamos decir que de mesilla de noche. Porque los juegos de mesa son un clásico, ¿pero por qué no darles un toque picante?

Rubén Olveira Araujo

 

Aunque la disposición del contenido en la caja no es la más atractiva, ni el tablero y las cartas destacan por su calidad –sobre todo, porque nada más abrir el paquete será lo primero que os llame la atención–, os animamos a darle una oportunidad porque las apariencias engañan y lo que podría haber empezado como una simple partida puede acabar en un partidazo de noche.

La experiencia es sin duda más que recomendable, aunque solo sea porque el propio juego te obliga a buscar ese tiempo de calidad que muchas veces nos negamos a nosotros mismos por tener otras mil y una cosas que hacer. Pero también porque, ya sea a través de una u otra prueba, te saca de tu zona de confort y te abre a nuevas sensaciones en una atmósfera de intimidad y complicidad que el juego es capaz de generar.

Por otro lado, como crítica, me gustaría destacar dos cosas. La primera, que a pesar de que en la caja pone claramente que el juego está preparado para relaciones homoeróticas, en general no está pensado para que jueguen dos personas del mismo sexo. Aunque eso sí: con alguna que otra modificación y un poco de imaginación todo se resuelve, sobre todo porque la mayor parte de las pruebas escapan de la genitalidad pura y dura.

Y la segunda, que el juego sigue la línea tradicional de preliminares-penetración-orgasmo. Por eso, os animamos a que perdáis la partida, a que os dejéis llevar por las sensaciones y a que dejéis de lado la competitividad y sigáis disfrutando. Porque el apartado de posturas solemos ponerlo en práctica en nuestro día a día, pero las pruebas para descubrir nuestros placeres más profundos, ya sea por falta de tiempo o de alicientes, suele quedar siempre para la próxima ocasión.

En definitiva, si eres amante de los juegos de mesa y quieres llevar tu experiencia un nivel más allá con tu pareja, una persona de confianza o utilizarlo como excusa para romper el hielo con el ligue que acabas de conocer ese día, Passion Play es tu juego de mesa ideal. En cambio, si no eres mucho de sentarte a jugar, estoy convencido de que con este fijo que le pillas el gustillo.

Y entre otras cosas, fijo que también os preguntáis cómo funciona el juego. Pues bien, este está compuesto por un tablero, dos fichas, dos dados, un reloj de arena y 96 tarjetas con pruebas: 48 para él y 48 para ella. Viene acompañado de un kit erótico –vibrador, esposas, bolas chinas, etc.– que hará vuestra experiencia más… exótica. Aunque para llevar el juego a otro nivel es recomendable –ATENCIÓN: ¡¡¡SPOILERS!!!– que tengáis algunos hielos, un bote de nata y, sobre todo, muchísimas ganas de disfrutar. Está diseñado para incluir bebidas –por ejemplo, quien cae en tal o cual casilla tiene que pegar un trago y dar un pico–, pero tampoco es absolutamente necesario. Eso sí: por experiencia propia, os aconsejamos que por lo menos tengáis un botellín de agua a mano si no queréis acabar deshidratados.

El tablero está dividido en cuatro colores (amarillo, verde, rosa y rojo) y una parte central con posturas. Colocáis cada uno vuestra ficha en la casilla de salida y, por turnos, vais tirando los dados y avanzando el número de casillas que os haya tocado. Por cada vez que caigáis en una tenéis que coger una carta del mismo color y cumplir, en el tiempo asignado por el reloj de arena, las instrucciones que en ella se os indican. Eso sí: el jugador que decida continuar por más tiempo del que marque el reloj o que llegue antes al orgasmos será el perdedor. ¡Ahí está la gracia del asunto!

Desde imitar los gemidos de actores y actrices porno cuando alcanzan orgasmos a equilibrios y malabarismos con las bolas chinas o a insufribles torturas que te derriten de placer, las pruebas de Passion Play están pensadas no solo para que os excitéis hasta perder la partida, sino para haceros reír y disfrutar de cada una de las partes y sensaciones que es capaz de experimentar vuestro cuerpo.

Algunas casillas tienen dibujada en su interior una copa. Cada vez que caigáis en una casilla con una copa en su interior tenéis que tomar un trago, dar un pico a vuestra pareja de juego y, por supuesto, coger la tarjeta con prueba. ¡En ese orden! De lo contrario, y si vuestra pareja se da cuenta, el primero perderá una prenda elegida por el rival.

Y así, con tiempo pero cada vez con menos ropa y paciencia, se pasa del amarillo chillón al verde picantón, del verde picantón al rosa desnudo y del rosa desnudo al rojo pasión. Si llegáis hasta aquí, ya podéis daros por satisfechos: ¡Habéis llegado casi hasta el final! Solo quedan las posturas. Y sobre estas estoy seguro de que no os tengo mucho que explicar (guiño, guiño).