“La mayoría del porno que se consume es machista”

Silvia Rubí

Silvia Rubí, entrevista de Somos Peculiares

En 2016 ganó el premio NINFA a mejor actriz y mejor escena amateur como productora de cine para adultos. Este año nos ha dado qué pensar tras protagonizar el vídeo promocional del Salón Erótico de Barcelona con una pregunta que ha dado la vuelta al mundo: ¿y tú cómo aprendiste a follar? 

12 de noviembre de 2018

Entrevista de Melanie Quintana Molero
Fotografías de Gabriel Sergent

Porque “en una sociedad sin educación sexual, el porno es tu libro de instrucciones”, y de eso ella sabe un montón. Sincera, divertida y cañera. Esta es Silvia Rubí:

Tenemos curiosidad, ¿de dónde surgió tu nombre?

(Ríe) La verdad es que tiene su historia… Antes usaba Nadine Dalle como nombre pero me sugirieron cambiarlo por algo más catalán ya que trabajaba para Conrad Son y creíamos que era buena idea. Con lo que no contaba yo era con que me fuesen a preguntar un trillón de veces si soy de Rubí, un municipio de Barcelona (vuelve a reír).

¿Qué es lo primero que te llamó la atención sobre el sexo?

La búsqueda del placer supongo. Me preguntas por algo que sucedió hace muchísimos años… (Sonríe) Pero sí, si tuviera que decir qué fue lo primero que me llamó la atención creo que diría el placer.

Para los que no te conozcan: ¿a qué te dedicas?

Me dedico solo y exclusivamente al entretenimiento para adultos.

¿Tú lo consumes?

Por supuesto. Yo consumo porno, pero no lo consumo con el fin de masturbarme. El que consumo suele ser de mis compañeras que apuestan por un porno alternativo, cinematográfico, cercano y ético.

¿Recuerdas la primera vez que viste porno?

Sí. (Ríe) En primer formato que vi fue el hentai con once años más o menos. Luego recuerdo ver porno con mi mejor amiga en formato vídeo con trece o catorce años, nos reímos por la situación pero ya sabíamos más o menos qué íbamos a ver, lo habíamos hablado (vuelve a reír).

¿Entre vosotras?

En realidad lo hablamos con una de mis tías con la que teníamos una buena comunicación en todo lo referente a la erótica y a la educación sexual.

¿Qué recuerdas de esa película?

El momento chungo que vivimos mi amiga y yo cuando el actor se corrió en la boca de la muchacha. Recuerdo que nosotras estábamos comiendo chocolate blanco y ese momento nos pareció bastante asqueroso. Éramos vírgenes y no sabíamos, en ese momento, si esa práctica podría gustarnos o no (Ríe a carcajadas).

¿Qué te impulsó a meterte en esta industria?

La verdad es que me llamaba la atención. Siempre he buscado hacer algo relacionado con el tema audiovisual, de hecho empecé haciendo publicidad y fue entonces cuando descubrí que no era mi rollo. En 2006 me fui a Gran Canaria y estuve rodando durante un fin de semana un trío con una pareja alemana. Cuando volví a Barcelona me dí cuenta de que era lo mío y que quería seguir experimentando. Después de un tiempo la industria del porno robo todo mi interés y decidí dedicarme a ella en exclusiva.

Este año has protagonizado el vídeo promocional del Salón Erótico de Barcelona. En el vídeo habláis de que los jóvenes descubren su sexualidad a través del porno, pero que al hacerlo de esta manera también se están llevando mensajes y conductas negativas de él, ¿qué otros métodos les recomendarías para informarse y descubrir su sexualidad?

Sobre todo recomiendo que en las escuelas se dejen de tanta mojigatería y que desde dirección tengan menos miedo de los padres, ya que con ellos se podrían diseñar planes de estudio para las clases de educación sexual. Unos planes coherentes a la realidad del momento. 

Silvia Rubí, entrevista de Somos Peculiares¿Crees que en esta sociedad hace falta más educación sexual?

Por supuesto, desde luego el nivel que tenemos ahora mismo es muy muy bajo.

En el vídeo hablas de que el porno tendría que cambiar, ¿cómo debería de ser ese porno?

Realmente digo que el porno mainstream (corriente principal) no debería ser precisamente el más machista. Obvio entiendo las fantasías sexuales y respeto que te puedas excitar viendo una humillación. Pero creo que cuando no está en contexto acaba convirtiéndose en una degradación y hoy en día deberíamos ser todos y todas conscientes de ello, ser capaces de verlo y de no aceptarlo.

¿Crees que la mayoría del porno que se produce es machista?

Creo que la mayoría del porno que se consume lo es.

¿Existe el porno feminista?

SÍ, con mayúsculas. Es el post porno que existe y se define por cómo son los roles en las escenas, el diálogo y las prácticas que se ven en ellas.

También hablas de porno ético.

Para mí el porno ético es aquel que se produce de forma ética. Con performers locales, cumpliendo con los derechos laborales de estos mismos, donde los guiones son aprobados por todos y todas… un porno ético (Ríe).

Este año en el SEB habéis estado al frente muchas mujeres, dirigiéndolo.

Y no sabes cómo me alegro. Las mujeres en esta industria hemos sido mayoritariamente relegadas a ser actrices y ya. El hecho de dirigir, de crear, de tomar decisiones ha sido algo bastante exclusivo para los hombres. Crear más diversidad es seguramente un punto clave y que este año el SEB nos haya dado ese papel es realmente de agradecer.