8 consejos si vais a viajar en avión con juguetes eróticos

27 de julio de 2018

Melanie Quintana Molero

¡El verano ya está aquí para hacerte feliz!, o eso decía la canción. A lo que nosotras le respondemos: Felices nos va a hacer llevarnos nuestros juguetes eróticos preferidos en la maleta de viaje. Esta semana os hemos recomendado un kit de juguetes eróticos para llevar en el avión, pero siempre que vamos a viajar con herramientas de máximo goce nos surgen preguntas como: ¿Los puedo llevar en la maleta de mano? 

Porque si sois de las que tenéis claro qué juguete os vais a llevar es interesante saber cómo lo podéis llevar. Sobre todo en el avión, ya que en el autobús, la furgoneta o el coche no te revisan la maleta (a menos que paséis alguna frontera, informaos si es el caso). Aquí os dejamos algunos de nuestros consejos sobre todo si vais a viajar con ellos en el avión. Aunque esto se aplica a Europa, si vais a viajar a un país extranjero os recomendamos que os informéis antes del reglamento de aduanas del país al que vais a viajar.

  1. Packaging: Llevar los juguetes en un neceser trasparente os va a facilitar el paso por la aduana. Al ser fácilmente reconocibles evitará que en muchas ocasiones los tengáis que sacar de la maleta.
  2. Error: Las esposas suelen dar problemas, aunque sean de plástico y cubiertas de peluche, seguramente te obligaran a abrir la maleta y dar explicaciones.
  3. Aquí el tamaño sí importa: El reglamento de la TSA (Transportation Security Agency) de EE.UU. indica que únicamente se pueden trasportar “herramientas” por debajo de los 17, 5 centímetros de largo en tu maleta.
  4. Baterías fuera: Aunque los hayáis documentado es interesante que no se pongan en marcha en pleno vuelo y tengáis que dar explicaciones.
  5. Mentir…¿pa’ qué?: No existe ninguna regla que prohíba viajar con juguetes eróticos, pero si tienes alguna duda sobre la forma o el tamaño, preguntad, sed lo más honestos posible. Muchas veces la vergüenza nos puede y nos quedamos con las ganas de viajar con juguetes por no preguntar. Y si os paran y os preguntan qué lleváis no tratéis de ocultarlo.
  6. ¡Líquidos!: Recordad que en el equipaje de mano solo se pueden llevar 100 mililitros, no os emocionéis llevando un kilo de lubricante.
  7. Facturar: Puede que sea una buena opción y aunque también se revisa, al no ir en la cabina del avión, tiene menos restricciones.
  8. Opción B: También lo puedes mandar por paquetería a tu destino, así evitas la aduana.

Si os surgen dudas podéis poneros en contacto con nuestro equipo por las redes sociales o escribiéndonos un correo a: info@somospeculiares.com

Y dicho esto… ¡Qué paséis unas increíbles y peculiares vacaciones!

ARTÍCULOS RELACIONADOS