¿Por qué rechazamos algunos olores corporales?

¿Por qué rechazamos algunos olores corporales?

6 de marzo de 2019

Isilla LM

¿Te consideras una persona escrupulosa? ¿Eres de lxs que se perfuma antes de salir? ¿Buscas las fragancias de moda? ¿Tienes tu casa plagada de ambientadores con distintos olores para camuflar el olor de la comida, cacas de gato, tabaco…? Cuando cagas en el baño, ¿echas ambientador para que la siguiente persona que vaya a entrar no se coma tu mierda? ¿Has pasado la barrera del pedo con tu(s) pareja(s)? ¿Te tiras eructos a sabiendas de que has incluido en tu alimentación productos de fuerte olor como ajo o chorizo? ¿Eres capaz de distinguir por el olor de tu flujo el momento del ciclo de ovulación en el que estás? ¿Cuándo te tiras un pedo en la cama estando solx, lo hueles? ¿Te compras desodorantes con olor a colonia para camuflar el olor del sudor de tus axilas?

¿Usas productos de higiene “íntima” (qué gracia siempre que a lo genital lo llamen íntimo, como si un abrazo por ejemplo no lo fuese) con diversos olores para que tu vulva no huela? ¿Lavas los pliegues de tus genitales para eliminar el esmegma que se acumula al cabo del día? ¿Has sufrido en el embarazo mayor sensibilidad en este sentido potenciando todos los olores, los agradables y los desagradables? ¿Recoges la caca de tu perro con cara de asco cuando bajas al parque? ¿Eres capaz de sujetarle la cabeza a tu amigx mientras vomita y mientras te llegan los efluvios de sus secreciones?

¿Lavas a conciencia tu ano para prepararlo ante una penetración anal? ¿Usas pasta de dientes con fragancia, y luego además usas enjuague bucal que también lleva olor, para camuflar tu aliento? ¿Compras los suavizantes y detergentes para la ropa por su fragancia o por su calidad en el lavado? ¿Eres de lxs que huele su ropa usada para saber si la tiene que echar a lavar, o de lxs que la echan a lavar por haberla usado un par de horas? ¿Entre tus prácticas amatorias está lamer los pies, o eres de lxs que les da asco sólo imaginarlo? ¿Compras condones de sabores para que sea menos desagradable al olfato? ¿Te duchas diariamente como recomiendan “algunos” “por higiene” o porque no soportas tus propios olores? ¿Sabías que existen personas que venden sus bragas y ropa íntima usadas porque hay a otras personas que ese olor “natural” les pone cachondos?

Si te paras a pensar un segundo, todo lo que venden en relación al olor “natural” del cuerpo, va camuflado con una fragancia externa artificial. Nuestro aliento no huele a menta, nuestros sobacos no huelen a perfume, nuestro cuello no huele a colonia, nuestro ano no huele a gel, nuestros genitales no huelen a hierbabuena, nuestros pies no huelen a productos anti hongos, nuestra mierda no huele a aroma de limón, nuestros fluidos no huelen a rosa, nuestro cabello no huele a orquídeas que nos hacen orgasmar. Pero cualquier cosa que compres para tu higiene personal, absolutamente todo tiene fragancia, aroma, olor.

Muchas veces decimos que, si nos trasladásemos con una máquina del tiempo a los años del medievo, nuestra pituitaria explotaría porque no podríamos resistir esos olores “tan fuertes”. He llegado a oír que olemos diferente según nuestra etnia.

Después de muchos años de observar, de oler, de explorar mi cuerpo y el de otras personas, he llegado a la conclusión que en verdad lo que nos pasa es cultural. Y que nos rodeamos de gente que huele “bien” porque nos han educado que el olor “natural” equivale a mal olor, a ser un cerdx. A no tener higiene. Porque si a un adolescente le huelen los pies y se quita las zapatillas en clase de gimnasia, sus compañerxs en lugar de no decir nada, de entender que los olores en plena pubertad se acentúan a causa de las hormonas, se ríen de él/ella alegando que ese olor no es humano, que es un cerdo/a y que se lave. Porque si alguien tiene un problema médico con su aliento o con sus axilas, en lugar de que el resto del mundo lo acepte, lo entienda y empatice con esa persona, se le tacha de cerdx y se le busca toda clase de remedios para aplacar ese olor “nauseabundo”. Conozco chicas que no tienen un encuentro erótico si antes no han pasado por casa a cambiarse las bragas que llevaban puestas todo el día. Cuando entras en un baño público y alguien a defecado, se oye la típica frase: ¡qué peste a mierda! (Sinceramente, el lugar apropiado para oler a mierda debería ser el baño, y no, qué se yo, la cabina de un vagón de metro.)

Lavamos nuestros anos de forma salvaje, introduciendo líquidos para que no salga una gota de mierda cuando nos penetran con cualquier apéndice. Conozco mujeres que se lavan hasta tres veces al día su vulva, con jabones con fragancia porque no soportan el propio olor de su flujo. He oído a personas decirles a otras personas que no ducharse diariamente es de ser un auténtico cerdx.

A veces cuando hablamos de tabú en sexualidad nos viene a la cabeza hablar de prácticas no habituales, o conversaciones prohibidas con según qué entorno. Pero pocas veces somos conscientes de nuestro propio tabú respecto al olfato.

Los olores nos pueden agradar o no, eso es algo innato a nosotrxs, y hay olores que nos advierten de peligros, o de una muerte directa (comida en mal estado, olor a gas, olor a quemado…) pero la evolución no nos ha cambiado mucho respecto a nuestros olores corporales. Si te fijas en muchos animales, su primera vía de contacto sexual con respecto al otro es olerse. Mediante el olfato saben si la hembra está en celo. Las famosas feromonas de las que muchas veces hablamos, dónde, por cierto, no hay estudios confirmados que nos digan que los humanos tenemos esa capacidad.

Hay personas que nos atraen, sin saber muy bien por qué. Cuando te pase eso piensa si te gusta el olor. Haz memoria y recuerda esa conversación con tu amigx, que acaba de conocer a alguien, a veces te cuenta lo que le gusta, y entre las cosas que le gusta suelta la frase “me encanta como huele”. Podremos pensar que es la colonia, pero hay marcas que se ponen de moda y que usa mucha gente, y no en todas las personas la misma fragancia huele igual. Por algo será.