No soy hippie, solo quiero sentir cómo es dejar crecer mi vello

Claudia Kösler Sogoyou

18 de enero de 2019

Claudia Kösler Sogoyou
Fotografía de Mara Haro

Me llamo Claudia Kösler Sogoyou, soy psicosexóloga, terapeuta de parejas y experta en crecimiento personal y erótico. Hace 7 meses, después de rodar un anuncio para Nissan Micra, decidí dejarme crecer el vello de las axilas. ¿Cuál fue mi motivo? Al ver de nuevo una oleada de mujeres queriendo salir del encuadre estético social impuesto por el capitalismo, (ya conocía desde los años universitarios muchas mujeres que no se depilaban), hice una reflexión y quise adentrarme más aún, desde lo más visible. ¡Llevaba desde los 13 años depilándome todo!

Sin ser consciente de este proceso ya el año anterior, en una de las sesiones mensuales de cera con mi esteticien, me asombré del dolor que empecé a notar. Nunca me había dolido en 6 años que llevaba haciéndome la cera en toda la vulva. Y no, no tenía la menstruación ni estaba premenstrual. Después de 3-4 sesiones de dolor, dejé de ir. ‘¿Ahora qué hago con el vello de mi pubis?’ No quería pasarme la cuchilla por los picores como resultado. Mi cuerpo me pedía terminar con la depilación con cera. Entonces le dije a mi pareja: ‘Cari me duele hacerme la cera, voy a dejarme crecer el vello a ver que tal’. Fue todo un experimento ver hasta dónde me crecía el vello y la forma. El pelo no crece por igual en el pubis ni en la ingle. Al menos en mi caso el pelo-vello no crecía mas allá de 1-2 cm de la ingle, siendo este escaso. Mientras que en el resto del pubis tomaba forma de triángulo invertido y cubriendo los labios internos. Se lo mostraba a mi pareja con curiosidad. Ver cómo los vellos crecen por su propio mapa y estrategia.

Actualmente con mi pareja hemos llegado a un acuerdo: me depilo el vello púbico cada x semanas y él deja de depilarse todo el cuerpo. Fuera obsesiones por el NO PELO NI VELLO. Usamos una máquina de rapar que es lo menos agresivo para nuestras pieles. Salimos ganando y somos felices a la hora de disfrutar nuestros cuerpos. No voy a entrar en mas detalles sobre mi vida personal, pero sí decir que para todo se puede dialogar y llegar a acuerdos para estar contenta en tu relación de pareja. Sin presiones, prohibiciones ni obligaciones. Desde el entendimiento y el diálogo.

Para mí se trata de tomar la decisión con la que estar más cómoda. Romper barreras de miedos, prejuicios y vergüenza. ¿Qué comentarios he recibido de mi entorno? Ninguno ofensivo, ni caras de asco. Simplemente risas sanas, preguntas, asombro y no tan asombradxs. Opiniones de todos los colores y respeto entre ellas. Obviamente tener un entorno sano, amistades que respetan tus decisiones, aunque no las compartan, poder argumentar sin ser juzgada, da la posibilidad de tomar decisiones desde otro prisma, desde la calma. Aunque no del todo porque depende de tu propia seguridad el hacer o no hacer, decidir una opción u otra.

Otro de mis motivos por experimentar cada vello de mi cuerpo es no estar en la obsesión y en el gasto-consumo de productos estéticos. ‘Estar perfecta’. Para mi estar perfecta es decidir sobre mí según mis propios criterios. Aconsejo a quién quiera el hecho de sentirse, probarse y verse. Después que decida qué hacer con sus pelos y vellos.

¡Hoy por hoy sé que cuando tengo que hacer un anuncio hay unos requisitos, fuera pelos! Espero que algún día en la publicidad se normalice y naturalice la diversidad de los vellos, sin exigir venir depiladas. Así será más fácil para muchas el tomar esta decisión ya que desgraciadamente, aún las telecomunicaciones producen un gran impacto en la sociedad. Si se visibiliza esta naturalidad muchas dejarán de consumir productos estéticos que se nos han impuesto.  Ya hay anuncios de este estilo, pero aún son escasos. Por no hablar sobre los comentarios obscenos carentes de empatía y respeto por la libre elección de qué hacer con el vello corporal. ¿Sabéis que la moda occidental de no vello comenzó en los años 20? Es decir, HEMOS IDO MAS TIEMPO CON VELLO Y PELOS MÁS QUE SIN ELLOS. El capitalismo necesita de consumo y el vello es un buen objetivo.

Para finalizar, quiero puntualizar el tema de la higiene. Tener buenos hábitos de aseo va con la persona no con sus pelos-vellos.


 


 

ARTÍCULOS RELACIONADOS