¿Sabías que hay fans que se ‘casan’ con sus personajes de ficción favoritos?

Foto: Mireia Iriondo

16 de noviembre de 2017

Sara Enjuto

Curioso, pero cierto. Concretamente estamos hablando de los fenómenos llamados waifu y husbando. Muchos no sabréis qué sigifican estas dos palabras y otros tantos las conoceréis a la perfección. Todo depende del nivel de entendimiento sobre la ficción japonesa que se tenga, ya que lo que se está poniendo sobre la mesa tiene como protagonistas a los personajes manga de videojuegos y series de animación nipona.

Las waifus son las que más interés despiertan. Al usar esta palabra –que proviene de la vocablo anglosajón wifenos referimos al apego y a la atracción que se pueda sentir por estos personajes femeninos. Tan intenso pueden llegar a ser los sentimientos por estas mujeres en 2D que los fans llegan a considerarlas incluso como sus esposas. Este sentir es tan real que incluso hay quien organiza cenas con sus respectivas waifus. ¿Cómo? Es muy sencillo: colocan una pantalla al otro lado de la mesa o también ponen una almohada con la imagen de dicha mujer sobre la silla. ¡Y a disfrutar de una velada romántica a luz de las velas junto a tu personaje favorito!

Esto nos lleva a la siguiente cuestión: la dakimakura. Se trata de una almohada hecha con el propósito de ser abrazada. Aquí, en Occidente, la palabra se usa para hablar de las que tienen dibujado algún personaje en ella. Muchas cuentan con ilustraciones de personajes masculinos o femeninos de animes, manga o videojuegos japoneses de cuerpo entero; las hay incluso con fundas donde al retirarlas muestran un mayor grado de desnudez. También se coleccionan simplemente por puro fanatismo, como adorno y otras personas las adquieren para hacer más real a su waifu o husbando.

Y aunque tener un husbando no es tan popular como tener una waifu, también tienen su público. Su definición es la misma, pero esta vez se trata de un personaje masculino y no de uno femenino. Al igual que su congénere, la palabra viene del inglés husband, que significa marido. Peculiaridades que no dejan de sorprender y nos enseñan lo amplía y diversa que puede llegar a ser la erótica o, más concretamente, el amor, en este caso.

ARTÍCULOS RELACIONADOS