5 maneras de volver loco a un hombre en la cama

 

Este es un artículo para todas aquellas mujeres heterosexuales que estén buscando maneras de volver locos a los hombres. Y es que las mujeres no paramos de decir que ellos son los sencillos, que no le dan vueltas a las cosas, que no se comen nada la cabeza, pero no es así. No son tan sencillos como los pintamos. Los hombres también quieren perder la cabeza y más si tiene que ver con la cama. Pero chicas, tranquilas, sabemos cómo volverles locos, literalmente:

Melanie Quintana Molero 

 

1. DILE QUE TE APETECE FOLLAR

Pero así, directamente: Quiero follar. Deja que se levante de donde esté y llévatelo a la cama. Una vez allí dile que te apetece ver una película romántica. Ponte a llorar según empiece. Pregúntale: ¿Tenemos clínex? No dejes que te responda, antes de que lo haga levántate alterada de la cama y dile: Voy a bajar a comprarlos. Vete hasta la puerta de casa, ábrela, cierra de un portazo y vuelve con él. Quédate en la puerta del dormitorio apoyada en el marco y dile: ¿Sabes qué? Me apetece probar el sexo anal. Desnúdate de manera cómica. Vuelve a meterte en la cama tumbada boca abajo y duérmete. Finge que roncas. A los cinco minutos levanta la cabeza y dile: Buenas noches cariño. Bésale en la frente y roba toda la manta.

 2. OJOS EN BLANCO

Cuando este fuera de casa dibuja un crucifijo en la pared bocabajo. Ponte el conjunto más sexy que tengas y espérale en la cama. Cuando entre por la puerta llámale para que sepa donde estás. Cuando abra la puerta del dormitorio dile cosas como: ¡He pensado que te gustaría pasar un buen rato hoy! Cuando pregunte por el crucifijo hazle creer que solo lo ve él. Chíllale. Dile que siempre busca alguna excusa para no follar. Levántate de la cama y enciérrate en el baño. Empieza a hablar sola haciéndole creer que estás dentro con alguien. Cuando pregunte vuelve a hacerte la loca y dile que si ahora le ha dado por escuchar voces. Abre la puerta enérgicamente, ponle los ojos en blanco y métete en la cama. Duérmete y déjale plantado. Apaga la luz.

3. HASTA EL FONDO

Métete en la cama con él. Insinúate y convéncele para que esa noche tú te pongas arriba. Apaga la luz. Cuando estéis en pleno éxtasis, viértete una bolsita de sangre falsa sobre tu vulva y chilla: ¡Me has roto el tope de la vagina! Enciende la luz y empieza a untarte la sangre por la cara mientras le dices: ¡Qué polla más grande! Una y otra vez, sin parar.

4. TRÍO

Métete en la cama con tu mejor amigo y cuando él llegue asústate y pregúntale muy alterada quién es y qué hace en vuestra casa. Cambia las fotos con él por alguna que tengas con tu amigo para que sea más real. Dirígete a tu amigo llamándole: Cari o amor. Dile que vas a llamar a la policía como no se vaya. Coge el teléfono y finge que estás llamándoles.

5. SEXO ORAL

Pues eso. Hazles una mamada sin que venga a cuento. Según llegue a casa. Lánzate sobre él sin decirle nada , bájale los pantalones y métetela en la boca aún blandita. Deja que se endurezca y hazle gozar como nunca. Cuando se corra levántate y enciérrate en el baño durante una hora sin responder a nada de lo que te pregunte.

 

COSAS QUE QUIZÁS NECESITES SI PONES EN PRÁCTICA ESTAS TÉCNICAS:

ARTÍCULOS RELACIONADOS