Revoluciona la Navidad: 5 regalos para empoderarte

5 regalos para empoderarte

24 de diciembre de 2018

María Torre, Ars Eroticas

Si nos ponemos a todo le podemos sacar un lado sexy o sexual, pero yo lo tengo claro, este año no quiero tirar de imaginación, quiero tener bajo mi árbol regalos que me empoderen, me alineen con mi esencia y alimenten mis ganas de seguir revolucionando 2019.

Ni regalos por compromiso ni detalles pensados en si le pueden gustar. He tomado la decisión de regalar algo útil y que tenga un poder empoderador. Mujeres preparaos que esta navidad viene con fuerza para que el año que viene nada se nos resista.

Esta es mi lista de los 5 mejores regalos que podéis hacer:

1. Euforia

Juguetes, sí. Juguetes sexuales, por supuesto. Pero no cualquier sextoy. No, ya no vale eso de comprar un dildo o un vibrador. Para mi no. Cada vez cobra más importancia qué es y cómo lo compramos. En el mundo de la juguetería también cuenta la ética, el cómo y el por qué y es en este mundo en el que todo, o casi todo, vende a través de las mujeres, no debemos dejar que nuestros deseos también sean manipulados.

Por eso, si queremos regalar juguetes eróticos debemos mirar qué hay detrás de esa empresa. Hace poco he descubierto Euforia, un pequeño proyecto que trabaja con artesanos y artesanas de toda Europa fabricando dildos de diseños exclusivos que se integran con la decoración de nuestras casas.    

Es un juguete más, sí, pero uno diferente que parte de una idea de responsabilidad con el medio ambiente y nuestros cuerpos.

2. Menstruando conscientemente

¿Cómo? Sí, menstruar es una cosa y menstruar conscientemente otra bien distinta. El empoderamiento para mí empieza por la mente y pasa por el cuerpo. La menstruación aún sigue dando mucho que hablar y menos mal, porque nos queda mucho que aprender y descubrir. Gracias a los pasos que estamos dando, como usar la copa menstrual u otros métodos naturales, nos hemos dado cuenta de que menstruar es fluir y fluir es conocernos mejor y cuando nos conocemos mejor crecemos en autopoder.

Yo me he propuesto y os propongo ir más allá de las copas. Este año me he pedido una agenda menstrual para adecuar mi ritmo de trabajo al de mi ciclo y así estar siempre (esto es muy soñador lo sé, pero por qué no intentarlo) en armonía.

3. Leer en femenino

La lectura es ese gran placer al que le dedico el tiempo sobrante y me siento culpable por ello. Prometo que soy una organizadora nata y que me divido muy bien el tiempo, pero el libro de la mesilla tiene todas las de perder, siempre es el último de mi lista de quehaceres.

Ya que el tiempo que leemos no es mucho, yo he decidido que sea de calidad. Tenemos una cuenta pendiente con la literatura así que se ha instaurado la norma de leer solo mujeres. Así que, abran sus libretas y vayan buscando autoras porque hay muchas que merecen esos 10 minutos antes de dormir que les vas a permitir.

4. Apuesta por ELLAS

Muchas veces no sabemos qué comprar y empezamos a recorrer tiendas y webs buscando ese “algo”. Al igual que hablaba de los juguetes eróticos, creo que fijarnos en lo que compramos y dónde lo compramos es muy importante. Pero seguro que en tu cuenta de IG sigues a un montón de mujeres que están ofreciendo algo diferente. ¿Por qué no apostar por ellas?

En vez de comprar un bálsamo labial cualquiera compra ese que sabes que hace una mujer cerca de ti. Seguro que es más natural, es un producto de cercanía y además están contribuyendo y apoyando a una mujer emprendedora. La sororidad no son solo palabras, son acciones. Y pequeños gestos como éstos hacen que el mundo esté un poco más equilibrado.

5. Egoísmo

Puede parecer un poco raro regalar o auto-regalarse egoísmo, pero no es nada despiadado. Es básicamente regalarse tiempo. Parar y priorizarse. Seguro que sabes identificar el momento muy bien. Esos en los que hacer mucho por otras personas, proyectos y causas pero tú te vas quedando al final de las prioridades. Pues 2019 es ese año en el que TÚ eres la prioridad.

Hay que aprender a combinar y gestionarlo todo. Y de verdad os aseguro que hay tiempo para todo. No importa lo largo que sea el camino, lo que hay que hacer es disfrutarlo. Vivirlo. Sentirlo y ser nosotras mismas en cualquier momento.

¿Te apuntas?

ARTÍCULOS RELACIONADOS