Completos desconocidos

 

¿Estáis solos el fin de semana y queréis probar algo nuevo? ¿Qué tal un role-playing? Un juego donde tenéis que fingir ser otros. ¿Cómo? Pues según lo que os atreváis a hacer. Podéis jugar dentro de casa a disfrazaros o simplemente a cambiar vuestro nombre y actuar de otra manera para que parezca que estáis hablando e interactuando con otra persona o podéis llevarlo a la calle, cosa que os recomendamos.

Melanie Quintana Molero

 JUEGO PASO A PASO:

He aquí nuestra propuesta de role-playing:

PASO 1: Ese día pasad la tarde solos, cada uno por su cuenta. Sin que el otro sepa dónde estáis o qué hacéis. Vestiros de forma diferente a la que estáis acostumbrados. Podéis jugar con el pelo, el maquillaje o los complementos. Sed originales. Tenéis toda la tarde para construiros una identidad. Un trabajo, unos amigos, una familia diferente. Unos gustos eróticos peculiares o una nueva forma de seducción.

PASO 2: A cierta hora de la tarde, por ejemplo las 19:00, quedad en que vais a estar en un bar, a poder ser concurrido. Que se pueda hablar pero dónde no estéis solos.

PASO 3: Tomaros algo, aún sabiendo que la otra persona está viéndoos en la sala. Podéis jugar con eso, con miraros de reojo como completos desconocidos.

PASO 4: Esa noche sois personas diferentes y de eso se trata. Pensad en que no sabéis quién es la otra persona. En que tenéis que descubriros y seduciros. Podéis invitarle a cenar o a tomar una copa. Puede que si elegís una discoteca os apetezca bailar o ir al baño. Esa noche es vuestra, con los límites que vuestro personaje tenga.

PASO 5: Y no solo a la hora de interactuar fuera de casa, si alguno de los dos decide invitarle a su piso a tomar la última al otro, fingid que no conocéis la casa, meteros de lleno en vuestro papel.

PASO 6: Es vuestra fantasía y vuestra originalidad la que da vida a esta propuesta de noche diferente. ¡Disfrutad seáis quien seáis!

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS