Copa Menstrual

¡No drama! Así empiezo, sin rodeos, restándole todo el drama que a veces rodea a esta cuestión: el uso de la copa menstrual. Nosotras que nos creímos inventoras de algo súper revolucionario, la copa menstrual existe desde los años 30, lo que pasa que los por cosas de la historia o más bien del machismo y del dinero, otro invento le robó el mercado y todas nos tiramos en plancha olvidándonos de ella hasta hace muy poco. Pero, la copa menstrual es uno de los grandes inventos de la higiene femenina porque, además de ser respetuosa con el planeta y con el cuerpo, nos ayuda a conocernos un poco más.

María Torre Gómez, Ars Eroticas

Tengo unas cuantas razones por las que suelo recomendar el uso de la copa menstrual. Apunta:

1- Te ayuda a saber si tu menstruación está bien o puedes tener alguna infección. Por su olor, color y textura podemos reconocer cómo somos y cómo es nuestra regla.

2- Nos reconcilia con nuestros cuerpos. Cuando vemos lo que nuestro cuerpo es capaz de hacer, ¡cómo no amarlo! Es maravilloso ver que cada una de nosotras tenemos ciclos diferentes y menstruamos de manera distinta.

3- El ciclo no es solo lo que dura el flujo menstrual, por ello es recomendable prestar atención a los cambios que van sucediendo en el cuerpo y cómo nos tomamos la vida. Junto con el flujo puedes ver cómo son los cambios.

Y dirás, vale sí, está muy bien, pero ¡es que no me aclaro cómo ponerla y quitarla! Que no cunda el pánico. En el siguiente vídeo te cuento cómo puedes ponértela, quitártela y limpiarla sin ningún problema.

ARTÍCULOS RELACIONADOS