De Peculiares

¿Sabías que doula significa sirvienta?

¿Qué es una doula?

5 de noviembre de 2018

Xandra Garcia, Sensa

Las doulas son generalmente mujeres que acompañan a otra mujeres durante la maternidad. Aunque en España no existe una formación reglada, en otros países europeos el servicio de las doulas está cubierto por la seguridad social.

Hay estudios que demuestran que el apoyo ofrecido a las familias por parte de las doulas tiene un gran impacto durante el parto en la reducción del 50% de las cesáreas, el 40% del uso de fórceps, el 60% de la petición de uso de epidural, reduce al 25% la duración del parto y contribuye a disminuir la depresión postparto.

Una doula no es personal sanitario, por lo que bajo ningún concepto debe sustituir las funciones de la matrona. No atiende partos, no hace tactos, ni diagnósticos por lo que tampoco receta tratamientos, ni los recomienda.

La función principal de la doula es dar apoyo. De hecho, etimológicamente doula significa sirvienta. Por lo tanto la función principal es estar al servicio de la mujer que contrata sus servicios.

Una doula no juzga las decisiones de la futura madre. Están en continua formación y actualización de forma que cuando la mujer solicite información sobre algún aspecto relacionado con el embarazo, parto, postparto o crianza, ésta le pueda brindar información científica y contrastada para que la solicitante pueda tomar una decisión de forma libre y consciente. Pero en ningún caso intentará llevarla a su terreno. Las doulas son personas con una gran sensibilidad y capacidad de dar apoyo allá donde la familia, pareja o personal sanitario no puede llegar. Y es que la dula se encarga fundamentalmente de reforzar el aspecto emocional de la embarazada que puede sentir en todo momento como sus decisiones son respaldadas y sus dudas resueltas.

Desde el momento en que tomamos la decisión de convertirnos en madres y padres, se inicia una etapa de cambios que producen inquietudes en la pareja. Por lo general, las intentamos resolver mediante el equipo médico que supervisa nuestro embarazo o buscando el apoyo de la pareja y la familia. A veces ocurre que esto no es suficiente. Es ahí donde surge la figura de la doula. Existen doulas especializadas en momentos concretos de este proceso, así podemos encontrar: doulas de concepción, de infertilidad, de embarazo y parto, postparto o pérdida perinatal. En definitiva una doula es “el ángel de la guarda de las embarazadas”.