De Peculiares
Imagen de Lee Price

 

 

FANTASÍAS TEXTUALES

 

Viaja, experimenta, muerde, azota, ata, sueña, crece, crea, conquista, salta, corre, pelea, da vueltas en circulo, cae al vacío, sueña, crea, lubrica, avanza, empuja, orgasma, respira. 

No me mires así, esta es mi fantasía. 

Buscamos todo tipo de fantasías eróticas, aquellas que te ericen la piel, las que te dejen con ganas de más, las que utilices para masturbarte, para ir en el autobús o cuando piensas en esa persona especial. ¡Sí, justo esas! Aquellas más intimas, las que no conocen ni tus mejores amigos. Aquellas que son tuyas, de tu propiedad. 

La idea es publicar un libro donde se refleje y se recoja la variedad y la diversidad de nuestras mentes, de nuestros cuerpos, de nuestras fantasías, y que podamos abrir la mente o excitar a otros. Compartir. 

Si quieres preguntar por el proyecto ponte en contacto con nosotras a través de: patrimonioerotico@gmail.com y si te animas a formar parte de este proyecto solo tienes que poner por escrito aquello con lo que tu mente disfruta. ¿Te atreves?

¿Te animas a que tu fantasía aparezca en un libro?

* Campo obligatorio

Descripción física o personal, lo que consideres que es importante a tener en cuenta en tu fantasía
De Peculiares

La habitación

 

Llega el fin de semana. Estáis todos reunidos, como de costumbre, y ya os habéis aburrido de jugar siempre a los mismos juegos. Siempre que se quiere proponer algo picante sale el yo nunca he… y la verdad es que pensáis que deberíais traer un juego diferente para el siguiente fin de semana, pero nunca os acordáis de hacerlo o simplemente no se os ocurre qué hacer. Os proponemos uno. Un juego para jugar en grupo. Un juego para potenciar la fantasía y la creatividad. ¿De qué va? Consta de cuatro pasos.

Melanie Quintana Molero

 JUEGO PASO A PASO:

PASO 1: Alguien del grupo, quien vaya a dirigir la dinámica, describe una situación en la que los demás se tienen que involucrar. Reparte un folio a cada participantes donde aparece escrito en la parte superior esa situación ficticia. Cuanto más original sea, mejor. La propuesta depende de quién dirige la dinámica. Por ejemplo:

“Colócate como una persona invisible en una habitación. Estás viendo perfectamente a una pareja dentro de ella. Pon un nombre a cada persona para poder relatar los hechos que suceden en esa habitación.” (Podéis especificar si queréis que el relato sea erótico o dejar que cada persona interprete el enunciado como quiera).

 “Colócate como una persona que está viendo a una pareja en la misma habitación en la que te encuentras. Pon un nombre a cada persona para poder relatar los hechos que suceden en esa habitación”. (Puedes participar o no).

 “Visualízate en una habitación en la que estás acompañada o acompañado. Pon nombre a la otra u otras personas y relata los hechos que suceden en esa habitación”.

PASO 2: Cada persona del grupo se toma un tiempo estimado de 20 minutos (podéis acordar el tiempo que dediquéis a este paso) para relatar lo que sucede en esa habitación. Se les explica que no pongan su nombre real en la hoja y que escriban de una forma clara para que se pueda entender bien. Pueden colocarse de la forma que más cómodas se sientan para redactarlo.

PASO 3: El dinamizador recoge todos los relatos y los mezcla en una mesa. Les dice a los participantes que se coloquen en círculo a su alrededor y va repartiendo aleatoriamente los relatos. Si casualmente toca a uno de los participantes el suyo propio, se vuelven a mezclar y a repartir.

PASO 4: Aquí es donde jugáis a conoceros. Quien dirige la dinámica elige a un escritor y este lee el relato que tiene sobre el papel. Los demás tienen que adivinar de quién es el relato, en consenso. El organizador dirigirá el debate con el fin de que haya orden y nadie haga trampas. La persona que haya leído el relato no puede colaborar con la decisión, ya que puede que reconozca la letra del escritor. Tenéis 5 minutos para localizar al autor de tal fantasía. Si sois capaces de localizarlo y se confirma su identidad, este abandonará el juego. Se trata de que seáis originales y que potenciéis vuestra imaginación. Sí no os localizan no digáis quién lo ha escrito hasta el final. Gana a quien no localicen. Podéis jugar vuestras cartas y culpar a otros de la autoría del vuestro mientras se debate. Al fin y al cabo, aquí cuenta la picardía.

 


 

Descubriréis lo diferente que puede ser una situación, fantasía o realidad, para cada uno, enfrentándose al mismo enunciado. Y seguramente descubriréis hasta dónde llega vuestra propia imaginación. Bien…¿empezamos?