De Peculiares

Estas son las verdaderas razones por la que deberías ver ‘Sex Education’

21 de enero de 2019

Melanie Quintana Molero

Todo el mundo habla de la nueva serie de Netflix. Recomendaciones y más recomendaciones, y alguna que otra crítica, pero ¿te han contado realmente por qué deberías verla?

Antes de nada, para esas cinco personas en el planeta que todavía no han leído ni saben de qué va ‘Sex Education’, os resumimos la trama: es una serie juvenil que combina comedia y drama, y que a través de unos personajes, con los que es fácil sentirse identidicadx ya que intentan recoger las situaciones y vivencias más típicas de un adolescente (y no tan adolescente) en la actualidad; te cuentan la aventura de Otis, el protagonista, un chico con una madre Sexóloga (aunque ella se denomina: terapeuta sexual). Él siempre ha sido invisible en el instituto, pero un día, por una serie de desencadenantes, acaba ofreciendo terapia a uno de sus compañeros, y a Meave, la chica que le gusta y que casualmente está presente en este encuentro, se le ocurre que podrían hacer negocio con su sabiduría, ya que Otis tiene conocimientos y habilidades en relación a la terapia de pareja que pueden ofrecer a sus compañerxs de instituto a cambio de dinero. Otis decide aventurarse en este negocio por ella y a través de cada capítulo, teniendo como base su historia de amor, se tocan temas como el aborto, la violencia de género, el abandono familiar, el despertar del deseo, la homosexualidad, las eyaculaciones precoces, la masturbación, la importancia del diálogo en la pareja…

Teniendo esto como base he aquí nuestras 10 razones por las que te invitamos a ver ‘Sex Education’:

1. La Sexología como profesión: Muy pocas series y películas tienen protagonistas en torno a esta ciencia y en esta serie una de las protagonistas es terapeuta. A través de este personaje femenino es posible ver cómo trabaja una sexóloga, qué temas trata y el alcance de su sabiduría, rompiendo ideas como que una Sexóloga solo sabe de ‘follar’, ‘meterla’ o ‘sexo’.

Y también se habla de la importancia de este trabajo en una de las conversaciones que mantiene Otis con su madre, en la que este le pregunta qué hace bueno a un terapeuta, y ella le responde: “Algunos hacen esto por los motivos equivocados, por dinero o prestigio, lo ven como un trabajo, no como una vocación. Este es un curro en el que un error desencadenaría una crisis nerviosa que puede desembocar en décadas de daño emocional. Un buen terapeuta sabe que tiene una gran responsabilidad. Cuesta mantener el equilibrio, hay que escuchar a los demás sin que te arrastren sus problemas. Quienes cuentan son ellos.” [Episodio 2, minuto 2:08]

2. La importancia de la educación sexual: La mayoría de los que estáis leyendo esto sois consientes de la importancia que tiene en la adolescencia tener información de lo que te está pasando. La educación sexual es necesaria a todas las edades, pero es muy importante que esté presente en esta etapa. En la serie podemos ver una a las realidades a la que nos enfrentamos los profesionales de la sexología: No se recurre a nosotrxs cómo aprendizaje sino como última opción. Encontrándonos con dos tipos de situaciones, a) que el centro esté sufriendo una crisis por la falta de educación sexual y que llame a un profesional (tendencia a recurrir después de que pase y no como prevención para que no ocurra, convirtiéndonos en reparadores en vez de educadores), o b) por no gastarse un céntimo en la contratación de un profesional recurren a un profesxr, sin formación ninguna, para que eduque y hable de sexo y genitales (porque solo se tiende a tratar eso). [Episodio 1, minuto 32:35]

3. La masturbación como autoconocimiento: Uno de los temas que Otis trata en uno de los capítulos es la masturbación femenina. Una de sus compañeras viene con la inquietud de que a su pareja no le gusta que ella sobreactúe (y haga lo que se hace en el porno o lo que ella considera que les gusta a los chicos). A él le gusta que ella no finja porque le gusta que las chicas disfruten del sexo y le hace enfrentarse a la gran pregunta: qué quieres tú, qué te excita a ti; y ella no sabe qué responder así que acude a Otis quien le dice literalmente: “¿Y si piensas en las cosas que te gustan cuando te lo montas tú sola? […] Las mujeres se avergüenzan más por la masturbación que los hombres, lo ven como una especie de tabú, algo sucio y no lo es, antes de hablar con él, tendríais que averiguar que os funciona a ti y a tu cuerpo.” Con este tipo de mensajes están invitando a las chicas a descubrir su propia erótica, su cuerpo, sus propios deseos, y desmitificando el tema de la masturbación. La masturbación como autoconocimiento, este es el mensaje que está llegando a través de la pantalla, por lo que: chapó por Netflix. [Episodio 6, minuto 14:41]

4. No tienes un problema con tu cuerpo: También se tratan temas como lo unida que está la cabeza a las reacciones de nuestro cuerpo. El control que podemos tener sobre él con nuestro pensamiento y cómo nos influye el cómo vivimos esa situación: “Tienes que controlar el relato y no que el relato te controle a ti”. [Episodio 1, minuto 36:49]

5. Lo poderosxs que nos hace ser peculiares: Otro de los temas que se tratan en la serie es lo poderosxs que nos podemos sentir cuando nos enorgullecemos de ser quienes somos y cómo somos. Este tema se trata a través del personaje de Eric y su homosexualidad reprimida o su forma de ser y vestir. En uno de los capítulos podemos ver lo fuerte que nos hace explotar nuestra peculiaridad y sentirnos orgullosxs porque eso exactamente sea lo que nos hace únicos; resumiendo: empoderarnos. [Episodio 7, minuto 33:22]

6. Escuchar, ver y sentir: Tres cosas que nos hacen ver el mundo y vivir las relaciones de modo diferente según la atención que le prestemos a cada una de ellas. Otis en el segundo capítulo intenta demostrar a una pareja lo importante que es el se escuchen y se vean para poder sentirse. [Episodio 2, minuto 31:51]

7. Cada persona es un mundo: La profundidad que han creado con cada personaje ha permitido que nos metamos en situaciones como el aborto, la violencia doméstica, el maltrato, la violencia de género, la soledad, la incomprensión, el abandono, la necesidad que todxs tenemos de tener a alguien que nos escuche y nos apoye… Dando la posibilidad a la persona que está tras la pantalla a identificarse y vivir cada situación y a intentar comprenderla desde otros prismas.

8. Tu cuerpo tus decisiones: “Tú decides dónde, cuándo y con quién”, o eso decía Aitana. Este es otro de los temas que se tratan en la serie: la importancia de ser tú quien decide qué experimentar y con quién, si estás preparadx ahora o luego. Esto se hace a través del personaje de Otis y de Tanya, una chica que escribe novelas eróticas y está decidida a perder su virginidad lo antes posible, pero se encuentra con la situación de que aunque su cabeza quiere su cuerpo no, y se provoca un vaginismo. [Episodio 8, minuto 26:08]

9. Feminismo: Aunque no de manera explicita sí que es un tema que se toca a través del personaje de Meave quien lee a escritoras feministas y tiene ideas feministas.

10. Primeras veces: Y por último nos gustaría destacar la idea que recorre esta primera temporada de ‘Sex Education’ y de la que nosotras hemos hablado aquí en la revista: no existe una sola primera vez, la cuál identificamos con la penetración, cada primera vez es una primera vez. El primer beso, el primer abrazo… somos vírgenes todo el rato.

 

Ver trailer

De Peculiares

Escucha: Top 5 de videoclips con mensajes peculiarmente feministas del 2018

26 de diciembre de 2018

Melanie Quintana Molero

Ya queda menos para dejar atrás al 2018 y no nos podíamos despedir de este año sin hacer una recopilación de canciones y videoclips con mensajes feministas. Y como lo evidente es que el reggaeton y el trap están de moda, dos géneros que siempre se han tachado de machistas y de contener mensajes que cosifican a la mujer e incitan a la violencia, hemos querido rescatar a aquellos artistas que intentan romper con estos estereotipos dentro del género. Este es nuestro top 5 de las mejores canciones de este año con mensajes de empoderamiento, de reflexión y artistas que intentan llegar con otras ideas a la sociedad dentro del reggaeton y el trap.

1. Bad Bunny – Solo de mi 

(15 de diciembre 2018) – En este videoclip Bad Bunny intenta lanzar un mensaje contra la violencia hacía la mujer tanto con la letra de la canción como con las imágenes que la acompañan.

Letra:

No me vuelvas a decir bebé (¡No!)
Yo no soy tuyo ni de nadie, yo soy sólo de mí
No me vuelvas a decir bebé
Ya tú lo sabe' que yo no estoy ni un poquito pa' ti

[…]

Que me quisiste, te lo agradezco, ey
Pero no te pertenezco

 

2. Lapili y Girafa Rey – No depilada

(25 de septiembre 2018) – Este duo que ya nos conquisto con su canción Cómeme el dónut, volvió a la carga con un mensaje que no ha pasado desapercibido para nadie. Su misión desmontar estereotipos de mujer.

Letra:

Ella esta velluda, por donde suda 
no hay duda, le falta papa, le sobre pechuga 
como lapilli no hay quien la sacuda 
ella es belleza, belleza velluda

[…]

Me quiere lapidar, por que no voy depilada 
pili viene depilar, es mi estilo capilar 
lapili es peculiar, pa culiar, peculiar 

 

3.  Ariana Grande – God is a woman

(13 de julio 2018) – En una misma canción Ariana habla de sexo, poder femenino, religión, fe y poder. Representa a la mujer como una diosa, con el control de su vida y con confianza en sí misma.

Letra:

My one, when all is said and done
You’ll believe God is a woman […]

I don’t wanna waste no time
You ain’t got a one-track mind […]

And I can tell that you know I know how I want it
Ain’t nobody else can relate
Boy, I like that you ain’t afraid […]

 

4. Lola Indigo – Ya no quiero ná

(19 de julio de 2018) – La canción habla en primera persona y se dirige a un hombre a quien define como serpiente y manzana envenenada, haciendo el símil perfecto con Eva, a la que siempre se le ha considerado la culpable de que "nos expulsaran del Edén" en la religión cristiana. Lola le pone voz a aquellas mujeres que se han cansado de una relación tóxica y deciden acabarla y darse un chute de autoestima.

Letra:

En la baraja la reina soy yo […]

Que estabas imaginando 
Que yo bailaba pa’ ti ná más 
No, de ti yo ya no quiero ná […]

Fuiste mi perdición, la serpiente que me engañó 
Esa manzana ya la he probao’ yo […]

Si yo bailo no es pa’ ti ná más 
No, de ti yo ya no quiero ná  

 

5. Ana Guerra y Juan Magan – Ni la hora

(6 de julio 2018) – El tema de la canción es el de una mujer que no necesita a un hombre para ser feliz y por eso mismo el hecho de que la canción la cante junto a un hombre que intenta reconquistarla puede que rechine un poco a algunos ojos feministas, pero no podemos descartarla ya que creemos que los mensajes que lanza Ana son dignos de mención. 

Letra:

Hola, mira que bien me va sola
Nadie a mi me controla
Y aunque me lo pidas ya no te doy ni la hora […]

Porque crees en lo que dicen que
Que es lo que es tuyo siempre regresa
Pero no regresé

De Peculiares

“Vivimos en una sociedad que castiga mucho el placer femenino”

Lara Castro

Entrevista a Lara Castro

Mujer emprendedora en el mundo de la sexualidad y la erótica. Estudió psicología porque tenía clarísimo desde los 14 años que su objetivo era ser sexóloga y ahora no concibe una ciencia sin la otra

5 de diciembre de 2018

Entrevista de Melanie Quintana Molero

La mente humana le apasiona y su influencia en la vivencia de la sexualidad le fascina. Se le conoce por todos los proyectos que tiene entre manos y por ser una persona entregada en lo que le apasiona. Sabiendo el desconocimiento que hay sobre la Sexología como ciencia hemos querido conocer a Lara en persona para aclarar con ella todas las dudas que produce el mundo de la erótica, la sexualidad y el sexo.

¿Por qué Sexología?

Por el vínculo con las emociones y la influencia que tiene el sexo en las relaciones de pareja. Decidí que yo quería ayudar a todas esas personas que tenían un conflicto con su sexualidad que las alejaba del bienestar. Quería aportar mi granito de arena en una sociedad que recibe tan poca educación sexual y, en numerosas ocasiones, de muy mala calidad e incluso con información que no es cierta o desde emociones como la culpa o el miedo.

¿Qué te impulsó a estudiar esta ciencia?

Es curioso porque siento que no tuve que tomar ninguna decisión. Siempre lo tuve clarísimo, como si esa fuera la única opción. Y mira que me gustaban otras profesiones (sonríe), como todo lo relacionado con el mundo de los caballos y el diseño de joyas con piedras, que curiosamente al final he integrado también en mi trabajo a través de la terapia asistida por caballos y con las piedras en forma de huevo para la vagina.

¿Crees que cambió tu vida erótica?

Yo creo que sí, que tener todo ese conocimiento me ayudó a aumentar mi seguridad en ese aspecto y a saber lo que estaba haciendo, incluso con las personas a las que acompaño en su proceso de crecimiento sexual.

Si tuvieras que destacar algún momento en particular que marcara un antes y un después en cómo vives tu sexualidad, ¿cuál sería?

Cuando decidí que mi sexualidad era mía y que yo tenía toda la responsabilidad de conocerme y respetar mi cuerpo. Este es un proceso muy importante, especialmente para las mujeres, que todavía tenemos mucha presión social de vivir nuestra sexualidad enfocada a la satisfacción masculina. Aunque también hay muchos hombres que sienten la presión de tener que satisfacer en todo momento. (Puntualiza) Pero también recuerdo como un momento importante en mi erótica cuando integré mi práctica espiritual en la sexualidad, cuando dejé de vivir el sexo como simplemente algo físico y pude empezar a expandir el placer por todo mi cuerpo e incluso más allá, disfrutando de los orgasmos energéticos y de la conexión conmigo misma y con la otra persona.

¿Qué le recomendarías a alguien que se quiera animar a estudiar Sexología?

Lo primero que me sale decirle es que es una profesión apasionante y que se la recomiendo al 100%. Después, que tendrá que estar en continuo aprendizaje, investigación y experimentación, así que se necesita una gran vocación y motivación. ¿Por dónde empezar? Siempre, por el autoconocimiento. Es necesario que haga un proceso propio de crecimiento personal.

Entrevista a Lara CastroMucha gente desconoce qué estudiamos.

Sí, y esto a algunos les crea confusión o curiosidad. En Sexología se estudia el desarrollo de la sexualidad a lo largo de la vida y las distintas etapas, los géneros, las orientaciones, el tratamiento de las diferentes problemáticas sexuales, las posibles prácticas y maneras de vivir la sexualidad... En definitiva, todo lo que engloba el mundo de la sexualidad.

¿Recomendarías cualquier formación?

La verdad es que recomendaría buscar una formación que sea práctica y que incluya una gran parte de crecimiento sexual. Cuando creé el Máster en Crecimiento Sexual y de Pareja, para mí fue una prioridad ofrecer clases de contenidos muy prácticos y que fueran impartidas por profesionales muy especializados en cada materia en concreto. Porque a veces lo que te encuentras en las formaciones de Sexología son clases basadas en las teorías clásicas de siempre, que por supuesto hay que leerlas y conocerlas, (recalca) pero creo que los Masters deben ir mucho más allá de los libros y enseñar el cómo llevar a cabo la profesión que has elegido.

Cada persona y cada vivencia es un mundo pero ¿cuál es la demanda que más resuelves en consulta?

El dolor vaginal y, en general, la falta de satisfacción sexual de las mujeres. Vivimos todavía en una sociedad que castiga mucho el placer femenino y eso se nos puede traducir en distintos síntomas que aparecen en nuestra zona genital, como es el caso de la tensión en la zona, que produce dolor durante la penetración o en otro tipo de actividades, como ponerse un tampón. Para mí es muy importante ofrecer un tratamiento integral, que contemple la parte mental, emocional, física y energética.

 ¿Crees que en esta sociedad hace falta más educación sexual?

¡Definitivamente, Sí! Todavía se tiene la creencia de que dar información sexual en la infancia y adolescencia es llevarles a tener muchísimas relaciones sexuales. Cuando la realidad es que, si quieren, las van a tener igualmente, pero sin la información adecuada. Y eso es lo que produce el aumento en el número de contagio de infecciones de transmisión sexual. ¡Una verdadera lástima casi entrando en 2019!

¿Qué crees que habría que cambiar?

La verdad es que mi sueño es que algún día se imparta educación sexual de calidad en todos los colegios y que todas las personas tengan acceso a una educación digna en ese sentido. Sabiendo que, además, una parte importantísima de la educación sexual es la educación emocional y el trabajar la autoestima, fundamentales para un desarrollo feliz.

Eres una mujer emprendedora que tiene varios proyectos alrededor de la sexología.

Sí, mi mente siempre está pensando en proyectos que contribuyan al bienestar sexual de las personas. Siento que es una de las aportaciones que puedo hacer. (Sonríe) Llevamos cerca de diez años con La Escuela de Sexualidad del Institut Gomà en Barcelona, en la que formamos en Sexualidad a distintos niveles, tanto a la persona que viene a buscar conocimientos para aplicar en su vida personal o conocerse, como a la persona que busca dedicarse profesionalmente a la sexología. La Escuela Sexual que es un nuevo proyecto que dirijo junto a Jose Toirán, en el que ofrecemos diferentes formaciones online, estamos creando nuevos cursos para aumentar la satisfacción sexual en todos los niveles y el bienestar personal, pero ¡de momento no puedo contar más! (Ríe a carcajadas); y Placer ConSentido dirigido mayoritariamente a mujeres que quieren divertirse en una reunión de juguetes eróticos y aprender de la mano de una profesional de la sexología que les aportase contenidos de calidad.

Así que además tienes una tienda de juguetes eróticos.

Sí, y lo que más me gusta es que es una tienda libre de estereotipos de género y de mitos sexuales y que ofrece una visión positiva de la sexualidad. Trabajamos mucho con productos artesanos y ecológicos, siempre buscando la salud en la sexualidad.

Libro Placer ConSentido

También te animaste a escribir una guía de autoconocimiento sexual.

Así es, lo divertido es que surgió de la nada. Empecé a grabar junto a Marcel Noll un CD con ejercicios grabados y composiciones musicales, y en el proceso pensamos que al CD le tenía que acompañar un librito y así fue como en un mes de agosto me puse a escribir y nació el libro, que es como un cuaderno de crecimiento erótico, como los cuadernos de vacaciones de los niños, pero en versión sexual y para adultos. (Ríe) Es un libro que te hace preguntas y te lleva a reflexionar y tú vas respondiendo en el mismo libro y haciendo los distintos ejercicios que te plantea.

Pero eso no es todo, tampoco es la primera vez que diriges la Escuela Sexual del SEB.

Llevo años pensando que tenemos que estar presentes en el SEB para cambiarlo desde dentro, como el caballo de Troya. Para poder ofrecer educación de calidad a todas las personas que lo visitan. Y eso estamos consiguiendo, que se cuestione otro enfoque del salón, aunque el cambio auténtico necesite de unos años para integrarse de verdad. Tengo mucha paciencia, ¡así que seguiremos luchando!

¿En qué hacéis más énfasis?

En la libertad y la igualdad sexual, en el huir de los estereotipos de género y en que no hay una sexualidad catalogada como ‘normal’. En dar espacio para que cada persona decida cómo quiere vivir su sexualidad. Trabajamos mucho desde las emociones para dar las herramientas que ayuden a gestionarlas y a soltar todo aquello que produce bloqueos a nivel sexual. Además de abrir la mente a la multiorgasmia, a la eyaculación femenina, a la importancia del trabajo del periné, a los partos con placer…

¿Vas notando cambios con años anteriores?

Sí, de hecho este año ha sido realmente espectacular la acogida que hemos tenido. El primer día, nada más abrir las puertas del Salón, ya vino gente a preguntarnos que a qué hora empezábamos las charlas porque habían venido desde lejos solo para escucharnos. Realmente ha sido impresionante. Ha habido colas de una hora para entrar a nuestras conferencias y hemos recibido muchísimos mensajes de agradecimiento de las personas que vinieron. La verdad es que nos fuimos muy emocionados de todo lo que vivimos este año, aunque nos hubiera gustado poder atender a todas las personas y que no tuvieran que hacer tanto rato de cola, así que esperamos que para el año que viene se tomen las medidas necesarias para que no se repitan estas condiciones.

De Peculiares

No soy tuya, soy mía

Día contra la violencia de género

25 de noviembre de 2018

Melanie Quintana Molero

¿Sabías que 43 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas en 2018? Y ya van 971 desde el 1 de enero de 2003, cuando se empezaron a contabilizar. Y todavía nos preguntan ¿por qué nos manifestamos? Porque al parecer todavía no se han dado cuenta que NO SOMOS SUYAS. Suyas para hacer lo que quieran con nosotras, con nuestra vida. Porque todavía hoy gran parte de la sociedad vive en el patriarcado, aceptando la situación de dominio masculino.

¿Y sabíais que los meses con mayor tasa de asesinatos son septiembre, seguido de julio y agosto? Los que deberían de ser considerados meses de vacaciones para pasar tiempo con nuestra pareja resulta que son la puesta en marcha del contador. ¿Y sabíais que el año pasado por estas fechas ya eran 44?, ¿y que al final del año fueron 51 mujeres las que perdieron la vida?

¡Ya no me callo! Ni yo, ni ninguna de nosotras. Y por eso salimos a la calle, para decir, una vez más: ¡Basta! Por nosotras y por las mujeres que nos han robado, para darles voz a aquellas que ya no la tienen. Hoy es un día para recordar, pero también para reivindicar.

Para recordar porqué el 25 de noviembre salimos a la calle a chillar bien alto que no queremos que nos maten. Para recordar a las dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, las tres hermanas que fueron asesinadas en 1960 por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, del que eran opositoras; y por las que en 1999 la ONU se sumó a la jornada reivindicativa y declaró el 25 de noviembre ‘Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer’, lo que hoy día conocemos como el ‘Día contra la violencia de género’.

Si todavía te preguntas por qué salimos a la calle, que sepas que es para homenajear a estas mujeres y a todas las que mataron anteriormente y de las que nadie supo nada. Para homenajear a aquellas que están muriendo ahora, para decirles de manera simbólica que no les hemos olvidado y para intentar que no muera ninguna más.

Chillamos y hacemos ruido para reivindicar que no somos de nadie, que la única propiedad sobre nosotras mismas la tenemos nosotras mismas. Para decirle a la sociedad que no puede llamarse demócrata si tolera que a las mujeres se les esté maltratando y asesinando.

Hoy salimos a la calle porque todavía hoy muchas mujeres a un espacio al que deberían de llamar hogar lo están llamando tumba. ¡Y ya no me callo! Ni yo, ni ninguna de nosotras. Para decirles a todas aquellas mujeres que todavía piensan que un insulto, un empujón, tener relaciones sexuales contra su voluntad o no poder ver a su familia o amigos porque a su pareja no le gusta, no quiere o no le deja, NO ES NORMAL.

Salimos para dar fuerzas a aquellas mujeres que viven en esta situación de miedo y ataduras. Para decirles que se puede denunciar, que aún están a tiempo. Para decirles a los jueces que si sueltan a aquellos hombres que se demuestra que les han pegado a sus mujeres y que estas corren un grave riesgo, no les suelten. Para que lo que empezó como un insulto ‘inofensivo’ no se convierta en un número más de la lista.

Para que no seamos nosotras las que después de denunciar tengamos que vivir con miedo de que nos persigan. Porque no queremos tener que llevar seguridad, un perro o un chip para que no nos maten, para sentirnos libres. Porque somos libres. Porque no soy tuya, soy mía. ¡Entérate!

De Peculiares

Black Friday Peculiar

Nosotras también nos sumamos a proponer marcas con grandes descuentos por el Black Friday, pero... a nuestra peculiar manera. Creemos que la lencería femenina siempre ha sido una herramienta para sentirnos más deseadas, por nosotras mismas y por quien nos mira, y es por eso que hoy, en este viernes de descuentos, nos hemos lanzado a buscar las mejores ofertas en ropa interior femenina. Aunque bueno... más que calidad o grandes descuentos buscábamos aquellas marcas que utilizaran cuerpos, pieles, curvas y edades diversas para mostrar sus ofertas. 

Este es nuestro TOP 5 de tiendas de lencería peculiares: 

 

Descuentos en Aerie, Black Friday

 

Aerie

Es una compañía estadounidense de lencería que paso a formar parte de la historia de la industria de la moda por abandonar la práctica del retoque con Photoshop en sus campañas publicitarias.

Descuentos Loney, Black Friday

 

Lonely

Es una marca de lencería nacida en Nueva Zelanda que comenzó ha cambiar los estándares de sus modelos cuando decidió colaborar con actrices de series de televisión que eran distinguidas por sus tallas. Tal fue su éxito que ahora muestran a chicas extremadamente delgadas, robustas, tatuadas, con estrías, con vello en las axilas...

Descuentos Curvy Kate, Black Friday

 

Curvy Kate

Es una marca de lencería femenina de tallas extras. Hace poco lanzaron una colección llamada 'El nuevo sexy' protagonizada por mujeres de todas las tallas, colores de piel e incluso con diversidad funcional.

Descuentos Naja, Black Friday

 

Naja

Catalina Girald, cofundadora de la marca Naja y la actriz ganadora del Globo de Oro en 2015 fue la responsable de la campaña Nude For All, una colección de lencería que intenta combinar a mujeres con diferentes colores de piel, etnias, tallas y edades.

 

Descuentos Savage X Bralette, Black Friday

 

Savage X Fenty

Esta es la marca de lencería de Rihanna. La hemos seleccionado no solo porque nos guste ella, sino que también porque nos gusta su idea de marca, en la que son mujeres diversas las que muestran sus productos.

 
De Peculiares

“La mayoría del porno que se consume es machista”

Silvia Rubí

Silvia Rubí, entrevista de Somos Peculiares

En 2016 ganó el premio NINFA a mejor actriz y mejor escena amateur como productora de cine para adultos. Este año nos ha dado qué pensar tras protagonizar el vídeo promocional del Salón Erótico de Barcelona con una pregunta que ha dado la vuelta al mundo: ¿y tú cómo aprendiste a follar? 

12 de noviembre de 2018

Entrevista de Melanie Quintana Molero
Fotografías de Gabriel Sergent

Porque “en una sociedad sin educación sexual, el porno es tu libro de instrucciones”, y de eso ella sabe un montón. Sincera, divertida y cañera. Esta es Silvia Rubí:

Tenemos curiosidad, ¿de dónde surgió tu nombre?

(Ríe) La verdad es que tiene su historia… Antes usaba Nadine Dalle como nombre pero me sugirieron cambiarlo por algo más catalán ya que trabajaba para Conrad Son y creíamos que era buena idea. Con lo que no contaba yo era con que me fuesen a preguntar un trillón de veces si soy de Rubí, un municipio de Barcelona (vuelve a reír).

¿Qué es lo primero que te llamó la atención sobre el sexo?

La búsqueda del placer supongo. Me preguntas por algo que sucedió hace muchísimos años… (Sonríe) Pero sí, si tuviera que decir qué fue lo primero que me llamó la atención creo que diría el placer.

Para los que no te conozcan: ¿a qué te dedicas?

Me dedico solo y exclusivamente al entretenimiento para adultos.

¿Tú lo consumes?

Por supuesto. Yo consumo porno, pero no lo consumo con el fin de masturbarme. El que consumo suele ser de mis compañeras que apuestan por un porno alternativo, cinematográfico, cercano y ético.

¿Recuerdas la primera vez que viste porno?

Sí. (Ríe) En primer formato que vi fue el hentai con once años más o menos. Luego recuerdo ver porno con mi mejor amiga en formato vídeo con trece o catorce años, nos reímos por la situación pero ya sabíamos más o menos qué íbamos a ver, lo habíamos hablado (vuelve a reír).

¿Entre vosotras?

En realidad lo hablamos con una de mis tías con la que teníamos una buena comunicación en todo lo referente a la erótica y a la educación sexual.

¿Qué recuerdas de esa película?

El momento chungo que vivimos mi amiga y yo cuando el actor se corrió en la boca de la muchacha. Recuerdo que nosotras estábamos comiendo chocolate blanco y ese momento nos pareció bastante asqueroso. Éramos vírgenes y no sabíamos, en ese momento, si esa práctica podría gustarnos o no (Ríe a carcajadas).

¿Qué te impulsó a meterte en esta industria?

La verdad es que me llamaba la atención. Siempre he buscado hacer algo relacionado con el tema audiovisual, de hecho empecé haciendo publicidad y fue entonces cuando descubrí que no era mi rollo. En 2006 me fui a Gran Canaria y estuve rodando durante un fin de semana un trío con una pareja alemana. Cuando volví a Barcelona me dí cuenta de que era lo mío y que quería seguir experimentando. Después de un tiempo la industria del porno robo todo mi interés y decidí dedicarme a ella en exclusiva.

Este año has protagonizado el vídeo promocional del Salón Erótico de Barcelona. En el vídeo habláis de que los jóvenes descubren su sexualidad a través del porno, pero que al hacerlo de esta manera también se están llevando mensajes y conductas negativas de él, ¿qué otros métodos les recomendarías para informarse y descubrir su sexualidad?

Sobre todo recomiendo que en las escuelas se dejen de tanta mojigatería y que desde dirección tengan menos miedo de los padres, ya que con ellos se podrían diseñar planes de estudio para las clases de educación sexual. Unos planes coherentes a la realidad del momento. 

Silvia Rubí, entrevista de Somos Peculiares¿Crees que en esta sociedad hace falta más educación sexual?

Por supuesto, desde luego el nivel que tenemos ahora mismo es muy muy bajo.

En el vídeo hablas de que el porno tendría que cambiar, ¿cómo debería de ser ese porno?

Realmente digo que el porno mainstream (corriente principal) no debería ser precisamente el más machista. Obvio entiendo las fantasías sexuales y respeto que te puedas excitar viendo una humillación. Pero creo que cuando no está en contexto acaba convirtiéndose en una degradación y hoy en día deberíamos ser todos y todas conscientes de ello, ser capaces de verlo y de no aceptarlo.

¿Crees que la mayoría del porno que se produce es machista?

Creo que la mayoría del porno que se consume lo es.

¿Existe el porno feminista?

SÍ, con mayúsculas. Es el post porno que existe y se define por cómo son los roles en las escenas, el diálogo y las prácticas que se ven en ellas.

También hablas de porno ético.

Para mí el porno ético es aquel que se produce de forma ética. Con performers locales, cumpliendo con los derechos laborales de estos mismos, donde los guiones son aprobados por todos y todas… un porno ético (Ríe).

Este año en el SEB habéis estado al frente muchas mujeres, dirigiéndolo.

Y no sabes cómo me alegro. Las mujeres en esta industria hemos sido mayoritariamente relegadas a ser actrices y ya. El hecho de dirigir, de crear, de tomar decisiones ha sido algo bastante exclusivo para los hombres. Crear más diversidad es seguramente un punto clave y que este año el SEB nos haya dado ese papel es realmente de agradecer.

De Peculiares

¿Qué es un beso Singapur?

¿Qué es un beso Singapur?

29 de mayo de 2018

Melanie Quintana Molero

Empecemos por explicar que no es un beso con la boca. La historia de este beso tiene miles de años y se dice que adquirió fama gracias a una prostituta de Singapur que era capaz de introducir y expulsar el pene solo y exclusivamente con movimientos de su vagina.

Este tipo de beso se empezó a llamar Pompoir cuando la técnica se extendió por Francia, así que podéis encontrar más información buscando ambas palabras en Google. Incluso hay algunos vídeos de esta técnica si sabéis dónde buscar. Y lo magnifico de esto es que todas las vaginas pueden dar un beso Singapur.

Es más sencillo de lo que creéis, solo hace falta tiempo y práctica. Se trata de contraer y relajar la vagina durante la penetración. Concretamente, es el músculo pubocoxígeo el que se encarga de estimular el pene con los movimientos de contracción.

Muchas mujeres lo hacen de forma natural, sobre todos aquellas que sean más conscientes de su suelo pélvico y lo ejerciten de manera rutinaria. A otras seguramente esto les suene a chino, porque nunca lo han puesto en práctica, pero es muy fácil y empezar a hacerlo sin duda alguna tiene su gracia.

Puedes practicar la próxima vez que vayas al baño, intentando cortar el pis a la mitad durante unos segundos. Ese ejercicio te ayudará a identificar ese músculo y controlarlo para que en el próximo encuentro puedas hacer el mismo ejercicio. También puedes ponerlo en práctica en cualquier momento: es imperceptible a simple vista, así que solo tú sabrás que lo estás ejercitando, dándote la posibilidad de hacerlo en el autobús o mientras andas.

Ya no solo por sumar esta experiencia a tu vida erótica, pues este ejercicio te servirá para mantener en forma parte de la zona pélvica y evitar en un futuro las pérdidas de orina. ¡Ah! Y recuerda que esta práctica no es solo para él, está comprobado que tú conseguirás intensificar tu orgasmo, así que… ¿a quién le apetece besar esta noche?

De Peculiares

¡Chúpame la sangre del coño!

21 de noviembre de 2017

Melanie Quintana

Menstruación, periodo, regla. Llámalo como quieras. El caso es: ¿se puede follar sangrando sí o no? Sí, se puede, siempre se puede, otra cosa es ¿te apetece? Que es realmente la pregunta a la que me gustaría responder, pero tristemente nos preguntamos más si se puede o no hacer algo, que si realmente nos apetece.

En fin, sea como fuere, es un momento del mes en el que te preguntas cómo Edward podía estar con Bella sin morirse por chuparle la sangre del coño, o… Damon con Elena (chiste que comprenderán los fans de los vampiros). Tonterías aparte, es un momento en el que las mujeres viven un cambio hormonal, que puede hacer que se dispare su libido o que se reduzca, dependiendo del caso.

 

Claro, esto si queremos que el encuentro sea penetrativo.
En el caso de que no sea así, libre albedrío

 

Hay quien puede ser reticente a mantener relaciones o encuentros por la sangre –algo por cierto muy natural que nos hace ser humanos –, por asco, por cultura, por prohibición. La mayoría de las veces estos ascos, heredados o adquiridos, son los que controlan nuestros deseos.

He de decir que no existe ninguna contraindicación en mantener encuentros eróticos mientras la tenemos y que en ocasiones pueden llegar a suponer grandes beneficios para nosotras, ya que la penetración ayuda a liberar tensión pélvica y reduce el dolor menstrual durante estos días.

Es la sangre que más nutrientes tiene y no provoca infecciones, aunque sí que es verdad que de haber alguna bacteria o algún virus que pueda provocarlas con la sangre es más fácil que se trasmita. Solución: preservativo.

Siempre podemos utilizar una toalla si no queremos manchar, o jugar con nuestra imaginación y hacerlo en sitios donde no nos importe ensuciar, como puede ser la ducha. En el caso de que a ellos les de apuro meterla y que salga llena de sangre, existe una esponja que nos la podemos introducir –o que nos la introduzcan como parte del juego – dentro de la vagina. Esta absorbe la sangre y podemos prevenir el ataque vampiresco – cosa que si os apetece probar podría valer y ser muy divertido dentro del encuentro –.

 

La penetración ayuda a liberar tensión pélvica
y reduce el dolor menstrual durante estos días

 

Una vez finalizada la aventura es tan fácil como retirarla con los dedos y, si por lo que sea no llegáis, mojándola en la ducha, del peso, se acerca más a la entrada vaginal. Incluso con movimientos de suelo pélvico específicos es mucho más sencillo sacarla. Pero tranquilas, en ningún caso se va a perder dentro de nosotras para siempre.

Claro, esto si queremos que el encuentro sea penetrativo. En el caso de que no sea así, libre albedrío. Si por lo que sea os sentís más cómodas u os apetece mostrar los genitales pero que no se vea el cordón del tampón ni la compresa, siempre podéis utilizar la copa menstrual.

Lo primero siempre es que os apetezca y claro está que le apetezca a la otra persona que se dispone a jugar contigo. Eso sí, aseguraos de que no sea vampiro antes de decirle: ¡Chúpame la sangre del coño!

 

De Peculiares

La fábrica de los deseos

El Salón Erótico de Barcelona celebra su vigésimo quinta edición cargado de porno, arte, erotismo y educación sexual

16 de octubre de 2017

Crónica de Rubén Olveira 
Fotografías de Melanie Quintana

BARCELONA - Visitar el Salón Erótico de Barcelona es una experiencia en sí misma. Así lo fue para Bibian Norai hace más de dos décadas. Con los nervios de punta y la adrenalina corriendo por sus venas, pagó su entrada como el común de los mortales y se adentró tímidamente en un micromundo donde lo que habitualmente es íntimo e implícito se volvía público y explícito. Pero su timidez duró poco. Tras observar cómo los espectadores devoraban con la mirada a las actrices y actores de los shows, le picó la curiosidad de qué se sentiría en un escenario rodeado de atentas miradas, bocas abiertas y cámaras, muchas cámaras. Así que en cuanto tuvo ocasión, subió como espontánea y el resto ya es historia.

Bibian Norai es actriz y directora de cine porno, protagonista de Marranas con ganas -la única película de este género traducida al euskera- y nuestra guía en el Salón Erótico de Barcelona. Siguiendo la estela de su vestido de cuero negro escotado, nos adentramos en el pabellón de la Vall d’Hebrón, un polideportivo construido para albergar en los Juegos Olímpicos de 1992 las competiciones de voleibol y pelota vasca y que, desde el jueves hasta hoy, ha acogido la vigésimo quinta edición del Salón Erótico de Barcelona.

Con los brazos abiertos, Bibian nos da la bienvenida al que desde hace 21 años ha hecho su reino. Las exposiciones de arte, los puestos de sex-shops y tiendas eróticas y las casetas de diferentes productos cercan el corazón de la feria: los escenarios donde tienen lugar los shows en directo. En frente, decenas de fotógrafos al pie del plató apuntan ansiosos con sus teleobjetivos dispuestos inmortalizar hasta el último detalle del momento.

Tras unos segundos observando a unos y a otros, Bibian nos guía a través del público, principalmente masculino. Así llegamos, primero, al Aula de Sexo, un espacio separado en el que sexólogos y otros profesionales ofrecen charlas de formación que van desde talleres del suelo pélvico al misterioso tantra. Después, nos acompaña a visitar el Área Swinger, una zona que simula un club de intercambio de parejas, donde nos espera Pepe Cera, también veterano del Salón Erótico de Barcelona. En ambos espacios el porcentaje de mujeres visitantes es cuantiosamente superior.

Con un cálido abrazo, Bibian se despide de nosotros y nos anima a descubrir los secretos del Salón Erótico por nosotros mismos. Acto seguido, se pierde entre bambalinas. Los asuntos de organización no perdonan. Ni siquiera a ella. A ella menos que a nadie.

Como otros tantos años, el Salón Erótico de Barcelona asegura apostar por la diversidad. Así lo ha hecho ver en spots como el de este año, Normal, y así lo ha demostrado ofreciendo foros para reflexionar sobre discapacidad y sexualidad, entre otras temáticas. Sin embargo, respecto a los shows, baste decir que son muchos, sí, pero poco diversos, también. Unas performance que, no tanto por su presencia pero sí por ausencia de alternativas, únicamente contribuyen a perpetuar en el imaginario social el concepto de coitocentrismo. La escasas excepciones: las prácticas BDSM, que van desde el Shibari a la dominación o al sado médico, los espectáculos de pole dance o las clases didácticas con prácticas explícitas del proyecto Pornoeducativo.

Más allá de moralinas maniqueas y dualistas, de críticas simplistas y (neo)puritanas, el Salón Erótico de Barcelona, con sus más y sus menos, con sus diversiones y sus (uni)versiones, ofrece un espacio en el que disfrutar, conversar y reflexionar sobre los sexos, la erótica y los placeres. Bienvenidos a la fábrica de los deseos.

*Crónica publicada en el periódico Deia