De Peculiares

Expresiones que deberías evitar cuando vas a hablar de transexualidad

 Chrysallis EH: Asociación de familias de menores en situación de transexualidad.

expresiones a evitar cuando hablamos de transexualidad

23 de enero de 2019

Chrysallis Euskal Herria

Para cualquier aparición de nuestras familias en los medios de comunicación hemos constatado la importancia de tener un conocimiento básico sobre la realidad de la transexualidad en la infancia. Por eso, estas aclaraciones quieren servir como base para realizar ese acercamiento.

Expresiones a evitar:

Hay algunas expresiones que, desde el desconocimiento, a veces se usan en los medios de comunicación o entre las personas de a pie y que, además de incorrectas, resultan ofensivas e hirientes:

"Niños (o niñas) nacidos (nacidas) en un cuerpo equivocado"

Como con el resto de las personas, ¿cómo va a ser equivocado el cuerpo de alguien, su cuerpo? El cuerpo ni es ni no es equivocado. El cuerpo es. Y cada cuerpo es como es. Diverso, porque no hay dos cuerpos iguales. Decidir qué cuerpos son buenos y cuáles no, qué cuerpos son correctos y cuáles equivocados, es algo que no tiene que ver con la observación objetiva de la realidad. Si hay algo equivocado, en todo caso, será la mirada de la sociedad, la mirada de los demás.

"Una niña nacida con cuerpo de niño" (o al revés)

Si es una niña, su cuerpo es el de una niña, el de esta niña. Eso sí, tiene pene y testículos, tiene genitales masculinos, es decir genitales que son como los de la mayoría de los niños. Masculino, en el sentido de que estadísticamente se da más en hombres.

Todas y todos tenemos características masculinas y femeninas, cada uno/a en diferente medida.

Lo que hace especial el caso de los niños y las niñas en situación de transexualidad es que los caracteres sexuales que miramos para etiquetar desde fuera, los genitales, nos lleva a pensar a los demás que es un niño, cuando en realidad es una niña (o al revés).

"Un niño que quiere ser niña" (o al revés)

Ser niña o niño no es una cuestión de voluntad, no se elige. No es "lo que quiero ser", sino "lo que soy".

En todo caso, lo que estos niños y niñas quieren es que los demás les vean, que les vean como la niña o el niño que en realidad son. No es “quiero ser niño”, sino “quiero que los demás acepten que soy un niño”.

"Los transexuales..."

No son "transexuales". Son niños y niñas. Niños con vulva y niñas con pene.

Niños y niñas con una condición peculiar, la de la transexualidad, que hace referencia al hecho de que su sexo no corresponde con el sexo asignado al nacer en atención a sus genitales.

En todo caso se utilizaría el término como adjetivo, no como sustantivo.

"Sexo biológico"

Muchas veces se usa esta expresión para referirse a los genitales, y en ocasiones también a los cromosomas o a niveles hormonales. Pero esa expresión mezcla diferentes sexuaciones sin tener en cuenta que, por ejemplo, hay mujeres que tienen cromosomas XY y que tienen vulva, o mujeres con cromosomas XX y niveles de testosterona mayores que la media de los hombres...

De hecho, hablar de “sexo biológico”, “sexo psicológico”, etc. no genera más que confusión. Lo que observamos son diferentes rasgos que se van sexuando, como hemos señalado, en una y en otra dirección, en masculino y en femenino. Mejor haríamos en hablar de sexuación cromosómica, sexuación gonadal, sexuación genital, etc. Y si hablamos de “el sexo”, sólo tendrá sentido hacer referencia al sujeto en sí, y no a partes o porciones del mismo.

De Peculiares

Lee: 5 libros para cuando te pregunte sobre su sexualidad

Cuentos para hablarles de sexualidad

25 de diciembre de 2018

Lucia Sumillera, Ciesex

Dicen que la curiosidad mató al gato, pero no creo que fuera por preguntarse para qué sirve el ombligo o de dónde venimos. Hablar de sexualidad es difícil, incluso de los conceptos más puramente biológicos que son por los que los niños y niñas suelen empezar a preguntar.

– ¿Qué es eso?

– Se llama pezón, tú también tienes. Cuando las niñas crecen también crecerán sus pechos y los pezones serán más grandes. Los pezones de los niños son más pequeños que los de las niñas y a ellos no les crecerán.

El cuerpo genera curiosidad, tanto el propio como el ajeno, y las diferencias aún más. Por ello, no está de más tener una serie de recursos a nuestro alcance que nos ayuden a salvar los muebles con honestidad.

Los cuentos son una herramienta de apoyo para poder hacerlo, aunque lo más importante son las ganas. Visualmente son útiles para lo que queremos explicar, ofrecen conocimientos desde la diversión y la fantasía, y fomentan un espacio para el vínculo.

Aunque cada vez hay más cuentos para hablar de sexualidad desde la infancia os mostraré alguno de mis favoritos.

1. Mamá puso un huevo

Mamá puso un huevoAutor: MAYLE, Peter

Editorial: Maeva Young

Edad: 3-6 años

Mamá puso un huevo es un cuento divertido donde los expertos son los niños y niñas y los padres no parecen estar muy enterados. Desde el humor y de forma muy sencilla explica de dónde vienen los bebés dejando fuera las semillitas, los dinosaurios o los mazapanes que poco tienen que ver con esta historia.

 

2. ¿De dónde venimos?

¿De dónde venimos?Autor: MAYLE, Peter

Editorial: Maeva Young

Edad: 6-9 años

¿De dónde venimos? Es el primer cuento editado en España sobre sexualidad, para los amantes de lo vintage, este es su libro. A pesar de su antigüedad (1975), sigue siendo útil y eficaz profundizando un poco más al ser para niños y niñas más mayores.

 

 

3. ¡Mi cuerpo es mío!

Mi cuerpo es míoAutor: ProFamilia

Editorial: Juventud

Edad: 6-9 años

¡Mi cuerpo es mío! Nos permite hablar de un concepto que solemos mencionar durante la masturbación o la fecundación, la INTIMIDAD. Aunque la protagonista es una niña también podemos (y debemos) hablar de los niños. Es un material útil para trabajar la conciencia corporal, los NOes y las emociones.

 

 

4. Cuentos para educar en familia

Cuentos para educar en familiaAutor: RAMÍREZ, Mª Victoria, CARMONA, Ana Belén y DE LA CRUZ, Carlos

Editorial: CEAPA

Edad: 6-12 años

Cuentos para educar en familia es una recopilación de cuatro cuentos con una pequeña guía didáctica al final de cada uno que nos orienta sobre su finalidad y qué preguntar para favorecer el diálogo y la reflexión. Aborda temas como la orientación del deseo, los roles de género, la aceptación de uno mismo/a etc.

 

5. Niñas y niños, cada una, cada uno, diferente.

Niños y niñasAutor: MAYOR, Aingeru y MONTEAGUDO, Susana.

Editorial: Litera Libros

Edad: +5 años

Niñas y niños, cada una, cada uno, diferente, nos da pie para hablar de diversidad. Más que un cuento es un álbum de fotografías donde vemos a niñas y niños reales con sus peculiaridades, diferencias y similitudes. Integra la experiencia de las infancias trans de forma conjunta con el resto de sexualidades.

 


¡A ver!

Por último os animo a buscar uno de los (que yo considero) mejores libros de educación sexual que se han escrito, se trata de ¡A ver!, del fotógrafo norteamericano Will McBride y de la doctora alemana Helgla Fleischhauer-Hardt (1979), en él podemos echar un buen vistazo al cuerpo y hacer un recorrido por la sexualidad sin reservas. ¡Una lástima que esté descatalogado!

Nuria Espert decía que “La lectura es para mí algo así como la barandilla en los balcones”, quizá estas navidades pongamos barandillas al sexo, quién sabe.

Lee