Curiosidades científicas sobre la masturbación

La masturbación es una práctica que consiste en autoexplorarse para obtener placer sexual. La expresión \"masturbarse\" se traduce literalmente como \"turbarse o violentarse con la mano\". Sin embargo, es una decisión totalmente personal, algunas lo hacen con frecuencia, otras muy de vez en cuando y otras no lo practican en absoluto.

¿La masturbación entiende de género?

A lo largo de la historia se han desarrollado diversas investigaciones para conocer el funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra mente frente a estos estímulos sexuales individuales. Pero la masturbación no entiende de género. 

La masturbación tanto la del hombre como la de la mujer, cuando nos referimos a la estimulación directa del glande o del clítoris, puede llegar a resultar desagradable si nos centramos solo en ella y se hace de manera prolongada. 

Desde hace muchos años el tema del deseo sexual siempre ha sido motivo de discusión ¿Los hombres sienten más deseo que las mujeres? Investigaciones con diferentes especies animales han revelado que la testosterona guarda cierta relación con el deseo sexual. 

Sin embargo, no se ha demostrado si esa relación es exponencial. El médico y psiquiatra John Bancroft, en su artículo \"El deseo sexual\", afirma que la conexión entre hormonas y la sexualidad no es tan concluyente. Incluso, aunque la testosterona alcance niveles normales el deseo no se incrementa, tanto en hombres como en mujeres. 

Los beneficios de la masturbación: 

Favorece la lubricación y reduce la sequedad del tejido vaginal.

Laura Streicher, profesora de Obstetricia y Ginecología de la Feinberg School of Medicine (Chicago, Estados Unidos) y autora del libro Sex Rx-hormones, health and your best sex ever, mencionó en una publicación del BBC, que \"en el caso de mujeres que ya han tenido la menopausia, favorece la lubricación y reduce la sequedad del tejido vaginal\". Pero nada tiene que ver con la edad ni la fase vital en la que te encuentres, favorece siempre.

En la pareja, la masturbación puede ser un elemento erótico. 

Algunas parejas deciden utilizar juguetes eróticos para estimular y complacer su sexualidad. Podemos encontrar en numerosas presentaciones, como anillos vibradores, dildos, huevos vibradores… entre otros. Por ejemplo, los anillos vibradores estimulan el clítoris durante el coito y, a su vez, el pene. Así, ambos miembros de la pareja se benefician.

Fortalece el sistema inmune 

Según un artículo publicado en la revista Sexual and Relationship Therapy, las personas que se masturban tienen un menor riesgo de sufrir infecciones y un mejor funcionamiento del sistema inmune. Asimismo, diversas investigaciones han mostrado que quienes experimentan un mayor número de orgasmos presentar mayores niveles de inmunoglobulina A (igA), la primera línea de defensa contra los resfriados y la gripe. 

Menor probabilidad de desarrollar cáncer de próstata

Por ejemplo, en el caso de los hombres, una investigación, publicada en 2003, del Cancer Epidemiology Centre de Melbourne (Australia) mencionó que cuanto más frecuentemente eyaculan los hombres de entre 20 y 50 años, existe menos posibilidades de desarrollar cáncer de próstata.

También te puede interesar:
Si no puedes defender lo tuyo sin joder a otras, míratelo

Hace unos meses leí un artículo llamado “la paradoja del victimismo”, donde se habla, entre otras cosas, de un libro Leer más

Visibilidad bisexual: in(bi)sibles y hasta las narices de serlo

Hoy, que se celebra el Día de la Visibilidad Bisexual, quisiera aportar un breve (brevísimo) catálogo del repertorio de respuestas Leer más

¿Sabías que hubo mujeres samuráis?

Poco se sabe o se habla aún de muchas mujeres,sus oficios o modos de vida, pero eso está cambiando. Por Leer más

¿Sufres el síndrome de la impostora? Qué es, por qué lo padeces y qué puedes hacer.

Hace un tiempo leí un concepto y lo retuve vagamente en mi cabeza hasta que un día, sin motivo aparente, Leer más

Aún no te has mojado y lo sabes. Hablemos de nuestra relación. ¿La ampliamos?

Ir arriba