Tránsitos: acompaña a tu hijo, o a tu hija, desde la empatía

No creo que pueda haber alguien a quien la lectura de “Tránsitos” deje indiferente. Es tremendamente conmovedor. He mojado muchos pañuelos leyéndolo. Activa de inmediato una de las actitudes más necesarias para acompañar: la empatía. Leer relatos en primera persona, sabiendo que son reales… conecta con algo muy profundo, muy humano.

Desde la humildad, el autor pone estas experiencias en el centro de su análisis para aprender de ellas, observando sus procesos, extrayendo conocimiento y sistematizándolo. ¿Hay algo más humanista que partir de las historias vitales y darles tanto valor?

Para familias que están en un mar de dudas, este libro puede ser una tabla de salvación. En momentos de confusión se necesita claridad, y justo eso es lo que aporta este libro, mucha luz. Nunca es “demasiado pronto” pero a veces sí puede ser “demasiado tarde”.

Es un mensaje que mueve a la acción, no se pierde en ambigüedades; justo el empujón que puede necesitar una madre, un padre, para dar el paso de aceptar a su hija o hijo. Y saber que este conocimiento procede de la observación de la experiencia de otros muchos padres y madres que ya han pasado por el momento en que tú estás, creo que puede aportar mucha seguridad.

En este sentido, este libro puede significar un inmenso ahorro de sufrimiento innecesario para muchos niños y niñas y sus familias, pues al ofrecer referentes, puede facilitar dar el paso de la aceptación y hacer el tránsito cuanto antes. Por eso es un libro que traerá mucha felicidad a muchas vidas, marcando un antes y un después.

Otra cosa que valoran las madres y padres que cuentan sus procesos es el recibir pautas claras en lugar de la indefinición que venían recibiendo. Y esas pautas se describen y se justifican debidamente en el texto: usar el nombre y el género gramatical que piden, dejar que usen la ropa que desean… Hechos que suponen un primer paso para la aceptación y que mejoran radicalmente el estado de ánimo de sus hijas e hijos.

Así mismo, los testimonios también realizan una labor de denuncia contra procedimientos e instituciones que aún no han sabido o querido adaptarse al conocimiento que ya está disponible sobre transexualidad infantil. En este sentido, me ha resultado sobrecogedor cuando una madre decía que están cansados de desearse suerte, cuando es una cuestión de justicia y derechos.

Y es que en el trasfondo del libro hay algo muy potente: un alegato a favor de la infancia, escuchar a los niños y las niñas, tenerles en cuenta, darles credibilidad. En una sociedad adultocéntrica esto es revolucionario. Los adultos no lo sabemos todo. Y de cada niña o niño quien más sabe no es su padre o su madre (y mucho menos un psiquiatra), sino ella o él mismo.

Agradezco mucho que la lectura sea fácil, ligera, sin tecnicismos ni giros incomprensibles que hagan que tenga que leer un párrafo varias veces para saber lo que dice.

El análisis es detallado y afinado. Como ejemplo, que me ha resultado muy curioso, quiero señalar las observaciones y reflexiones sobre la ropa interior, cuestión en la que yo ni me había parado a pensar. Y es que hay pequeñas cosas, como esta, que tienen una gran trascendencia en nuestras vidas. Si queréis descubrir este pequeño detalle, leed el libro, hay muchas otras perlas más guardadas en él.

Psicóloga y Sexóloga. Directora de Iambe, espacio para el cultivo de la sexualidad (Sevilla)
Consulta sexológica individual y de pareja, presencial y online. Especializada en talleres de crecimiento erótico.
También te puede interesar:
Libros infantiles para fomentar la igualdad

Algo tan complejo como la igualdad no se puede envolver para regalo, pero a veces encontramos alguno de esos objetos Leer más

Lee: 5 libros para cuando te pregunte sobre su sexualidad

Dicen que la curiosidad mató al gato, pero no creo que fuera por preguntarse para qué sirve el ombligo o Leer más

“Mamá, ¿de dónde vienen los niños?” y otras preguntas que asustan a familias

"La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo" Nelson Mandela ¿Por qué los niños Leer más

Besar en la boca a los niños no tiene ninguna connotación sexual

Besar a los hijos en los labios es una acción que provoca mucha controversia, para algunas personas es una muestra Leer más

Que la educación sexual te haga vivir la vida y tus relaciones de otro modo.

¡Accede a todo nuestro contenido, ofertas y sorteos!

Ir arriba