¿Por qué mi pareja ve porno?

La mayoría de las veces que nos encontramos esta pregunta, bien sea en las formaciones, en los institutos o en consulta, viene acompañada de otra pregunta implícita: ¿no le satisfago? Algo que trae consigo inseguridades y miedos. Pero empecemos por el principio. 

Quizás lo primero que deberíamos de tratar es la idea que se tiene de la pornografía. Material que sin una educación sexual como base se suele adoptar como partitura de juegos y encuentros, pero que con los conocimientos adecuados sobre lo que es realmente: una forma más de cultivar la imaginación y la erótica; puede llegar a ser una herramienta creativa en pareja.

El porno no es un guión del buen amante

Nosotras siempre solemos poner el mismo ejemplo cuando vamos a los institutos. ¿Verdad que cuando terminas de ver la película de Tom Cruise de Misión Imposible no te da por subir a la planta 200 colgado de una cuerda? No lo haces porque sabes que es una película de acción y que esas escenas están rodadas con un guión y una trama, y porque ni locas se nos ocurre salir colgados de una cuerda de tan alto… 

Lo mismo pasa con el porno. Es importante entender que es una película que está rodada con un guión y con una trama acordada. Es un film y no un manual de cómo follar bien o ser un buen amante. Cuando entendemos esto, el porno puede llegar a ser divertido o incluso excitante para las parejas. Al igual que nos ponemos una película de terror para sentir miedo juntos, podemos ponernos una peli o vídeo porno para excitarnos juntas. 

Mujeres preocupadas porque sus parejas ven porno

Otro de los puntos que nos gustaría aclarar es que esta pregunta suele ser más recurrente en las mujeres que en los hombres. ¿Por qué? Hay muchos motivos, pero aquí vamos a resaltar solo algunos. 

Como el hecho de que estadísticamente los hombres se excitan más por la vista y las mujeres más por el oído (no siempre, recordemos que cada uno tiene sus peculiaridades y sus formas de vivir la erótica, pero sí es una tendencia habitual). Por lo que es más probable que los hombres vean más porno que las mujeres.

Esto añadido a que la mayoría del porno que hay en internet está dirigido al deseo masculino hace que influya aún más. Ya que es menos habitual encontrarnos un vídeo donde no se de la penetración, una eyaculación, o algo que no esté relacionado con el pene. ¿Esto quiere decir que a nosotras no nos guste ver estas cosas? No. Obviamente. Pero es más habitual que este tipo de vídeos los busquen los hombres.

Además lo que se considera fuera de la norma, o porno feminista (muy mal llamado en ocasiones porno para mujeres) tiene un acceso más dificultoso tanto para los bolsillos como en las propias búsquedas. Están mejor posicionadas las otras páginas de porno que éstas.

Tiene que ver conmigo, ¿no le satisfago?

Amiga, si estás aquí preguntándote esto lo primero que debes saber es que no tiene nada que ver contigo que tu pareja vea porno. Es, como hemos dicho, una tendencia bastante masculina el satisfacer el deseo a través de la vista y, por eso, se recurre más a este método.

Además, el tabú que hay tras la masturbación femenina nos ha llevado en infinitas ocasiones o bien a no descubrirla, a no masturbarnos, o a verlo como un acto repulsivo (gracias cristianismo, nótese la ironía). Por lo que no es habitual que nosotras usemos la pornografía para masturbarnos, porque directamente no lo hacemos o lo hacemos menos (gracias a la educación sexual esto está cambiando).

Pero ¿por qué ve tanto porno?

Bueno… ¿qué es tanto? Porque para algunas personas es ver dos vídeos a la semana y para otras a la hora… Hay extremos que quizás no hayamos contemplado. 

Pero lo que nos gustaría que supieras es que el porno no sustituye a un encuentro erótico, porque normalmente la motivación que lleva a buscar porno es, básicamente, la masturbación. Y como hemos dicho, es más tendencia en ellos que en nosotras. Pocas veces se usa como recurso para las fantasías en común o como sustituto de nada. 

Es decir, una persona ve porno para excitarse, y puntualizando un poco más allá, para excitarse rápidamente y llegar al orgasmo lo más brevemente posible. Lo que es muy habitual es que cuando tienen ganas y saben que su pareja no está disponible o que quieren masturbarse de forma rápida y llegar ya, simplemente ven porno y se masturban. Sin tener nada que ver con el deseo que siente por ti.

Si te molesta que tu pareja vea porno:

Plantéate varias cosas. La primera: ¿por qué te molesta? ¿Te gustaría tener más encuentros y crees que el hecho de que vea porno le quita las ganas de estar contigo? ¿Es un tema de inseguridad…? ¿Piensas que desea solo al prototipo de cuerpos que aparecen en los vídeos y que no te desea a ti? Si es esto, lo que nosotras te podemos recomendar es que lo hables con tu pareja. Puede que te sorprenda mucho su respuesta o tu propuesta de hacerlo más veces.

¿Te sientes insegura porque pueda ver cosas que tú no le puedas dar? Bueno… Imagínate entonces que estás viendo una película romántica y que no pudieras, por ejemplo, llevarle en helicóptero a tu azotea en Nueva York. Porque, básicamente, no tienes ni helicóptero (ni lo sabes pilotar) ni una azotea en Nueva York. Ves, esto te lleva a pensar… Esto es un ejemplo de una película y ya está. 

Pues con el porno pasa lo mismo. No es algo que se vea para tomar apuntes y hacerlo después (al menos no se debería). Si lo que pasa es justamente esto, lo que te recomendamos es trabajarlo en consulta. Porque amiga, el porno es ciencia ficción y que tu pareja te exija que saltes de una azotea en el piso 200 igual no es el mayor ejemplo de relación sana.  

¿Piensas que no tiene suficiente contigo? Esto es fácil de desmontar en tu mente con una simple pregunta: ¿Cuando salís a comer fuera es porque no tenéis suficiente comida en casa? Salís por la experiencia, no porque no tengas suficiente. Pues con el porno pasa lo mismo. No es que no tenga suficiente contigo, es que, simplemente, le apetece ver otras cosas, y eso no quiere decir que no le guste comer en casa. 

¿Qué hago si mi pareja es adicta al porno?

Si después de leernos te sigue preocupando el tema podemos hablar de tu caso en particular en una sesión y que nos cuentes mejor qué está pasando y cómo lo estás viviendo tú. Te dejamos sin ningún compromiso nuestro contacto, por si tú quieres trabajar el tema, él/ella quiere trabajar su adicción o queréis trabajarlo junto/as. 

Escríbenos a equipo@somospeculiares.com

O llámanos o escríbenos por WhatsApp a 644 605 758

¿Quieres hacer terapia?

Consulta horarios, precios y servicios.

Melanie quintana @somospeculiares
Melanie quintana
Periodista y Sexóloga. Directora y coordinadora de equipo en Somos Peculiares.
Te puedo ayudar con tus relaciones, los conflictos, sexualidades, diversidades y peculiaridades.
También te puede interesar:
El duelo al perder a la pareja

Es lógico que cuando dedicamos tiempo a organizar nuestra vida junto a otra persona, nuestro futuro, a nosotros mismos, y Leer más

Sexo de reconciliación: ¿por qué a algunas parejas les funciona y otras lo odian?

Hay muchas personas que tienen en su imaginario discutir y luego empotrarse contra la puerta. O bien durante la discusión Leer más

¿Qué es el amor líquido o la fragilidad de los vínculos?

El concepto 'amor líquido' fue enunciado por el sociólogo Zygmunt Bauman y se refiere a la fragilidad de los vínculos. Leer más

Masturdating: la práctica que todos deberíamos probar una vez en la vida

Masturdating es un término inglés que viene de “masturbate” y “dating”, es decir, masturbación y cita. Pero no, no consiste Leer más

Que la educación sexual te haga vivir la vida y tus relaciones de otro modo.

¡Accede a todo nuestro contenido, ofertas y sorteos!

Ir arriba