¿Sabías que el semen puede alcanzar una velocidad de 45km/h al eyacular?

Tan rápido como Usain Bolt. Así es como puede salir disparado el semen: a 45 kilómetros por hora. Una velocidad nada desdeñable si la bala alcanza tejido blando como pueden ser los ojos, aunque sea en modo francotirador a dos metro de distancia. ¿Pero cómo funciona el mecanismo de la eyaculación?

Desde un punto de vista puramente mecánico, la secuencia de lo que ocurre es la siguiente:

  1. Los conductos eyaculatorios se llenan de semen
  2. La presión tras la válvula cerrada del esfínter aumenta
  3. La repentina apertura de la válvula del esfínter emite un chorro de semen
  4. Los conductos eyaculatorios se llenan de sangre otra vez después del esfínter, que vuelve a estar cerrado
  5. Se repite el proceso, con lo cual se vuelve a emitir un chorro de semen. Esta secuencia se repite varias veces en una sucesión que dura apenas unos pocos segundos.

A estas recargas se las conoce popularmente como sacudidas o contracciones orgásmicas. Aunque a veces el semen no comienza a expulsarse hasta la segunda o tercera sacudida, es en estas primeras contracciones en las que el semen alcanza su velocidad punta.

Una vez en la vagina –si es que hay vagina de por medio–, el esperma baja de marcha a unos 6 kilómetros por hora; es decir, la misma velocidad a la que caminas cuando llegas tarde y te importa con quién has quedado. De esta manera, tras el sprint inicial, los espermatozoides pueden tardar entre 30 minutos y tres días en alcanzar el óvulo.

Periodista de profesión, sexólogo de vocación e investigador en formación.
Especializado en TRICs, sexualidad y diversidad sexual.
También te puede interesar:
Mi reflejo

Un juego que podéis hacer lo erótico que queráis. Ya que es posible que decidáis cumplir las reglas o acabar Leer más

Lo personal es politizado… y ¡hay que defenderlo!

Lo personal es político. Esta es la frase con la que Kate Millet abanderó los inicios del feminismo radical y Leer más

¿Sabías que el huevo llegó antes que la gallina?

Hay interrogantes que, por su trascendencia universal, nos atormentan desde la noche de los tiempos. Quiénes somos, de dónde venimos, Leer más

¿Sabías que los jíbaros descubrieron el sexo observando a los monos?

El Amazonas siempre ha sido un lugar misterioso, pero aún más lo son los pueblos indígenas que viven en él. Leer más

¿Llevas un tiempo dándole vueltas a la idea de ir a terapia por algo que te genera mal estar?

 

¡El cambio empieza en ti y aquí! Infórmate sobre nuestros servicios y reserva tu primera cita online.

Ir arriba