¿Para qué necesitas y puedes utilizar Fit de Ammo London?

La pregunta sería: ¿para qué no? La primera vez que tuve este artefacto entre mis manos, tengo que decir que era un poco escéptica. Había probado todo tipo de gadgets para el suelo pélvico: con radiofrecuencia, por bluetooth a una aplicación del móvil, artefactos que registran tu fuerza,... así que, a priori, su sencillez me parecía que podía quedarse corta. Pero fue probarlo y enamorarme muy fuerte a primera vista (o a primera prueba).

El Fit de Ammo London tiene un tamaño pequeño y fino. Esto es una ventaja, ya que las personas con vulva que tienen hipertono, suelen tener dificultades para poder introducir en sus vaginas aparatos más gruesos o de formas más fálicas. A muchas personas, estos artefactos les dan miedo de primeras, tan solo por su tamaño y grosor. 

Esto no pasa con Fit. Además tiene un extremo en forma de cono, lo que hace que su introducción sea progresiva y muy muy fácil. Otro punto a favor. Y es que, no nos olvidemos de que, gracias a su tamaño, podemos trabajar el suelo pélvico desde otro de sus orificios: el ano… cosa que con otros dispositivos es difícil y molesta ¡Y el tacto! ¡Ese tacto aterciopelado! Y es que este aparatito está hecho de un material que nos permite trabajar con lubricantes de todo tipo (con base de agua, base de silicona o aceites), porque no lo estropean. Son todo ventajas. Además es monísimo y eso siempre está bien, porque antes de por nuestra vagina o ano, nos ha entrado por el ojo y, esto, creedme, es muy importante.

Pero dejemos de hablar sobre sus formas y vayamos al lío: ¿qué podemos trabajar con FIT? Es tan versátil que podemos utilizarlo tanto para relajar, como para estimular la musculatura del suelo pélvico. Podemos trabajar la desensibilización o restablecer la misma. Y como herramienta de placer, también, claro que sí.

Relajar musculatura y desensibilizar:

Los primeros programas de FIT de Ammo London son vibraciones continuas. La primera es tan suavita que para comenzar con cualquier tratamiento es perfecta. El programa 1 es el programa de “aproximación”. Se puede comenzar con esta suave vibración constante, masajeando toda la vulva, desde sus labios externos a los internos, del glande del clítoris a la entrada de la vagina. Es perfecta para una primera toma de contacto.  Es importante realizar esto con un lubricante y las manos bien limpias.

En ocasiones, cuando hay contractura o demasiado tono en la entrada vaginal, existe también cierta sensación de ardor o escozor. Este tipo de vibración continua (en este caso la 1) sirve para ir relajando la zona y que se vaya como adormeciendo, lo que hace que esas sensaciones desagradables vayan desapareciendo poco a poco. Esto nos va a servir para poder ir introduciendo nuestro FIT en la vagina (siempre escuchando a nuestro cuerpo y respetando nuestros tiempos y nuestras sensaciones). Iremos subiendo la intensidad de la vibración poco a poco y masajeando suavemente la entrada de nuestra vagina. 

Realizar este masajito un par de veces por semana puede ser lo único que necesitemos para tomar consciencia de nuestro tono vaginal y que vaya, poco a poco, relajándose.

Fortalecer la musculatura y restablecer la sensibilidad:

La mayoría de casos que vemos en consulta son por falta de fuerza en nuestro suelo pélvico y para esto, el FIT es el aliado perfecto. A partir del programa 4, FIT tiene series de ejercicios en los que se recomienda hacer una contracción de la musculatura cuando emite una vibración. El aparato va marcando los tiempos de contracción, de descanso (suele ser el doble de descanso que de contracción y esto es perfecto) y la intensidad. Al principio, sobre todo si existe bastante debilidad, cuesta un poco adaptarse, pero en muy poco se verán resultados. Son unos programas muy bien diseñados. Algunos son incluso divertidos, porque hay que ir regulando la fuerza durante la contracción y se convierte en una batalla contra una misma, que bien llevado, puede ser un juego genial.

Estos programas estimulan el sistema nervioso de la zona, por lo que aumenta la sensibilidad, que en algunos casos, se creía perdida. Lo que hace que se intensifiquen las sensaciones durante las relaciones sexuales, con penetración o sin ella. Mejora la lubricación, la irrigación, la oxigenación de los tejidos. Y, muchas veces, mejora el aspecto externo de la vulva, que se ve más jugosa y más carnosa.

Como veis, todo son ventajas con FIT de Ammo London. Es un pequeño gran dispositivo que hace que, rehabilitar el suelo pélvico sea agradable, fácil y divertido. En consulta lo recomiendo mucho y ya hay pacientes que se han enamorado, porque les ha cambiado la vida. Así que, si tienes dudas, pon un FIT en tu vida y ¡a gozar!

Código 10% descuento para comprar Fit de Ammo London: SOMOSPECULIARES

¿Te gustaría trabajar tu suelo pélvico?

Disponemos de un curso en nuestra Aula Virtual para trabajar el suelo pélvico. ¿Te gustaría tener unas nociones básicas sobre tu suelo pélvico? ¿Deseas comenzar a mirarte de otra manera? ¿Tienes pérdidas de orina o sufres en silencio molestias en las relaciones sexuales? ¿Te han hablado de los hipopresivos y te gustaría iniciarte en esta disciplina?

Saber más sobre el curso

Fisioterapeuta experta en sexología y suelo pélvico.
Especializado en minorías eróticas y su análisis en la cultura popular y medios.
También te puede interesar:
¿Sirve cualquier vibrador para trabajar el suelo pélvico?

Últimamente está tan de moda hablar del suelo pélvico como de los diversos juguetes sexuales que existen en el mercado. Leer más

Climaterio: ¿Cómo se prepara el cuerpo para nuestra última regla?

Climaterio. Nombrémoslo. Con todas sus letras. C L I M A T E R I O. Quizá la mayor parte Leer más

¿Cómo hacer una primera autoexploración de tu vulva y tu vagina?

Durante este confinamiento hemos tenido más tiempo de conectar con nosotras mismas, con nuestras emociones y con nuestros cuerpos. Aunque, Leer más

¿Qué es la vulvodinia y por qué muchas veces se lleva en silencio?

Supongo que muchas de vosotras en algún momento de vuestras vidas habéis sentido malestar, dolor, picazón, escozor… de la zona Leer más

Aún no te has mojado y lo sabes. Hablemos de nuestra relación. ¿La ampliamos?

Ir arriba