Las cosas que le gustan a Fran, de Antonia Santolaya y Berta Piñán

Sinopsis

¿Sabéis esas adivinanzas cuyas respuestas son tan sencillas que muchos adultos las pasamos por alto mientras que los niños y niñas las encuentran obvias? Pues algo así pasa con este cuento. Fran es la nueva pareja de mamá. Todo el rato, en el cuento, se nos habla de Fran. Podría parecer un libro más para ayudar a superar a los niños una ruptura de los padres o un divorcio que vengan seguidos de una nueva pareja. Pero no. El mensaje es otro. Solo al final del libro (atención, que vienen spoilers) nos damos cuenta, después de tanto y tanto hablar de Fran, de que la nueva pareja de mamá es una mujer: Francisca. Seguramente este final sea un giro de guion que sorprenda a algunos adultos más que a muchos niños. De hecho, tras varias lecturas dramatizadas esperando que los niños y niñas de la clase se quedasen pasmados con esta revelación, me he dado cuenta de que la persona más asombrada del aula suele ser la profesora. También hay niños y niñas que hacen preguntas (por supuesto, pero no más con este libro que con cualquier otro). Después de explorar qué piensan sobre que dos mujeres estén juntas y explicarles que hay gente a la que le resulta “extraño” que Fran sea mujer y tenga novia, a menudo las preguntas son tan inocentes como “¿y por qué no se cambia el nombre para que nadie más se piense que es un chico?”. Ojalá se pudiera enseñar a las personas mayores a seguir viendo el mundo con los ojos con que solíamos hacerlo a esas edades.

Comprar

Las cosas que le gustan a Fran, de Antonia Santolaya y Berta Piñán - COMPRAR