¡Vivan las uñas de colores!, de Alicia Acosta y Luis Amavisca

Sinopsis

De las muchas cosas bonitas de este libro, una de las más significativa es que está basada en hechos reales, lo cual siempre es un plus para que los niños y niñas entiendan que esto no es solo una ficción, que estas cosas pasan de verdad. A Juan le encanta pintarse las uñas de colores, pero sus compañeros de clase se ríen de él. A pesar de que su amiga, su madre y su padre le apoyan, Juan solo se pinta las uñas los fines de semana, para que nadie le vea. El final feliz, por supuesto, acaba con muchos niños y niñas con muchas uñas pintadas de colores. Jugar con los niños a los que les leamos este cuento a pintarnos las uñas puede ser un buen ejercicio para llevar la igualdad más allá de las páginas del libro. Por supuesto, habrá niños que no quieran pintárselas y esto debemos respetarlo, pero siempre lo podemos acompañar de una reflexión al respecto. ¿Por qué no se quieren pintar las uñas? ¿Pensamos que el maquillaje es solo de niñas? Pintarse la cara de Spiderman en carnavales también es un tipo de maquillaje. Vayamos poco a poco deconstruyendo las ideas estereotipadas sobre qué cosas son “de niños” y cuales son “de niñas”. También nos encontraremos con niños que, tras negarse rotundamente a pintarse las uñas (“porque es algo de chicas”), al final quieran apuntarse a la actividad tras ver que otros compañeros lo hacen y que en el fondo es divertido y no pasa nada. Un cuento muy colorido y alegre, que además pone el foco en la necesidad de que todos y todas pongamos nuestro granito de arena para conseguir una igualdad real.

Comprar

¡Vivan las uñas de colores!, de Alicia Acosta y Luis Amavisca - COMPRAR