Las bolas chinas no son juguetes eróticos ¿o sí?

Cuando hablamos de juguetes eróticos es muy fácil que a nuestra mente vengan ejemplos como las esferas pélvicas o bolas chinas porque son conocidas como uno de los juguetes por excelencia. Pero no es del todo así o, al menos, esa no es su función principal.

Se ha extendido la idea de que sirven exclusivamente para dar placer y creemos que en gran medida es por la falta de información al respecto y porque, al ser un objeto que se usa para introducir en la vagina, su uso se deduce únicamente placentero, con lo cual la asociación sexual es casi de cajón.

Origen de las bolas chinas

Todo el mundo da por válida esta afirmación aunque la realidad es otra. Las conocidas como bolas chinas son una herramienta que se inventó allá por el año 500 d.C. en Asia. Se sabe que eran usadas tanto en Japón como en China y se utilizaban para mantener la lubricación de las concubinas del emperador para que estuvieran siempre preparadas para los encuentros sexuales con él.

¿Para qué sirven las bolas chinas?

Así, podemos decir que el objetivo de este “juguete” era y es el de ejercitar el suelo pélvico y mantenerlo a tono y activo. ¿Sabíais esto? Tal vez ahora empecéis a mirar de otro modo esta herramienta y pese a que a algunas personas pueda resultarles placentero notar su peso y vibración, no es así para todo el mundo por lo tanto es importante tenerlo en cuenta.

Aún así es otra herramienta que también puedes llegar a utilizar a nivel erótico para jugar con tu pareja en un encuentro puntual. Pues como todo, puedes darle la utilidad que desees.

Como juguete erótico

Ten en cuenta su peso y el tamaño si las vas a utilizar para jugar con tu pareja o para excitarte sola. Y recuerda no tirar de ellas mientras aprietas la vagina para sacarlas; es importante estar relajada cuando lo hagas, ya que tirar de ellas con fuerza teniendo contraído el músculo te puede provocar un desgarre.

Hacer ejercicios de Kegel

En la actualidad los ejercicios que se hacen con las esferas pélvicas se conocen como ejercicios de Kegel y se llaman así por el Doctor Arnold Kegel, quien los desarrolló en la década de 1940 con intención de solucionar los problemas de pérdidas de orina por los que venían a su consulta.

Fortalecer el suelo pélvico

Lo que no nos dicen cuando nos recomiendan el uso de este tipo de herramientas es que tienes que saber cómo hacer los ejercicios y cada cuanto los tienes que hacer. Ya que un uso indebido puede llegar a causar hipertono en la musculatura llevándote a tener problemas a nivel erótico. Y según el peso que les pongas incluso pueden causar desgarros en el suelo pélvico.

Suelo pélvico débil 

Eso sí, en el caso de que tengas el suelo pélvico debilitado o las pérdidas de orina sean frecuentes en ti no dudes en consultar con una especialista en el tema. Alguien que te haga una exploración adecuada y que te diga qué ejercicios específicos puedes llegar a realizar en tu caso.

Y que te explique cómo hacerlos, cada cuánto, con qué clase de esferas pélvicas. Si es una profesional del suelo pélvico aún mejor. Nosotras tenemos a tu disposición un curso para conocer tu suelo pélvico en profundidad y los primeros pasos que te recomendamos dar en el caso de que quieras iniciarte en los hipopresivos.

También te puede interesar:
¿Por qué llamarlos consoladores?

Al escuchar esta palabra a todos nos viene una misma imagen a la cabeza: algo que se asemeja a un Leer más

Fantasías eróticas de una tarde de primavera

Hacía rato que Ana se encontraba sentada en el sillón del comedor de casa. Su gesto denotaba cierto aburrimiento mientras Leer más

A solas conmigo

Hacía días que iba muy estresada. Bueno, mejor dicho semanas. Entre el trabajo, las cosas de casa e intentar tener Leer más

El olor de tu pelo

Una luz parpadeante en el móvil de Ángela le avisó de que tenía un mensaje nuevo. Antes de desbloquear la Leer más

Que la educación sexual te haga vivir la vida y tus relaciones de otro modo.

¡Accede a todo nuestro contenido, ofertas y sorteos!

Ir arriba