De Peculiares

Valeria, la serie de Netflix inspirada en mujeres, sexo y relaciones reales

24 de mayo de 2020

Melanie Quintana Molero

Valeria, la serie que se estrenó el 8 de mayo en Netflix, ha sido sumamente criticada por pretender ser “Sexo en Nueva York” versión española, pero más allá de las comparaciones, la adaptación del bestseller de @betacoqueta (Elisabet Benavent) tiene muchos mensajes interesantes a nivel sexológico para reflexionar y visibilizar en relación a las relaciones, las amistades, los estereotipos y el sexo.

Antes de seguir leyendo te alertamos de que probablemente este artículo tenga algún que otro spoiler, aunque también un montón de razones por las que pretendemos convencerte de que la serie te va a enamorar. Para quien todo esto no le suene de nada, empecemos por el principio. 

En la serie (y decimos en la serie porque al ser una adaptación se han cambiado muchas cosas tanto de los personajes como de la trama), Valeria es una escritora atascada con su libro y su relación. Una mujer que vive con lo que se conoce como “el síndrome de la impostora”, un sentimiento que muchas personas tienen al creer que están haciendo algo sin valer para ello o estando menos preparadas que otras, un síndrome lleno de autoexigencia, de comparaciones y de menosprecio hacia una misma. A eso se le suma el hecho de que vive una relación donde su pareja no es su compañero.

Ni le escucha, ni le interesa nada de lo que hace Valeria, ni se esfuerza en mantener viva la relación; una situación acomodada por el miedo a estar solos, de los dos, que les lleva a convivir sin intentar solucionar esto que les está pasando: que se están perdiendo el uno al otro. La trama se complica cuando ella conoce a uno de los amigos de una de sus mejores amigas. Un chico que le presta atención, le motiva, le despierta sensaciones olvidadas y le anima a escribir una novela erótica. 

Teniendo en cuenta que ella está casada todo en su interior empieza a convertirse en un tremendo lío que le lleva a una reflexión interna, a un viaje a descubrir quién es ella, el papel que tiene su familia en su vida, cómo se relaciona y lo potente que es creer, no rendirte, apostar e ilusionarte por cada uno de tus sueños y objetivos en tu vida.

Todo este viaje lo hace acompañada de sus tres mejores amigas. Mujeres con papeles que reflejan estereotipos muy presentes en nuestra sociedad y que nos ayudan a reflexionar sobre identidades, formas de amarse y relacionarse, feminismo, reivindicación, formas de follar, mentalidades patriarcales, la mujer en el negocio… 

Un recorrido por el imaginario de cada una, una apuesta por visibilizar muchas realidades de las mujeres respecto a lo que creemos que ha de ser una relación vs. lo que necesitamos realmente. Una lucha interna entre lo que quiero mostrar al mundo de “quién soy” porque así voy acorde con lo que pienso y digo vs. lo que realmente necesito. Una apuesta por la autorreflexión, por un viaje al interior de cada una de nosotras, mezclado con tintes románticos y eróticos.

Otra de las ideas interesantes que se ven en la serie es lo potente que es la imaginación y lo desilusionante que puede ser la expectativa en relación al sexo y a un posible nuevo encuentro con un amante. Es curioso también como se ve reflejado en la serie lo poco que nos valoramos algunas personas, y sobre todo las mujeres, en los negocios cuando se trata de mirar por una misma y crecer, en relación a nuestras relaciones. O cómo es la lucha feminista realmente desde dentro, para muchos colectivos de mujeres.

De Peculiares

Policías en los balcones

2 de mayo de 2020

Colab. Yaiza Morales y Melanie Quintana

Hoy, 2 de mayo, se celebra el Día Internacional contra el Bullying. El objetivo de este día es concienciar de las consecuencias del acoso que sufren niñxs, y no tan niñxs, a nivel mundial, así como buscar los mecanismos para erradicar las situaciones, y emociones, que  sufren por causa de actitudes por parte de otrxs, y que en muchas ocasiones, son actitudes heredadas.

Para que quede claro, entendemos Bullying como la forma en la que nos comportamos o nos dirigimos a otra persona, ya sea de forma verbal o física, causando un daño temporal o permanente en la otra persona. Está considerado un tipo de hostigamiento reiterativo de una persona en concreto o de un grupo de personas hacia sus semejantes, en el que el otro sufre amenazas, intimidación, manipulación… incluso agresiones físicas.

¿Qué por qué tanta insistencia en la definición? Porque esto es precisamente lo que estamos haciendo desde que empezamos este confinamiento desde nuestros balcones. Porque este es el ejemplo que estamos dando a los menores, porque vivimos en una sociedad que quiere erradicar el Bullying, pero que sigue teniendo actitudes agresivas hacia los demás. 

¿Cómo pretendemos educar a nuestros hijos en contra del Bullying si durante el confinamiento hacemos de polis de balcón abucheando a la gente o denunciando? Venimos del “haz lo que yo diga pero no lo que yo haga” y aunque sabemos de sobra que no es ni justo ni válido; parece que en muchos casos nos sirve de excusa para no mover ficha. 

Queremos que nuestros menores se comporten como es debido, no juzguen y sean buenas personas, pero ni siquiera hacemos autocrítica o una reflexión sobre lo que significa ser buena persona, o si nos aplicamos a nosotrxs también estas normas que queremos para los demás.

Con el confinamiento que nos está tocando vivir, hemos podido ver muchas y muy desagradables muestras de incivismo o bullying entre vecinos. Invitar con poco tacto a residentes del mismo edificio que se están arriesgando a diario en sus trabajos a que se vayan a vivir a otro lado durante una temporada para evitar contagios (como si aparte, esa fuera una opción fácil).

Vemos actitudes nocivas de personas que primero juzgan y luego preguntan (o ni eso)  el por qué se ha visto la otra persona en la necesidad de salir de su hogar. Personas que se la pasan en el balcón abucheando y denunciando a la gente que pasa por la calle sin saber qué motivos le llevan a ello. No llegamos a entender la razón que lleva a esta gente a pensar que tienen mayor potestad que el resto, o que su palabra o su visión de los hechos tiene más validez. 

Y es cuando nos preguntamos cosas como: ¿Esta gente tendrá hijos? ¿Cómo será la convivencia en esa casa? ¿Habrá algún abusón o algún abusado entre esas paredes? ¿O tal vez ambas cosas? Y qué decir de las mujeres que están viviendo estas situaciones de maltrato  dentro de casa sin poder salir de sus hogares y viviendo con sus hijxs (si estás viviendo esta situación hemos creado una guía para las víctimas).

No podemos parar de preguntarnos ¿cómo afecta en la edad adulta y sobre todo a la hora de ser padres; que el bullying haya sido invisibilizado durante tanto tiempo y no se haya tratado como el problema que es?

Lo que estamos viviendo ahora es un buen resumen de la sociedad en la que vivimos. Un buen reflejo de comportamientos aprendidos que llevamos muy arraigados en la vertiente social pese a que podamos sentir que no comulgamos con ellos. 

El problema viene sobretodo porque solemos separar lo personal de lo social, sin comprender que van de la mano. Lo personal es político. Y no hay más. Cómo vivimos, cómo nos relacionamos o  cómo nos tratamos en la intimidad; es un claro reflejo de lo que pasará fuera, en sociedad.

No hemos recibido una educación empática, ya que vivimos en una sociedad competitiva y depredadora en la que, ante abusones en el colegio, nos decían que era mejor invisibilizarnos y pasar desapercibidxs. Que si te atrevería a llorar en público sería tomado como signo de debilidad y que hablar de ello era de chivatos. ¿Cuál es la repercusión de invisibilizar un problema que afecta tan directamente a nuestro desarrollo emocional y social? ¿Cómo llegar a ser adultos “funcionales” si las bases sobre las que nos construimos no son sólidas?

Quizás hoy sea un día interesante para reflexionar sobre cómo estamos actuando con los demás y qué ejemplo estamos dando a las nuevas generaciones. Si queremos cambiar la sociedad tenemos que empezar a cambiarnos a nosotrxs mismxs.

De Peculiares

“El éxito a la hora de ligar en las apps de citas depende en gran parte de la foto de perfil que escojamos”

Raluca Mihai

Entrevista a Raluca Mihai

Las imágenes dicen mucho de nosotrxs, y más en el mundo tan visual en el que vivimos. ¿Cuáles son las cosas que deberíamos tener en cuenta a la hora de elegir qué foto de perfil ponemos?

2 de marzo de 2020

Entrevista de  Melanie Quintana

Como expertos en Online Dating, Solteros.es se propuso analizar durante un año 22 millones de fotos de perfil de España y de otros 15 países para averiguar los elementos clave que aparecen en las fotos de perfil de aquellos que utilizan páginas y aplicaciones para ligar, y estas son las conclusiones y datos interesantes que han sacado del estudio.

¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de las conclusiones que sacasteis con el estudio?

Sin duda, lo que más me ha llamado la atención es la cantidad de imágenes en las que no aparece el protagonista del perfil. Tan solo el 60% de las fotos muestran a la persona que se supone que está buscando pareja. Algo muy sorprendente, pues, por mucho que valoremos otros aspectos, no creo que haya muchas personas dispuestas a quedar con alguien que han conocido en internet y cuya cara no han visto en ningún momento. A lo mejor estoy equivocada, pero me parecería raro... (reímos)

Seguro que hay un montón de creencias sobre las fotos de perfil que se podrían desmontar…

Sí (ríe). Por ejemplo, la creencia de que “más es mejor” a la hora de seleccionar tu foto de perfil. Enseñar demasiado u optar por poses muy sexuales desanimará a muchos candidatos, sobre todo a aquellos que están buscando una relación. Y esto funciona igual para hombres que para mujeres. Los hombres suelen ser calificados de ‘mujeriegos’ que solo van a lo que van y las mujeres como ‘fáciles’ y no aptas para una relación romántica o seria.

Entonces, ¿cuáles son las imágenes que más éxito tienen?

Las imágenes en las que somos fotografiados por otros y que nos muestran, por ejemplo, al aire libre o disfrutando de nuestras aficiones tienen muchas más posibilidades de éxito.

¿Hay personas que no se preocupan por sus perfiles?

Sí, nos hemos encontrado con muchos solteros que no se han currado en absoluto ni su perfil, ni la selección de imágenes, pero que se quejan de no conseguir su objetivo. Son los que te sueltan “las páginas para ligar no funcionan” (entrecomilla con los dedos), o “yo he estado meses y no me he comido un rosco”; sin plantearse que a lo mejor parte de la culpa es suya. Las plataformas son herramientas que amplían tus posibilidades de conocer a gente, pero tienes que poner de tu parte.

¿Qué nos lleva a darnos de alta en una página de citas?

La razón puede variar, pero todas las personas que lo hacen tienen uno o varios de los siguientes objetivos: salir a pasarlo bien, encontrar el amor, conocer gente nueva, flirtear o tener sexo.

Raluca

Imagino que la foto también depende del servicio de citas al que se apuntan, ¿no?

Eso es, de hecho, podemos diferenciarlos básicamente en tres grandes grupos: páginas para buscar pareja estable, páginas de contactos y apps para aquellos que buscan ligar, salir o lo que surja y páginas para aquellos que van al grano y buscan exclusivamente citas sexuales. Prácticamente nadie escogerá fotos de carácter erótico si lo que busca es una relación seria.

Entonces, ¿qué queremos trasmitir con la imagen que seleccionamos para nuestros perfiles?

¡Depende! Los solteros que se toman en serio su presencia en plataformas de citas, es decir, aquellos que buscan algo más que ‘voy a echar un vistazo a ver qué hay por aquí’, prestan mucha más atención a lo que escriben en sus perfiles y a la selección de imágenes. Aquellos que quieren de verdad aprovechar las oportunidades que les ofrecen estas nuevas formas de contacto tendrán perfiles con información completa e incluirán 4 o 5 imágenes que les representen bien y no solo a nivel físico (reímos).

¿Y si es para buscar trabajo?

Una imagen vale más que mil palabras es un dicho muy manido, pero sigue encerrando algo de realidad. Al igual que en una entrevista de trabajo no elegirías la misma ropa que para salir de fiesta, tampoco deberías escoger la misma foto para tu perfil para ligar que para tu CV o LinkedIn, por ejemplo.

¿Crees que dependiendo lo que nos motive buscar le prestamos más atención a nuestro perfil?

Sí, estoy convencida de que nuestra motivación personal a la hora de apuntarnos a una plataforma para buscar contacto del tipo que sea, son las circunstancias en las que lo hacemos. Por ejemplo, intentar poner celoso a una ex-pareja tras una dolorosa ruptura. La gente suele esforzarse mucho más si su propia motivación se ve mezclada con su intento de llamar la atención de otros.

¿Se podría decir que una imagen de perfil puede resumir quiénes somos?
Totalmente, sobre todo si se trata de una buena foto. El fondo, la forma de posar, qué más sale en la imagen, la expresión de nuestra cara, la ropa que llevamos, los accesorios, todo, absolutamente todo sirve para que nuestros potenciales candidatos se formen una imagen sobre nosotros, sea esta real, o no.

A modo recomendación… Selfies para ligar, ¿sí o no?

Nosotros no recomendamos utilizar selfies como fotos de perfil o, al menos, no abusar de ellos. Por lo general, este tipo de imágenes no reflejan demasiado sobre nosotros y, además, es difícil conseguir que la gente salga natural en ellos. Pero, si se emepeñan en usarlo, por favor ¡cuidado con los fondos! En nuestro estudio nos hemos cansado de ver imágenes con camas sin hacer, váteres, espejos llenos de pasta de dientes, cocinas con una pila de platos sin lavar y una larga lista de entornos que no solo resultan poco atractivos desde el punto de vista estético, sino que, además, dicen muy poco de sus dueños. Eso es un NO, NO, definitivo (reímos a carcajadas).

¿Podrías confirmar o desmentir que a la hora de quedar por redes o por las apps de ligue, si elegimos en base a la foto de perfil que tiene el otro?

Eso depende bastante del tipo de página o app que estemos utilizando. Por ejemplo, en aquellas que van más enfocadas a buscar rollos pasajeros o citas sexuales, la foto tiene un papel fundamental y son muchos los que basan su decisión tan solo en la imagen. Pero, en las páginas para buscar pareja estable, hay otros factores que tienen más peso, como la información personal que compartimos en nuestro perfil. Aun así, la imagen sigue siendo importante y, por muy compatible que seas con una persona en el plano intelectual, si su aspecto no te atrae ni un poco, no hay nada que hacer.

¿La foto de perfil tiene que ver con el éxito o fracaso que tengamos a la hora de ligar?

La mayoría de servicios para ligar online cuentan con cientos de miles de usuarios y para encontrar a alguien que nos guste lo primero que hacemos es curiosear las fotos de potenciales candidatos. Será tras este primer vistazo cuando ya nos planteemos si entablar, o no, una conversación. Si tu foto no dice nada, no tiene personalidad, alma o algo por lo que destaque quedará enterrada entre la multitud y perderás casi todas las oportunidades. Es como estar en un concierto, una fiesta o una discoteca y esconderte en un rincón. Si quieres ligar, sin duda no es la mejor estrategia. Eso, extrapolado al mundo del online dating, es no prestarle la atención que se merece a tus fotos de perfil.

¿Hay diferencias entre hombres y mujeres a la hora de ligar por las apps o elegir la foto de perfil?

En general, las mujeres se muestran mucho más sociables que los hombres, al menos si juzgamos por su expresión facial. Si buscamos una foto con una sonrisa, es casi 4 veces más probable que la encontremos en un perfil femenino que en uno masculino.

¿Y qué me dices de los hombres?

Los hombres ganan por goleada en otras tendencias, como mostrarse practicando deportes de riesgo, posar llenos de barro; sí, debe ser una cosa de hombres, pues es algo común a casi el 10% de los perfiles masculinos (apunta) y lucir disfraces, sobre todo de superhéroes. Eso sí, hay un deporte de riesgo que parece igualar a hombres y mujeres: el puenting aparece casi por igual en perfiles femeninos y masculinos.

¿Y respecto a la edad?

Los hombres, sobre todo a partir de los 45, también gustan de presumir de estatus, algo que apenas apreciamos en los perfiles de las mujeres. Posar junto a coches de lujo, yates o mostrar de manera visible un buen reloj, son algunas tendencias que se aprecian en los perfiles masculinos.

¿Algo más que te haya llamado la atención del estudio?

Un montón de cosas, aunque una de las más curiosas que hemos descubierto es que a la hora de posar con animales los chicos prefieren los salvajes y las chicas los domésticos. O, que los hombres son más dados a mostrar comida rápida en sus perfiles, mientras que las mujeres optan más por los dulces. Cuestión de gustos…

Seguro que hay muchas diferencias entre España y el resto de Europa a la hora de ligar, ¡cuéntanos alguna!

Siempre he pensado que en España somos muy risueños, pero las fotos no me dan la razón en este sentido. De la lista de los 16 países analizados, los españoles ocupan el número 13 en la lista de usuarios ‘más felices’, si nos dejamos guiar por la expresión facial de sus fotos de perfil. Nos superan en ‘infelicidad’ solo Irlanda del Norte, Finlandia y, sorprendentemente, Italia, otros de los países que vienen a mi mente cuando pienso en felicidad.

¿Quiénes suben las fotos con peor calidad?

En España, los usuarios que suben imágenes de peor calidad: pixeladas, borrosas, mal iluminadas etc. son los murcianos, mientras que a nivel internacional ganan los irlandeses. Curiosamente, detrás de estos van los escoceses, galeses e ingleses... O sea, todo el Reino Unido al completo, encabezando la lista de fotos de mala calidad. ¿Será por la falta de luz natural?

En el ranking que habéis hecho, ¿qué puesto ocupamos en posar de manera sugerente?

España ocupa el tercer lugar en el ranking de posar escasos de ropa, superada tan solo por Australia e Italia. Y, dentro de nuestro país, los usuarios menos pudorosos los podemos encontrar en las Islas, tanto Canarias, como Baleares. Quizás el clima sea el culpable... (ríe)

Dicho todo esto ¿qué consejos darías para mejorar las fotos de perfil?

Lo primero decir que la foto de perfil es muy importante, sobre todo en aquellas apps tipo Tinder, en las que el usuario decide en cuestión de microsegundos si una persona le gusta o no. Aparte de cosas que parecen obvias, pero que en nuestro estudio han resultado no serlo tanto, como, por ejemplo, una foto bien iluminada, sin pixelar y en la que se distinga bien a su protagonista, hay muchas cosas que se pueden hacer para aumentar nuestras posibilidades de tener éxito en el mundo del amor online.

Hagamos una lista de tres consejos.

El consejo número uno, sobre todo para mujeres, es sonreír. Da igual que sea tímida, misteriosa o de oreja a oreja, mientras sea natural y no se vea forzada. Las mujeres que sonríen en su foto de perfil tienen hasta cinco veces más posibilidades de conseguir una interacción, ya sea Likes, inicio de conversación u cualquier otra, que las que no. Sin embargo, no hemos apreciado diferencias notables entre el éxito de los hombres que sonríen y otros que no.
¿La segunda?

Las fotos muy posadas, retocadas con programas de edición y filtros, así como las fotos profesionales tampoco son una buena idea. En general, éstas generan dudas a los otros usuarios sobre si pertenecen a personas de verdad o se trata de perfiles falsos.

¡Y la última!

La cantidad también es importante. Si quieres tener más posibilidades de ligar online, el número ideal de fotos que debería tener tu perfil son entre 4 y 5, suficientes para ofrecer una idea clara de cómo eres, pero sin pasarte. Eso sí, intenta que sean variadas. La combinación ganadora sería: una foto de cara tipo retrato, otra de cuerpo completo y las demás que reflejen algunas de tus aficiones. Si te gusta la música, sal bailando o en un concierto, si te gusta leer, hazte una foto rodeada de libros, si adoras a tu perro, posa con él. Así, la otra persona no solo verá tu aspecto físico, sino que tendrá la posibilidad de saber un poco más sobre ti.

De Peculiares

You: la serie de Netflix que nos lleva a creer que el amor todo lo justifica

10 de enero de 2020

Melanie Quintana Molero

¿Por qué matan los asesinos en serie? ¿Por qué nos creemos que cuando estamos obsesionado/as con alguien es porque el destino nos ha puesto en este mundo para acabar junto/as? ¿Por qué seguimos creyendo que la frase: “lo haría todo por ti”, no tiene límites?

El amor romántico nos lleva a ideas como que todo vale por amor y lo peor: que todo se justifica. You, la serie de Netflix que estrenó su segunda temporada el 26 de diciembre es poner en imágenes literalmente esta creencia.

Para aquello/as que todavía no saben de qué va esta serie o la tienen en la lista de pendientes, os hacemos un breve resumen sin destripar mucho toda la trama. Joe Goldberg (Penn Badgley), es un joven neoyorquino obsesivo compulsivo, adicto a los libros y con una mente retorcida y oscura, pero brillante, que se obsesiona (aunque él os diría que se enamora) de Beck (Elizabeth Lail) una joven escritora que está en Nueva York con la intención de ver cumplidos sus sueños. Su conquista se basa en perseguir a Beck, investigarla, seguir a sus amistades y descubrir sus detalles más íntimos hasta que consigue pasar de acosador a novio. Y lo que crees al principio de la serie que empieza como un flechazo, se convierte en una obsesión, en la que él de forma estratégica se deshace de todos los obstáculos y personas que se crucen entre Beck y él, entre su relación, entre lo que les impide estar juntos, o, dicho de otra manera: entre lo que Joe piensa que es estar juntos.

Parece que a simple vista es una serie donde puedes ver todo lo que está mal en las conductas de Joe, una trama donde acabas odiando al acosador, piensas que lo que está haciendo es injustificable y que deberían de llevarle a la cárcel. Pero una de las cosas que más asusta de esta serie de Netflix es cómo te lleva a justificar, inconscientemente, todos los actos de Joe, hasta el punto en el que lo ves como una víctima y no como un agresor, cosa que inevitablemente nos conecta con aquellas personas que han sufrido y que están sufriendo tanto acoso como maltrato (el que más reflejado se puede ver es el psicológico). ¿Será así como lo ven quienes lo viven desde dentro? ¿Será así como nos hace ver y justificar nuestra mente las conductas del otro cuando estamos enamorado/as?

Y es que la serie está grabada de tal manera que lleva al espectador a ponerse en el lugar del asesino. Te seduce tanto su personalidad, como sus pensamientos en voz en off, hasta el punto que te crees lo que él mismo se cree de algún modo: que es un justiciero.

Ambas temporadas están basadas en las novelas de Caroline Kepnes, aunque con grandes adaptaciones y con personajes nuevos que hacen que la serie tenga más trama que el propio libro. Personajes que despiertan nuestra curiosidad y nos llevan a preguntarnos: ¿cómo va a reaccionar Joe?, ¿qué es lo va a hacer ahora? Y aunque juegan con la idea de una posible redención en la segunda parte, definitivamente hay muchos puntos en común con la primera temporada.

Lo que sí os podemos decir, sin destriparos lo que pasa en la primera temporada, es que el final ya nos sugería que iba a haber un cambio, un camino sin retorno para el personaje que llegamos a ver en un principio como un acosador encantador, por ponerle términos a su personalidad, aunque no son exactamente quizás esas palabras las correctas…; para dejarnos claro que Joe es simplemente un criminal con una visión del amor de lo más retorcida.

Por eso, por ese cambio que él mismo busca, en esta segunda entrega empieza intentando dejar de comportarse como lo hacía en el pasado, pero vuelve a recaer, una y otra vez. Eso sí, los guionistas esta vez han intentado de algún modo llevarnos al pasado del personaje, dándoles una justificación a sus actos, llevándonos a su niñez, a un origen.

Nuevos personajes, nuevas obsesiones, nuevas mujeres, que se cuelan en su vida nos dejan claro que este tipo de conductas no tienen sexo, es decir, que se pueden llegar a dar tanto por un hombre, como por una mujer (y hasta aquí podemos leer sin desvelar mucho más). Lo curioso es que la serie abraza los excesos, maquillándolos de “normalidad” y llevándonos a los inevitable: el caos. Una obra de arte que nos lleva a poder sentir y reflexionar sobre cómo funciona la mente cuando se convence de algo, cómo es capaz de justificar y cómo si algo no se trata, no se arregla, si nos creemos que lo que hacemos está bien, es imposible darnos cuenta de las consecuencias de nuestros actos.

De Peculiares

¿Sabías que hay un nuevo reto para los hombres en noviembre de 2019?

12 de noviembre de 2019

Melanie Quintana Molero

Lo de dejarse crecer el bigote durante noviembre para concienciar sobre el cáncer de próstata, cáncer de testículo, depresión masculina o inactividad física está dejando de estar de moda con los nuevos retos que se van incorporando a este mes para ellos.

Y es que ahora parece que está en boca de todos el No Nut November, que en otras palabras consistiría en no masturbarse durante un mes, es decir, durante noviembre. Más de uno seguro que ahora mismo estará pensando: ¿¿¿quuuuuéééé?? ¿Todo un mes? Pues sí queridos, todo un mes.

No está muy claro el origen del #NoNutNovember, pero está bastante relacionado con el tema de dejarse el bigotillo: #NoShaveNovember, aunque hay teorías que indican que viene de un grupo de personas que se reúnen para lidiar con su adicción a tocarse/masturbarse; un grupo reconocido como subreddit No Fap. Y lo plantearon porque vieron que los hombres que se abstenían de eyacular durante un periodo largo vieron crecer sus niveles de testosterona. ¿Será verdad?

Para los que quieran llevarlo a cabo estas son las reglas compartidas por The Urban Dictionary:

– No puedes tener relaciones sexuales.

– Puedes ver porno y tener erecciones, pero no masturbarte.

– Solo puedes tener un sueño húmedo… (jajaja como si se pudiera controlar…)

La cosa es que, si consigues cumplir el reto, en diciembre te vas a poner las botas, ya que aquellos que lo superan entran en #DestroyDickDecember, que consiste en masturbarte diariamente el número de veces que corresponda con el día del calendario, es decir, 1 de diciembre 1 vez, 11 de diciembre 11 veces, 31 de diciembre 31 veces… ¿Qué reto costaría más es todo un misterio?

De Peculiares

“El abusador sexual casi siempre está cerca del entorno familiar”

Santiago Pérez Hernández

Entrevista a Santiago Pérez Hernández

España es uno de los sitios donde más abusos sexuales están denunciados, por lo menos registrados, pero esto es tan solo la punta del iceberg. Habitualmente más del 70% de las personas que van a consulta no han revelado esta situación a nadie.

4 de noviembre de 2019

Entrevista de  Melanie Quintana

Dentro de poco publicará un poemario que habla sobre el abuso sexual que sufrió un niño de 8 años. Santiago es especialista en psicología del trauma, abusos sexuales, maltrato, violaciones, duelo… y hemos tenido la oportunidad de leer ese poemario en primicia y hablar con él de este, un tema tan tabú.

¿Tiene algún nombre ya el poemario?

Obvio, así es como se llama. La intención es que se llame así porque esto es realmente obvio que pasa, pero es precisamente un tema tabú, con lo cuál deja de ser totalmente obvio, dependiendo de como lo pensemos y de cómo lo formalicemos. Es algo que pasa en la mayoría de familias, lamentablemente, y no somos conscientes, por lo tanto, es algo obvio, que no vemos.

¿Qué vamos a encontrar en el poemario?

Supongo que va a ser complicado y en ocasiones duro el leerlo, dependiendo del caso. La intención es triple: la primera es dar a conocer la vivencia de un niño de 8 años que como adulto trasmite lo que ha vivido a través de algo que es mucho más común de lo que pensamos; la segunda, divulgar lo que supone el abuso sexual, porque no es solo la parte que tiene que ver con la sexualidad, sino que también tiene mucho que ver con el abuso emocional. Y tercera, levantar una alfombra y empezar a ver lo que realmente hay abajo. No somos conscientes ni de los datos, ni de las estadísticas, ni de la incidencia denunciada que nosotros ya tenemos en España y en Europa.

¿Qué te llevo a escribir esta experiencia?

Dedicarme al estrés postraumático. La psicotraumatología trabaja los traumas más potentes y las disociaciones que se producen a través de esos traumas. El hecho de que esas vivencias de esos pacientes pueden ser la causa de muchas de las patologías que luego llegan a las consultas. Y porque lo vivo de cerca con muchas situaciones.

¿Por qué el protagonista es un niño?

Quería poner un varón como protagonista porque también lo sufren, en otro tipo de entornos y situaciones.

¿Cuál es el objetivo?

Concienciar. Y hacerlo de una manera ambivalente, porque de alguna manera al hacerlo un poemario puede resultar aparentemente estético algo que realmente es muy duro y me parecía una forma de digerir algo que de otra manera quizás no podríamos hacerlo. Porque por lo general la sociedad no quiere escucharlo.

¿Crees que es un tema tabú en los medios de comunicación?

Sí y no. Por lo general es un tema que suelen rechazar en muchas ocasiones, aunque no en todas, me he encontrado de todo… obviamente. Pero no suele ser un tema especialmente aceptado. Yo creo que en España tendemos a pensar que si hablamos de un tema parece que ya le damos una realidad, así que preferimos negarlo. De alguna manera lo intentamos tapar, olvidándonos del ser más indefenso en esta cuestión: el niño.

La creencia de que si no lo veo y no lo digo no existe…

¡Exacto! Y, de hecho, todavía no hemos incidido en lo que significa el niño y las consecuencias que puede tener en ese niño los abusos. Que el niño no se sienta entendido, que se sienta indefenso, porque en muchas ocasiones no es solo el abuso que se produce, sino que también la falta de defensa que tiene ese niño.

Dejemos claro que es un abuso.

El abuso sexual es cuando al ser humano, que necesita explorar la sexualidad por si mismo, se le roba esa exploración mediante el tocamiento, la masturbación…, porque el adulto se aprovecha de aquello que el niño en un principio ve como un juego y que luego puede destrozar su futura sexualidad.

¿Cuál es el perfil de la persona que comete ese abuso?

Me gusta que hayas sacado esta pregunta porque siempre damos por hecho que es un varón adulto y en ocasiones también son las mujeres las que cometen ese abuso, en menor medida, pero también lo hacen.

¿Cuál es la diferencia estadística entre niños y niñas abusadas?

Actualizado realmente según la OMS 2017, estaríamos hablando de que 3 de cada 7 niñas han denunciado recibir un abuso, y 1 de cada 7 niños han denunciado. Pero sinceramente creo que esto es un iceberg. Lo que sí te puedo decir es que el 70% de las personas que vienen a mi consulta no lo han denunciado nunca, porque quizás ni han sabido que eso realmente era un abuso… Por lo general es más común en las mujeres.

¿Podríamos hacer un perfil de las personas que suelen abusar?

Es muy difícil encontrar un patrón y dar un perfil… pero lo que sí te puedo decir es que es complicado encontrar un abusador que no haya sido abusado. Porque ese abusador se posiciona en su lado fuerte de su YO, como una forma de entender lo que a él le ha ocurrido al igual que lo hace con la propia normalización de lo que ha pasado, y abusan para poder comprender porque con él paso exactamente lo mismo. Pero casi siempre está cerca del entorno familiar; o va a ser un amigo, una profesora… rara vez se da que el agresor es alguien externo.

¿Cuál es el impacto psicológico en ese niño?

Por lo general, depende mucho de si tiene la capacidad de poder trasmitirlo, según la edad, pero va a tener determinadas características como, que va a tender a la supervivencia, al igual que los animales, si ese niño o niña va a tener ese abusador o abusadora cerca, lo primero que va a intentar hacer es protegerse, y si lo que necesita es callarse para sobrevivir lo va a hacer porque muy probablemente esté amenazado o chantajeado o con un daño físico o con una falta de afecto, por ejemplo: “si tu no haces esto yo no voy a querer estar contigo, mama y papa no te van a creer…”

Si alguna familia esta leyendo esto, ¿cómo pueden detectar si lo está viviendo su hijo o hija?

Es muy complicado no que la familia se de cuenta, sino que la familia quiera darse cuenta, porque como decía va a estar cerca. Los primeros cambios suelen ser una baja autoestima, un cambio de temperamento… un síntoma muy común es la culpa porque al final es una forma de control psicológico. Es decir, la persona abusada tiende a pensar que es el responsable de lo que le ha ocurrido, desarrollando un trastorno de control, para poder entender que ha pasado, prefiere culpabilizarse. Pero se podría detectar con cambios como que no duerman, que estén más irascibles, más inseguros, que peguen un bajón en los estudios.

¿Qué tipo de ayuda necesitan después de vivir un episodio así?

Evidentemente psicológica, e imprescindible. El apoyo familiar y sobre todo hacerle sentir seguro, esta persona tiene que desaparecer de sus vidas y hay que sacarle del entorno donde se ha producido ese abuso. Es importante que no se sienta juzgado por parte de la familia, sentirse escuchado y obvio, una ayuda traumatológica para tratar esa huella que se ha quedado y no revivir ese episodio una y otra vez.


Extracto de Obvio

Frágil

Frágil
¿Y qué?
Frágil comienzo la historia
Frágil, que no débil
Que no hábil
Que no te lo voy a poner fácil
Que no
Si sigues leyendo
Me vas a descubrir
Si sigues leyendo
Vas a querer huir
Huye con cuidado
A ver si te vas a perder
Y no sabes que luz encender
Aún así, iré a buscarte
Pero difícilmente podré
encontrarte, si ni tú sabes
donde te has marchado
Sólo te pido que lo intentes
Que te quedes
Porque si te quedas, te va a
doler
Pero a alguien le va a valer
Y sin buscarlo, conocerás lo
que sientes

De Peculiares

¿Sabías que Halloween antes se llamaba Samhain y era una noche de brujería?

31 de octubre de 2019

Melanie Quintana Molero

Pues sí, Halloween no siempre ha sido como lo conocemos ahora, una noche llena de niños, calabazas, disfraces y piruletas… hace mucho tiempo fue una festividad céltica conocida como Samhain, que significa: fin del verano. Para ellos era el inicio del año nuevo, el final de la temporada de cosechas y el comienzo de la estación oscura, es decir, el invierno.

Ellos creían que en esta noche la línea que une este mundo con el otro se estrechaba y permitía a los espíritus, buenos y malos, pasar a través de ella. Por eso se invitaba a los ancestros de la familia mediante homenajes e intentaban alejar a los espíritus dañinos mediante ritos. De hecho, se cree que los disfraces y el uso de las máscaras se utilizaban para adoptar la apariencia de un espíritu maligno y evitar ser dañado. ¿Os suena algo de esto? Muchas cosas las seguimos haciendo sin habernos preguntado por qué. Fue la ocupación romana y el cristianismo quien posteriormente se adueñó de esta festividad, la hizo suya y la transformó en lo que hoy día conocemos como Halloween. Aunque ellos ya tenían una festividad sobre estos días conocida como “la fiesta de la cosecha” en honor a Pomona, diosa de los árboles frutales.

Pero lo más interesante de este día es su relación con la magia y la brujería. Es más, este día era uno de los más importantes para las tribus celtas hasta su posterior conversión al cristianismo y su comercialización. Durante mucho tiempo esta noche fue conocida como “el día de las brujas” y se relacionó con la wicca. La Wicca se ha reconocido como una religión, a diferencia de la Brujería. Aunque aún no hay un consenso sobre si son o no son lo mismo.

Lo que nos llama la atención de los wiccanos es que creen en la dualidad, y afirman que esta dualidad lo abarca todo (lo que nos ha llevado a pensar en cómo entendemos desde la Sexología lo masculino y lo femenino), presentándola con la polaridad de energía masculina y femenina, ya que creen que existe una Diosa, conocida como “diosa de la luna o triple diosa” y un Dios conocido como “dios astado” relacionados ambos con los cultos a la fertilidad.

La Diosa representa a la doncella, a la madre y a la anciana, que a su vez simbolizan las fases de la luna y el gobierno del cielo, la Tierra y el Inframundo; lo que también coincide con las fases del ciclo menstrual. En cambio, el Dios astado une a varias figuras mitológicas antiguas, como el semidios griego Pan, el romano Fauno o el dios egipcio Osiris, todos ellos se representan con cuernos y están muy unidos a la naturaleza.

De Peculiares

Quiérome mucho y bien para quererte mejor

11 de diciembre de 2019 
19:00 a 20:30 horas

Porque para aprender a quererte tengo que aprender a quererme, valorarme y reconocerme.  Ven el miércoles 11 de diciembre a un taller en el que aprenderás a ver lo que vales y todo lo positivo que puedes aportarte y aportar a lxs demás.

Ponente: Melanie Quintana

Precio: 40€ / 30€ con el carné de estudiante (Plazo límite para la inscripción 10 de diciembre 2019) – Se deberá enseñar el carné en la entrada al taller. 

Lugar: Inédito Bilbao

Inscripción:

► 1. Pago único mediante transferencia bancaria en el siguiente número de cuenta:

ES31 2100 0732 2102 0139 2881  (CaixaBank)

Indicando en el concepto: TALLER AUTOESTIMA + Nombre y Apellido

– Disponemos de cuenta PayPal para pago directo y sin costes: Nombre: Somos Peculiares / Correo: somospeculiares@gmail.com ¿Cómo lo hago? - Inicia sesión en tu cuenta PayPal - Enviar dinero - Buscar Somos Peculiares - Enviar dinero a un amigo - Añades la cantidad (40€/30€) - Añadir nota:  TALLER AUTOESTIMA + Nombre y Apellido - Continuar

► 2. Envío del justificante de pago y datos de inscripción: Completa el siguiente formulario de inscripción, no te olvides de adjuntar el justificante de pago o la captura de imagen del envío. ¡Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte la reserva de tu plaza!


 

MujerHombreOtro


Adjuntar justificante de pago


 


Inédito Bilbao

Inédito BilbaoInédito Bilbao

¿Cómo llegar?

De Peculiares

“Hay diversos tipos de erotismo, algunos acaban en sexo y otros no”

Silver and Gold

Entrevista a Silver and Gold

Después de cuatro años y medio no hay quien las suelte de las manos sobre el aro y en la vida real. Ellas han conseguido, sin estar desnudas, enseñar qué es el erotismo; y es que no todo en el SEB es porno.

15 de octubre de 2019

Entrevista de Yaiza Morales y Melanie Quintana

Judith y Helena son Silver and Gold, un dúo de aro aéreo que ha arrasado en el Salón Erótico de Barcelona 2019. Una disciplina de circo que consiste en hacer acrobacias en un aro que está colgado a gran altura. Su intención: potenciar el lado erótico del evento.

¿Como nació Silver and Gold?

Judith: Helena y yo compartíamos la misma compañía de teatro y un día charlando nos dimos cuenta que las dos también hacíamos circo, pero en clases diferentes. Éramos alumnas y no sabíamos que nos gustaba lo mismo.

Helena: Al año siguiente fuimos a la misma clase y la profesora preguntó si alguien quería hacer un dúo, y lo probamos. Siempre hacíamos telas, el aro apenas lo habíamos probado porque duele mucho y es la disciplina más difícil de todas. Pero el día que probamos el dúo Judith y yo dijimos: ya no nos bajamos nunca mas de aquí.

Hacéis que parezca fácil cuando se os ve ahí arriba…

Judith: Bueno… para sacar una figura hay veces que estamos semanas, hay algunas de un nivel muy alto y no nos queda otra que probar y probar. El primer día siempre duele muchísimo hasta que el cuerpo se acostumbra. Hasta llegar el punto en el que solemos decir que podemos tomar un café ahí arriba. (Reímos todas)

Una parte del espectáculo lo hacéis con los ojos vendados, ¿realmente no veis nada?

Helena: De verdad que no veíamos nada. (Ríen) Es más en un momento no nos encontrábamos y nos dijeron: no, no… para el otro lado. Es difícil estar arriba aguantando el porte de pase y confiar en que ella llegará.

Confianza al 200%. ¿Cuántas horas podéis dedicarle de ensayo?

Judith: Entrenamos 4 horas al día, un par de días a la semana, lo que nos permite el trabajo y los estudios.

Helena: Eso sí, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir estamos pensando en circo.

De la compañía de teatro al Salón Erótico de Barcelona, ¿cómo se produjo ese salto?

Helena: En realidad fuimos nosotras las que nos pusimos en contacto con ellos. Judith no sabía nada, pero yo quería sí o sí estar aquí estos días actuando y busqué por todos los medios mail de la directora y le escribí. Fue Silvia Rubí la que me respondió y apostó por nosotras. Cuando se lo dije a Judith se puso tan contenta…

¿Qué es lo que te impulsa a escribir ese mail y cómo os sentís una vez aquí?

Helena: ¡¡Mira se me ha puesto la piel de gallina y todo!! Sobretodo porque teníamos muchas ganas de salir de nuestra zona de confort y venir aquí con algo totalmente nuevo. Teníamos ganas de conocer a toda esta gente maravillosa con la que estamos compartiendo vestuarios, risas, vida personal y son todos muy bonitos y lo mejor de todo creo yo es que lo estamos disfrutando un montón e incluso acaba el día y aun queremos más y más y más.

¿Habéis notado el cambio de enfoque del que tanto se habla este año?

Judith: No habíamos venido nunca, aunque sabíamos que existía hace mucho tiempo y siempre hemos visto los vídeos promocionales y lo hemos ido siguiendo… Este año con el vídeo, por ejemplo, hemos dicho: ¡ostras! Nos ha sorprendido el micro teatro que está ligado a unos temas que nos encantan y… no sé, también se nota que se está intentando culturizar a la gente de otra manera, con otro enfoque…

¿Creéis que se están valorando este tipo de shows, como el vuestro en esta edición, o que todavía la gente viene por el porno?

Judith: Yo creo que sí, que aún sigue habiendo gente que viene por la parte mas porno, pero me gusta la idea de que este año hayan incorporado la cultura. Me gusta la idea que están aplicando de concienciar al publico. Han apostado fuerte por ello y esto va a cambiar un poco la idea que tenemos de ver este tipo de shows…

Helena: Además hay muchas charlas, y servicios como el vuestro, que tenéis un stand muy bonito y ofrecéis un servicio muy necesario y que el público está agradeciendo. Todavía hay de todo tipo de visitantes, pero creo que se están valorando otras cosas este año.

¿Creéis que tal vez la parte erótica del salón esta cobrando un poco más de sentido?

Helena: Sí, totalmente, por ejemplo, en nuestro show siempre vamos tapadas, también por seguridad porque estamos en el aro y hay cosas que el publico a lo mejor no sabe, pero nosotras tenemos en cuenta a la hora de elegir vestuario, pero es solo erótico, no va más allá… Es interesante que también el público vea que hay cosas que no hace falta llevarlas a más o mostrar, que es igual de bonito y te puede gustar igual. Y es igual de erótico que el show que han hecho antes o después, es simplemente otro tipo de erotismo y cada uno lo muestra como sea, hay diversos tipos de erotismo solo que algunos acaban en sexo y otros no. No hace falta enseñar nada para ser eróticas, esto es lo que intentamos mostrar en el escenario

¡Claro! Esto es precisamente para nosotras la erótica, lo que entendemos por Salón Erótico…

Helena: Por eso… si fuera el salón del porno yo nunca hubiera tomado la iniciativa de inscribirnos porque no hacemos porno…

De Peculiares

Puertas abiertas: talleres de empoderamiento femenino

Jornada de puertas abiertas en Pilates Femenino Bilbao

20 de septiembre de 2019 
19:00 a 20:30 horas

Hay un momento en nuestra vida adulta en el que nos damos cuenta que cuidar nuestro cuerpo y entender ciertos conceptos nunca está de más. Y eso también incluye nuestra mente, nuestra sexualidad, la forma en la que vivimos y nos relacionamos con nuestra pareja y las emociones que nos invaden siendo mujer a cierta edad.

Porque sabemos que para ti también es importante, este año te damos la posibilidad de venir a nuestro taller y tutorial mensual impartido por la sexóloga Melanie Quintana Molero de Somos Peculiares – Revista online de divulgación sexológica.

En él te damos la posibilidad de que redescubras tu cuerpo, aprendas cosas que no sabías de él, reavives tu deseo, cuides tu suelo pélvico con ejercicios guiados, cultives tus emociones y resuelvas todas las dudas que tengas con nuestra profesional.

Si estás pensando si esto es para ti acércate a Pilates Femenino Bilbao el 20 de septiembre de 19:00 a 20:00 horas y conoce a Melanie. En esa hora, totalmente gratuita y a la que puedes venir con tus amigas, nos explicará en qué van a consistir los talleres y os dará la posibilidad de crear grupos a diferentes horas y teniendo en cuenta las necesidades concretas de cada persona: edad, embarazo, con problemas de salud específicos…

No te quedes con la curiosidad. Ven, infórmate, pregunta. Si lo que necesitas es más información de forma privada puedes escribir un correo a somospeculiares@gmail.com

Ponente: Melanie Quintana Molero

Precio: Gratuito

Lugar: Pilates Femenino Bilbao

 


Pilates Femenino Bilbao

Pilates Femenino BilbaoPilates Femenino Bilbao

¿Cómo llegar?