De Peculiares

¿Sabías que hay un nuevo reto para los hombres en noviembre de 2019?

12 de noviembre de 2019

Melanie Quintana Molero

Lo de dejarse crecer el bigote durante noviembre para concienciar sobre el cáncer de próstata, cáncer de testículo, depresión masculina o inactividad física está dejando de estar de moda con los nuevos retos que se van incorporando a este mes para ellos.

Y es que ahora parece que está en boca de todos el No Nut November, que en otras palabras consistiría en no masturbarse durante un mes, es decir, durante noviembre. Más de uno seguro que ahora mismo estará pensando: ¿¿¿quuuuuéééé?? ¿Todo un mes? Pues sí queridos, todo un mes.

No está muy claro el origen del #NoNutNovember, pero está bastante relacionado con el tema de dejarse el bigotillo: #NoShaveNovember, aunque hay teorías que indican que viene de un grupo de personas que se reúnen para lidiar con su adicción a tocarse/masturbarse; un grupo reconocido como subreddit No Fap. Y lo plantearon porque vieron que los hombres que se abstenían de eyacular durante un periodo largo vieron crecer sus niveles de testosterona. ¿Será verdad?

Para los que quieran llevarlo a cabo estas son las reglas compartidas por The Urban Dictionary:

– No puedes tener relaciones sexuales.

– Puedes ver porno y tener erecciones, pero no masturbarte.

– Solo puedes tener un sueño húmedo… (jajaja como si se pudiera controlar…)

La cosa es que, si consigues cumplir el reto, en diciembre te vas a poner las botas, ya que aquellos que lo superan entran en #DestroyDickDecember, que consiste en masturbarte diariamente el número de veces que corresponda con el día del calendario, es decir, 1 de diciembre 1 vez, 11 de diciembre 11 veces, 31 de diciembre 31 veces… ¿Qué reto costaría más es todo un misterio?

De Peculiares

“El abusador sexual casi siempre está cerca del entorno familiar”

Santiago Pérez Hernández

Entrevista a Santiago Pérez Hernández

España es uno de los sitios donde más abusos sexuales están denunciados, por lo menos registrados, pero esto es tan solo la punta del iceberg. Habitualmente más del 70% de las personas que van a consulta no han revelado esta situación a nadie.

4 de noviembre de 2019

Entrevista de  Melanie Quintana

Dentro de poco publicará un poemario que habla sobre el abuso sexual que sufrió un niño de 8 años. Santiago es especialista en psicología del trauma, abusos sexuales, maltrato, violaciones, duelo… y hemos tenido la oportunidad de leer ese poemario en primicia y hablar con él de este, un tema tan tabú.

¿Tiene algún nombre ya el poemario?

Obvio, así es como se llama. La intención es que se llame así porque esto es realmente obvio que pasa, pero es precisamente un tema tabú, con lo cuál deja de ser totalmente obvio, dependiendo de como lo pensemos y de cómo lo formalicemos. Es algo que pasa en la mayoría de familias, lamentablemente, y no somos conscientes, por lo tanto, es algo obvio, que no vemos.

¿Qué vamos a encontrar en el poemario?

Supongo que va a ser complicado y en ocasiones duro el leerlo, dependiendo del caso. La intención es triple: la primera es dar a conocer la vivencia de un niño de 8 años que como adulto trasmite lo que ha vivido a través de algo que es mucho más común de lo que pensamos; la segunda, divulgar lo que supone el abuso sexual, porque no es solo la parte que tiene que ver con la sexualidad, sino que también tiene mucho que ver con el abuso emocional. Y tercera, levantar una alfombra y empezar a ver lo que realmente hay abajo. No somos conscientes ni de los datos, ni de las estadísticas, ni de la incidencia denunciada que nosotros ya tenemos en España y en Europa.

¿Qué te llevo a escribir esta experiencia?

Dedicarme al estrés postraumático. La psicotraumatología trabaja los traumas más potentes y las disociaciones que se producen a través de esos traumas. El hecho de que esas vivencias de esos pacientes pueden ser la causa de muchas de las patologías que luego llegan a las consultas. Y porque lo vivo de cerca con muchas situaciones.

¿Por qué el protagonista es un niño?

Quería poner un varón como protagonista porque también lo sufren, en otro tipo de entornos y situaciones.

¿Cuál es el objetivo?

Concienciar. Y hacerlo de una manera ambivalente, porque de alguna manera al hacerlo un poemario puede resultar aparentemente estético algo que realmente es muy duro y me parecía una forma de digerir algo que de otra manera quizás no podríamos hacerlo. Porque por lo general la sociedad no quiere escucharlo.

¿Crees que es un tema tabú en los medios de comunicación?

Sí y no. Por lo general es un tema que suelen rechazar en muchas ocasiones, aunque no en todas, me he encontrado de todo… obviamente. Pero no suele ser un tema especialmente aceptado. Yo creo que en España tendemos a pensar que si hablamos de un tema parece que ya le damos una realidad, así que preferimos negarlo. De alguna manera lo intentamos tapar, olvidándonos del ser más indefenso en esta cuestión: el niño.

La creencia de que si no lo veo y no lo digo no existe…

¡Exacto! Y, de hecho, todavía no hemos incidido en lo que significa el niño y las consecuencias que puede tener en ese niño los abusos. Que el niño no se sienta entendido, que se sienta indefenso, porque en muchas ocasiones no es solo el abuso que se produce, sino que también la falta de defensa que tiene ese niño.

Dejemos claro que es un abuso.

El abuso sexual es cuando al ser humano, que necesita explorar la sexualidad por si mismo, se le roba esa exploración mediante el tocamiento, la masturbación…, porque el adulto se aprovecha de aquello que el niño en un principio ve como un juego y que luego puede destrozar su futura sexualidad.

¿Cuál es el perfil de la persona que comete ese abuso?

Me gusta que hayas sacado esta pregunta porque siempre damos por hecho que es un varón adulto y en ocasiones también son las mujeres las que cometen ese abuso, en menor medida, pero también lo hacen.

¿Cuál es la diferencia estadística entre niños y niñas abusadas?

Actualizado realmente según la OMS 2017, estaríamos hablando de que 3 de cada 7 niñas han denunciado recibir un abuso, y 1 de cada 7 niños han denunciado. Pero sinceramente creo que esto es un iceberg. Lo que sí te puedo decir es que el 70% de las personas que vienen a mi consulta no lo han denunciado nunca, porque quizás ni han sabido que eso realmente era un abuso… Por lo general es más común en las mujeres.

¿Podríamos hacer un perfil de las personas que suelen abusar?

Es muy difícil encontrar un patrón y dar un perfil… pero lo que sí te puedo decir es que es complicado encontrar un abusador que no haya sido abusado. Porque ese abusador se posiciona en su lado fuerte de su YO, como una forma de entender lo que a él le ha ocurrido al igual que lo hace con la propia normalización de lo que ha pasado, y abusan para poder comprender porque con él paso exactamente lo mismo. Pero casi siempre está cerca del entorno familiar; o va a ser un amigo, una profesora… rara vez se da que el agresor es alguien externo.

¿Cuál es el impacto psicológico en ese niño?

Por lo general, depende mucho de si tiene la capacidad de poder trasmitirlo, según la edad, pero va a tener determinadas características como, que va a tender a la supervivencia, al igual que los animales, si ese niño o niña va a tener ese abusador o abusadora cerca, lo primero que va a intentar hacer es protegerse, y si lo que necesita es callarse para sobrevivir lo va a hacer porque muy probablemente esté amenazado o chantajeado o con un daño físico o con una falta de afecto, por ejemplo: “si tu no haces esto yo no voy a querer estar contigo, mama y papa no te van a creer…”

Si alguna familia esta leyendo esto, ¿cómo pueden detectar si lo está viviendo su hijo o hija?

Es muy complicado no que la familia se de cuenta, sino que la familia quiera darse cuenta, porque como decía va a estar cerca. Los primeros cambios suelen ser una baja autoestima, un cambio de temperamento… un síntoma muy común es la culpa porque al final es una forma de control psicológico. Es decir, la persona abusada tiende a pensar que es el responsable de lo que le ha ocurrido, desarrollando un trastorno de control, para poder entender que ha pasado, prefiere culpabilizarse. Pero se podría detectar con cambios como que no duerman, que estén más irascibles, más inseguros, que peguen un bajón en los estudios.

¿Qué tipo de ayuda necesitan después de vivir un episodio así?

Evidentemente psicológica, e imprescindible. El apoyo familiar y sobre todo hacerle sentir seguro, esta persona tiene que desaparecer de sus vidas y hay que sacarle del entorno donde se ha producido ese abuso. Es importante que no se sienta juzgado por parte de la familia, sentirse escuchado y obvio, una ayuda traumatológica para tratar esa huella que se ha quedado y no revivir ese episodio una y otra vez.


Extracto de Obvio

Frágil

Frágil
¿Y qué?
Frágil comienzo la historia
Frágil, que no débil
Que no hábil
Que no te lo voy a poner fácil
Que no
Si sigues leyendo
Me vas a descubrir
Si sigues leyendo
Vas a querer huir
Huye con cuidado
A ver si te vas a perder
Y no sabes que luz encender
Aún así, iré a buscarte
Pero difícilmente podré
encontrarte, si ni tú sabes
donde te has marchado
Sólo te pido que lo intentes
Que te quedes
Porque si te quedas, te va a
doler
Pero a alguien le va a valer
Y sin buscarlo, conocerás lo
que sientes

De Peculiares

¿Sabías que Halloween antes se llamaba Samhain y era una noche de brujería?

31 de octubre de 2019

Melanie Quintana Molero

Pues sí, Halloween no siempre ha sido como lo conocemos ahora, una noche llena de niños, calabazas, disfraces y piruletas… hace mucho tiempo fue una festividad céltica conocida como Samhain, que significa: fin del verano. Para ellos era el inicio del año nuevo, el final de la temporada de cosechas y el comienzo de la estación oscura, es decir, el invierno.

Ellos creían que en esta noche la línea que une este mundo con el otro se estrechaba y permitía a los espíritus, buenos y malos, pasar a través de ella. Por eso se invitaba a los ancestros de la familia mediante homenajes e intentaban alejar a los espíritus dañinos mediante ritos. De hecho, se cree que los disfraces y el uso de las máscaras se utilizaban para adoptar la apariencia de un espíritu maligno y evitar ser dañado. ¿Os suena algo de esto? Muchas cosas las seguimos haciendo sin habernos preguntado por qué. Fue la ocupación romana y el cristianismo quien posteriormente se adueñó de esta festividad, la hizo suya y la transformó en lo que hoy día conocemos como Halloween. Aunque ellos ya tenían una festividad sobre estos días conocida como “la fiesta de la cosecha” en honor a Pomona, diosa de los árboles frutales.

Pero lo más interesante de este día es su relación con la magia y la brujería. Es más, este día era uno de los más importantes para las tribus celtas hasta su posterior conversión al cristianismo y su comercialización. Durante mucho tiempo esta noche fue conocida como “el día de las brujas” y se relacionó con la wicca. La Wicca se ha reconocido como una religión, a diferencia de la Brujería. Aunque aún no hay un consenso sobre si son o no son lo mismo.

Lo que nos llama la atención de los wiccanos es que creen en la dualidad, y afirman que esta dualidad lo abarca todo (lo que nos ha llevado a pensar en cómo entendemos desde la Sexología lo masculino y lo femenino), presentándola con la polaridad de energía masculina y femenina, ya que creen que existe una Diosa, conocida como “diosa de la luna o triple diosa” y un Dios conocido como “dios astado” relacionados ambos con los cultos a la fertilidad.

La Diosa representa a la doncella, a la madre y a la anciana, que a su vez simbolizan las fases de la luna y el gobierno del cielo, la Tierra y el Inframundo; lo que también coincide con las fases del ciclo menstrual. En cambio, el Dios astado une a varias figuras mitológicas antiguas, como el semidios griego Pan, el romano Fauno o el dios egipcio Osiris, todos ellos se representan con cuernos y están muy unidos a la naturaleza.

De Peculiares

Quiérome mucho y bien para quererte mejor

10 de diciembre de 2019 
19:00 a 20:30 horas

Porque para aprender a quererte tengo que aprender a quererme, valorarme y reconocerme.  Ven el martes 10 de diciembre a un taller en el que aprenderás a ver lo que vales y todo lo positivo que puedes aportarte y aportar a lxs demás.

Ponente: Melanie Quintana

Precio: 40€ / 30€ con el carné de estudiante (Plazo límite para la inscripción 9 de diciembre 2019) – Se deberá enseñar el carné en la entrada al taller. 

Lugar: Inédito Bilbao

Inscripción:

► 1. Pago único mediante transferencia bancaria en el siguiente número de cuenta:

ES31 2100 0732 2102 0139 2881  (CaixaBank)

Indicando en el concepto: TALLER AUTOESTIMA + Nombre y Apellido

– Disponemos de cuenta PayPal para pago directo y sin costes: Nombre: Somos Peculiares / Correo: somospeculiares@gmail.com ¿Cómo lo hago? - Inicia sesión en tu cuenta PayPal - Enviar dinero - Buscar Somos Peculiares - Enviar dinero a un amigo - Añades la cantidad (40€/30€) - Añadir nota:  TALLER AUTOESTIMA + Nombre y Apellido - Continuar

► 2. Envío del justificante de pago y datos de inscripción: Completa el siguiente formulario de inscripción, no te olvides de adjuntar el justificante de pago o la captura de imagen del envío. ¡Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte la reserva de tu plaza!


 





MujerHombreOtro


Adjuntar justificante de pago


 


Inédito Bilbao

Inédito BilbaoInédito Bilbao

¿Cómo llegar?

De Peculiares

“Hay diversos tipos de erotismo, algunos acaban en sexo y otros no”

Silver and Gold

Entrevista a Silver and Gold

Después de cuatro años y medio no hay quien las suelte de las manos sobre el aro y en la vida real. Ellas han conseguido, sin estar desnudas, enseñar qué es el erotismo; y es que no todo en el SEB es porno.

15 de octubre de 2019

Entrevista de Yaiza Morales y Melanie Quintana

Judith y Helena son Silver and Gold, un dúo de aro aéreo que ha arrasado en el Salón Erótico de Barcelona 2019. Una disciplina de circo que consiste en hacer acrobacias en un aro que está colgado a gran altura. Su intención: potenciar el lado erótico del evento.

¿Como nació Silver and Gold?

Judith: Helena y yo compartíamos la misma compañía de teatro y un día charlando nos dimos cuenta que las dos también hacíamos circo, pero en clases diferentes. Éramos alumnas y no sabíamos que nos gustaba lo mismo.

Helena: Al año siguiente fuimos a la misma clase y la profesora preguntó si alguien quería hacer un dúo, y lo probamos. Siempre hacíamos telas, el aro apenas lo habíamos probado porque duele mucho y es la disciplina más difícil de todas. Pero el día que probamos el dúo Judith y yo dijimos: ya no nos bajamos nunca mas de aquí.

Hacéis que parezca fácil cuando se os ve ahí arriba…

Judith: Bueno… para sacar una figura hay veces que estamos semanas, hay algunas de un nivel muy alto y no nos queda otra que probar y probar. El primer día siempre duele muchísimo hasta que el cuerpo se acostumbra. Hasta llegar el punto en el que solemos decir que podemos tomar un café ahí arriba. (Reímos todas)

Una parte del espectáculo lo hacéis con los ojos vendados, ¿realmente no veis nada?

Helena: De verdad que no veíamos nada. (Ríen) Es más en un momento no nos encontrábamos y nos dijeron: no, no… para el otro lado. Es difícil estar arriba aguantando el porte de pase y confiar en que ella llegará.

Confianza al 200%. ¿Cuántas horas podéis dedicarle de ensayo?

Judith: Entrenamos 4 horas al día, un par de días a la semana, lo que nos permite el trabajo y los estudios.

Helena: Eso sí, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir estamos pensando en circo.

De la compañía de teatro al Salón Erótico de Barcelona, ¿cómo se produjo ese salto?

Helena: En realidad fuimos nosotras las que nos pusimos en contacto con ellos. Judith no sabía nada, pero yo quería sí o sí estar aquí estos días actuando y busqué por todos los medios mail de la directora y le escribí. Fue Silvia Rubí la que me respondió y apostó por nosotras. Cuando se lo dije a Judith se puso tan contenta…

¿Qué es lo que te impulsa a escribir ese mail y cómo os sentís una vez aquí?

Helena: ¡¡Mira se me ha puesto la piel de gallina y todo!! Sobretodo porque teníamos muchas ganas de salir de nuestra zona de confort y venir aquí con algo totalmente nuevo. Teníamos ganas de conocer a toda esta gente maravillosa con la que estamos compartiendo vestuarios, risas, vida personal y son todos muy bonitos y lo mejor de todo creo yo es que lo estamos disfrutando un montón e incluso acaba el día y aun queremos más y más y más.

¿Habéis notado el cambio de enfoque del que tanto se habla este año?

Judith: No habíamos venido nunca, aunque sabíamos que existía hace mucho tiempo y siempre hemos visto los vídeos promocionales y lo hemos ido siguiendo… Este año con el vídeo, por ejemplo, hemos dicho: ¡ostras! Nos ha sorprendido el micro teatro que está ligado a unos temas que nos encantan y… no sé, también se nota que se está intentando culturizar a la gente de otra manera, con otro enfoque…

¿Creéis que se están valorando este tipo de shows, como el vuestro en esta edición, o que todavía la gente viene por el porno?

Judith: Yo creo que sí, que aún sigue habiendo gente que viene por la parte mas porno, pero me gusta la idea de que este año hayan incorporado la cultura. Me gusta la idea que están aplicando de concienciar al publico. Han apostado fuerte por ello y esto va a cambiar un poco la idea que tenemos de ver este tipo de shows…

Helena: Además hay muchas charlas, y servicios como el vuestro, que tenéis un stand muy bonito y ofrecéis un servicio muy necesario y que el público está agradeciendo. Todavía hay de todo tipo de visitantes, pero creo que se están valorando otras cosas este año.

¿Creéis que tal vez la parte erótica del salón esta cobrando un poco más de sentido?

Helena: Sí, totalmente, por ejemplo, en nuestro show siempre vamos tapadas, también por seguridad porque estamos en el aro y hay cosas que el publico a lo mejor no sabe, pero nosotras tenemos en cuenta a la hora de elegir vestuario, pero es solo erótico, no va más allá… Es interesante que también el público vea que hay cosas que no hace falta llevarlas a más o mostrar, que es igual de bonito y te puede gustar igual. Y es igual de erótico que el show que han hecho antes o después, es simplemente otro tipo de erotismo y cada uno lo muestra como sea, hay diversos tipos de erotismo solo que algunos acaban en sexo y otros no. No hace falta enseñar nada para ser eróticas, esto es lo que intentamos mostrar en el escenario

¡Claro! Esto es precisamente para nosotras la erótica, lo que entendemos por Salón Erótico…

Helena: Por eso… si fuera el salón del porno yo nunca hubiera tomado la iniciativa de inscribirnos porque no hacemos porno…

De Peculiares

Puertas abiertas: talleres de empoderamiento femenino

Jornada de puertas abiertas en Pilates Femenino Bilbao

20 de septiembre de 2019 
19:00 a 20:30 horas

Hay un momento en nuestra vida adulta en el que nos damos cuenta que cuidar nuestro cuerpo y entender ciertos conceptos nunca está de más. Y eso también incluye nuestra mente, nuestra sexualidad, la forma en la que vivimos y nos relacionamos con nuestra pareja y las emociones que nos invaden siendo mujer a cierta edad.

Porque sabemos que para ti también es importante, este año te damos la posibilidad de venir a nuestro taller y tutorial mensual impartido por la sexóloga Melanie Quintana Molero de Somos Peculiares – Revista online de divulgación sexológica.

En él te damos la posibilidad de que redescubras tu cuerpo, aprendas cosas que no sabías de él, reavives tu deseo, cuides tu suelo pélvico con ejercicios guiados, cultives tus emociones y resuelvas todas las dudas que tengas con nuestra profesional.

Si estás pensando si esto es para ti acércate a Pilates Femenino Bilbao el 20 de septiembre de 19:00 a 20:00 horas y conoce a Melanie. En esa hora, totalmente gratuita y a la que puedes venir con tus amigas, nos explicará en qué van a consistir los talleres y os dará la posibilidad de crear grupos a diferentes horas y teniendo en cuenta las necesidades concretas de cada persona: edad, embarazo, con problemas de salud específicos…

No te quedes con la curiosidad. Ven, infórmate, pregunta. Si lo que necesitas es más información de forma privada puedes escribir un correo a somospeculiares@gmail.com

Ponente: Melanie Quintana Molero

Precio: Gratuito

Lugar: Pilates Femenino Bilbao

 


Pilates Femenino Bilbao

Pilates Femenino BilbaoPilates Femenino Bilbao

¿Cómo llegar?

De Peculiares

¿Sabes qué es el cuckolding y cómo se practica?

¿Sabes qué es el cuckolding y cómo se practica?

28 de agosto de 2019

Melanie Quintana Molero

Literalmente la palabra en inglés quiere decir “cornudo” o “poner los cuernos a alguien”. Es un juego al que habitualmente juegan las parejas heterosexuales, pero no tiene que por qué ser siempre así. Técnicamente se refiere a la práctica en la que un hombre obtiene satisfacción al observar a su pareja mientras folla con su amante o con el relato de ella sobre sus relaciones con una tercera persona.

Los casos más conocidos son en los que un hombre (normalmente casado) observa a su mujer con su amante que suele ser un hombre. El hombre con quien tiene ese encuentro, a quien llaman bull o lover, entra en la relación y satisface sexualmente a la mujer.  Cuckold es como se le llama al hombre que mira.

Es un juego de rol entre parejas, no tiene nada que ver con ser infiel y tampoco es lo mismo que ser swingers. Que se quede en la fantasía o que se lleve a la realidad es cosa de quien vaya a jugar. Una persona que practica el cuckolding se excita por la fantasía o realidad donde su pareja mantiene relaciones sexuales con otra persona, generalmente con alguien parecido a su alter ego. Literalmente lo que aumenta sus niveles de excitación es actuar como espectador de un encuentro entre su pareja y un/a tercero/a.

Este tipo de juego tiene un poder de transgresión muy alto, ya que la persona que hace el acto estaría experimentando lo prohibido (desde lo concedido) y para el que observa no solo le confiere el poder de impulsar a su pareja a transgredir, sino que también él controla realmente la situación, pues es él quien habitualmente decide cómo, dónde y con quién se va a acostar su mujer.

¿Por qué este tipo de práctica puede llegar a gustar a un determinado tipo de personas?

  • Alguno/as lo consideran una variante del masoquismo. Bajo la idea de sentirse humillado/a por parte de la pareja en su búsqueda del placer.
  • Otro/as opinan que es una manera de dominar, puesto que es el miembro de la pareja que observa quien decide cuándo y en qué condiciones le engañan.
  • En otros casos se cree que se trata de una forma de escapismo, una manera de eludir las propias responsabilidades sexuales (las que nos creemos que tenemos) en otro/a.
  • También hay quien opina que el hecho de convertir a tu pareja en objeto deseado por otro/a mientras se piensa que sigue siendo su “propietario/a” hace que haya personas que lo sientan como un símbolo de estatus.
  • Incluso hay quien opina que es una mascara para intentar ocultar el deseo por una persona de nuestro mismo sexo. Es decir, cedemos la oportunidad de que nuestra pareja se acueste con otro/a porque a quien realmente deseamos es a quien va a ser el amante de nuestra pareja en esta infidelidad pactada.

Sea la explicación que sea lo que está claro es que quienes lo practican de manera consensuada, pactada, libre y consciente disfrutan plenamente de esta práctica.

Principalmente hay tres formas de relaciones cuckold:

  1. Ligera: Juego de roles sexuales. El cuckold no es necesariamente pasivo y su excitación al verlos está en primer plano. Siempre está presente cuando su pareja tiene sexo y en ocasiones también participa.
  2. Clásica: Habitualmente la mujer vive sus fantasías con otros hombres. El cuckold lo sabe y se queda en casa o en el lugar pactado para observar. En el caso de que no esté para mirar ella le cuenta sus experiencias para humillarlo, lo domina, pero también tiene sexo con él.
  3. Extrema: Ella decide sobre su sexualidad. Nunca tiene sexo con su pareja. Ella es su ama y controla las necesidades sexuales de él, le obliga a estar casto.

Según un estudio de David Ley, Justin Lehmiller y el escritor Dan Savage, la práctica o fantasía de realizar este tipo de juegos es una experiencia muy positiva para muchas parejas. Ahora bien, para que esto sea posible los miembros de la relación han de tener gran confianza y respeto, se trata de que lo/as dos conecten, sin exigencias ni presiones.

De Peculiares

¿Cómo gestionar el rechazo?

¿Cómo gestionar el rechazo?

21 de junio de 2019

Colab. Melanie Quintana y Xandra Garcia 

Muchas veces cuando nos metemos en la aventura de conocer a alguien y queremos hablar con él o ella, nos surgen miedos y dudas sobre si seremos o no aceptadxs por la otra persona. En ocasiones, la tentativa de recibir un NO nos paraliza y nos bloquea y no nos permite vivir esa experiencia. Nos olvidamos del juego y nos centramos en el resultado, olvidamos que lleve a lo que nos lleve esa iniciativa, es decir, una noche de sexo, una pareja estable, una amistad o que se quede en ese momento; conocer al otro, es divertido en sí mismo.

Sin embargo, si sabemos cómo actuar ante el rechazo podemos romper esas barreras que nos impiden vivir la experiencia de entrarle a alguien o ligar. Hay que tener en cuenta que cuando nos dicen NO, ese NO, puede tener muchos matices. Con la campaña NO es NO, se está consiguiendo que se respete a las mujeres cuando su decisión ante alguna situación es una negativa a la proposición recibida (sobre todo a nivel erótico). Pero un NO también nos los puede dar un hombre, ellos también tienen derecho a decidir si les apetece hacer algo o dejar de hacerlo, y a veces se nos olvidan que ellos también deciden.

Este mensaje, también les ha robado la posibilidad a las mujeres de decidir decir SÍ a alguna proposición, porque ¿cómo van a decir SÍ a algo y que no se les tache de guarras o de promiscuas? O la posibilidad de decir un SÍ a algo y un NO a otra cosa. No tiene que porque ser un NO a todo. Igual les apetece hablar contigo y ya está, o besarse y que no les metas mano, o bailar contigo y sentir tu cuerpo, pero no apetecerles llegar a más…

De hecho, muchas veces un NO, puede significar un NO AQUÍ, porque no le parece el lugar apropiado, porque están sus amigxs y no quiere que le vean…; un NO ASÍ, porque la forma en la que le estás entrando no le gusta, o la forma en la que le estás tocando, o dando por hecho que quiere algo…; un NO AHORA, porque no es el momento, o, simplemente, un NO A TI, porque tú no le gustas, porque se había fijado en otrx, porque no eres su estilo...

Puede ser muchas cosas, y tener implícitos muchos matices, lo importante sería aprender a ligar y no quedarnos solo con esa idea de victimismo que hemos adoptado las mujeres con la campaña NO es NO. Aprender que a veces podemos decir SÍ. Y sobre todo respetar. RESPETARNOS. Respetar que puedo cambiar de padecer, de apetecer o de opinión durante el propio juego por muchos motivos. Que el juego siempre es de dos y que nadie debe llevar la batuta o el control sobre el otro, a menos que estéis jugando a BDSM, en tal caso, el juego de roles estaría pactado y estaríamos hablando de ceder el control.

Pero volviendo al tema, si decides aventurarte a romper esas barreras del miedo, y te animas a conocer a otra persona, desde el respeto, estas son algunas claves que puedes utilizar para gestionar el rechazo o la negativa por su parte.

1.Échale humor al asunto: No te dejes llevar por un comentario negativo. En un primer momento puede ser que te respondan con un NO, porque no es el sitio, no es lugar o no eres la persona que esperaba, como hemos comentado antes. Ten en cuenta que esa persona no te esperaba a ti. Un comentario gracioso y no ofensivo o borde ante su respuesta puede darte más tiempo o una segunda oportunidad de conseguir una nueva impresión.

2. Pregúntate si el rechazo es hacia ti: Hay que tener en cuenta que es un primer contacto con esa persona, no te conoce y solo te está juzgando por tu imagen, por tu forma de entrar o por tu forma de hablar. No te preocupes si te suelta un NO sin ni siquiera abrir la boca. Puede que esa no sea la persona que tengas que conocer esa noche o puedes utilizarlo como una oportunidad para demostrar tus encantos. Por ejemplo: puedes demostrar que eres una persona con humor y empezar con alguna frase que le desmonte su rechazo y dejarle ver esas facetas que no se ven a primera vista.

3. No pierdas de vista el objetivo: No te dejes llevar por una mala respuesta, que no te arrastre la mala energía, recuerda que fuiste a ligar, a conocer a otra persona y a pasar un buen rato. Una mala contestación solo puede hacer que os distanciéis o entréis en una dinámica de mal rollo. Por el contrario, una respuesta ingeniosa reducirá el nivel de tensión que se puede generar entre los dos, y si no genera una segunda oportunidad, siempre podrás quedar bien y demostrar que se puede ligar con educación.

4. No olvides que ligar es un juego de dos: No solamente el que entra puede ser rechazado, la responsabilidad de que eso funcione o no es de los dos. Una vez que uno ha roto el hielo a los dos les incumbe llevar a hacia un lado o hacia otro la situación. No solamente es responsabilidad de la persona que entra, la otra persona también tiene que hacer algo para mantener el juego y los roles se pueden intercambiar. Ten en cuenta que si inicias un acercamiento también puedes acabarlo en el momento que quieras. Pero recuerda hacerlo siempre con educación y empatía hacia el otro. Por ejemplo: Si ves que en algún momento la cosa está atascada, deja de resultarte divertido, interesante o estimulante, siempre puedes decir aquello de:

  • Ha sido un placer conocerte, me voy que me esperan mis amigxs.

5. Si la cosa no cuaja, retírate con elegancia: No te dejes llevar por el orgullo ni por el ego, al fin y al cabo, solo va a hacer que te sientas peor. Evita entrar en una espiral de insultos o reproches, siempre puede ser un buen momento para disculparse y pedir un Gin Tonic. O soltar alguna frase como:

  • Disculpa no quería molestarte, solo quería conocerte.
De Peculiares

A ciegas

 

 

 "No dejaba de rozarme sobre su pantalón. Cada vez más rápido, cada vez con más intensidad. Los besos nos fundían y nos calentaban más."

MELANIE QUINTANA MOLERO

Lo conocí en la biblioteca de la universidad donde ambos estudiábamos Veterinaria. Los dos escogimos la misma carrera, aunque con diferentes perspectivas y no con las mismas facilidades para ello. Le observaba anonadada desde mi mesa, escondida tras los libros. Me encantaba verle pasar los dedos sobre las páginas, esa sensibilidad que le hacía ver de algún modo y mi cabeza fantaseaba con que hiciera lo mismo sobre mi piel.

Las semanas pasaban, no recuerdo cuánto tiempo invertí mirándole. Sus manos fornidas recorrían aquellos textos de una manera en la que no podía dejar de imaginar cómo sería estar con alguien que no pudiera verme.

Semanas más tarde reuní el suficiente valor como para acercarme y hablarle. Me senté a su lado y desplegué sobre la mesa todos mis apuntes, respiré profundamente, esperando coger las fuerzas que me faltaban y dije:

– Hola.

– ¡Ah! Hola, eres tú. Pensé que nunca te acercarías a saludarme. – Su respuesta me dejo del todo perpleja. Me lo dijo con una seguridad inusitada mientras sonreía de medio lado. ¿Acaso sabe quién soy? Si nunca me ha visto, no ha podido ser capaz de ver como le miraba siempre desde el otro lado de la biblioteca… ¿no?

– Tu perfume… es el que te ha delatado. – Vaya, pensé, y no pude evitar olerme a mi misma.

Una mueca imperceptible para él se dibujaba en la comisura de mis labios. Nos presentamos con un apretón de manos, seguido de un beso robado en la mejilla por su parte. Me parecía un tío de lo más interesante y atrevido. Era guapo y definitivamente estaba fuerte, de lejos parecía un chico malote con gafas de sol de esos que tanto nos pone a las chicas.

Mientras hablábamos de temas relacionados con las clases y materias que nos tocaban estudiar ese semestre, no podía dejar de estudiar su físico descaradamente. Tenía unas manos firmes, robustas y muy varoniles. No pude evitar pensar en cómo tocarían mi cuerpo esas manos.

Sonó el timbre y el ruido me sacó de la burbuja que me había creado. Al hacer amago de retirar la silla y ante una inevitable despedida, me agarró de la mano y se me puso la piel de gallina.

– Me gustaría mucho invitarte a cenar mañana. Podríamos estudiar juntos. A mi compañero de habitación no creo que le moleste. – Me dijo mientras abría su bastón y acariciaba mi brazo a modo de despedida. – Tragué saliva, mi corazón se volvió loco ante su caricia.

– Claro. – No pude decir nada más. La piel de la espalda se me estaba erizando. – Mañana al acabar las clases nos vemos aquí mismo. – Mierdaaa… soy retrasada, pensé al instante. –Disculpa no quería ser grosera. A veces se me olvida que…

– ¡Tranquila! – Me dijo con voz calmada. – Lo cierto es que me encantaría verte aquí. – Obviamente iba con segundas. Me quedé petrificada observando su amplia sonrisa, hasta que vi que se inclinaba hacía mi. – Ha sido un placer Elena… – Me susurró al oído y se despidió con un beso en la mejilla. Pude percibir como sus fosas nasales se abrían para exhalar todo mi perfume al acercarse y se me volvió a erizar la piel.

Pasé la noche en vela pensando en lo que había ocurrido. No sabía nada de él, sólo que era un chico mono con una voz melodiosamente sensual que estudiaba en la misma facultad que yo. Tenía la sensación de que jugaba con ventaja sobre mí, como si pudiera ver más que yo. Todo él tenía un aire misterioso muy embriagador.

Recordé sus fuertes manos mientras me acariciaba el brazo antes de despedirse y cómo me hicieron estremecer. Un calor súbito comenzó a quemarme los muslos y no pude evitar masturbarme. Una y otra vez.

A eso de las 20:00 el timbre volvió a sonar, recogí mis apuntes y me dirigí con paso acelerado a la biblioteca. Caminaba por el pasillo nerviosa cuando lo vi a lo lejos acompañado de su perro lazarillo. Me puse frente a él sonriendo como una boba al perro, me encantan los perros. No me dio tiempo a decir nada.

– Buenas noches señorita Chanell nº 5. ¿Lista para cenar? He pedido comida japonesa en el restaurante del campus. Nos la subirán dentro de un rato. Espero que te gusté. – Había acertado con la cena. Este chico prometía…

– Buenas noches Adrián. Parece que vamos a ser tres. – Le dije mientras acariciaba al perro.

– Se llama Kira. Es mi compañera de habitación. – Así que no le iba a molestar que fuéramos…ya.

Durante el trayecto, mientras conversábamos de todo y de nada, pude apreciar cómo la gente nos miraba. Pero no sabía si a mí, a él o a la perra. No sé, yo solo tenía ojos para su boca. Intenté imaginar cómo sería mi vida sin la vista y agudicé todo lo que pude mis otros sentidos. Acaricié la barra de las escaleras apreciando el frío metal, puse mi atención en el viento y en las conversaciones de mi alrededor.

Adrián tenía una habitación muy sencilla y diáfana, sin muchos muebles. Kira abrió la puerta con su hocico y encendió las luces con su pata. Sin duda era más lista que mi compañera de habitación, Marta.

Me ofreció sentarme y poco después nos pusimos a estudiar. Al poco rato llegó la cena. Me gustó mucho el sushi pero lo que más me gustó fue la forma en la que él me enseño a apreciar más los sabores: comiendo con las manos.

– Si no te importa me gustaría que estemos en igualdad de condiciones. – No entendía nada… y él se dio cuenta. – Me gustaría vendarte los ojos para que aprecies la cena como yo lo hago.

Me pareció una idea fantástica. Cada bocado inundaba mi paladar de sabor mientras Adrián con su voz sensual me deleitaba explicando los secretos de la cocina japonesa. Era culto, inteligente y tenía ese punto de misterio que me encantaba.

La cena fue todo un festín de sabores para mis sentidos. Me sentía enormemente excitada con la venda puesta. Pero no quería parecer demasiado lanzada.

– Tu respiración te delata. – Soltó de repente y me acarició el muslo con sumo cuidado, deslizando todos sus dedos sobre mi piel. Ahora sí que estaba tremendamente excitada… así que no me lo pensé. Me lancé a por su boca como una loba hacía su presa.

Me sentía borracha de vino, de sabores, de sentidos y de él, de su sabor. Me devolvió el beso de manera arrolladora agarrando mi cabeza por la nuca y acercándome más hacia él, como si nos quisiéramos devorar el uno al otro. Le deseaba más que a nadie en el mundo. Le deseaba con todos mis sentidos, literalmente, y más en aquel instante en el que no podía ver.

Nos besamos un buen rato. Nuestras lenguas se entrelazaban. Sus manos dejaron de prestar atención a mi pelo y de deslizaron por mi espalda, invitándome a más.

– Tienes una piel especialmente delicada, fina y preciosa. Me encanta el olor de tu cabello y como se te erizan los pezones solo con oír mi voz. – Me dijo en un momento en el que paramos para tomar aire. No pude evitar soltar un gemido ahogado y le empujé sobre el respaldo del sofá, para colocarme a horcajadas sobre él.

Mi vulva se expuso completamente a él arcaizando su erección sobre la ropa. Su boca entreabierta sobre la mía anunciaba el desenlace. Note que le gustaba deleitarse escuchando el compás de mi respiración y dejándome mover libremente sobre él.

No dejaba de rozarme sobre su pantalón. Cada vez más rápido, cada vez con más intensidad. Los besos nos fundían y nos calentaban más. Le agarraba del pelo, de los hombros, de los brazos, quería hacerlo mío, liberarme sobre él. Estaba tan excitado como yo, notaba su pene duro como una piedra, apunto de explotar. Y eso fue lo que sucedió, nos corrimos los dos a la vez, sincronizados con los movimientos de mi pelvis.

Cogimos aire para respirar, no era habitual que me corriera en un encuentro al mismo tiempo que mi amante. Aquello fue una explosión de sensaciones. No quería alejarme de su boca, así que le volví a besar, esta vez, fue un beso cariñoso.

– Es mi primera vez a ciegas. – Le dije, y ambos empezamos a reír. Aquello sin duda alguna era el principio de algo.

De Peculiares

Operación Cuerpo

Ya que te vas a poner a trabajar el cuerpo para el verano, ¿qué tal si empiezas por entenderlo? ¡Hola! Nos llamamos Melanie y María, somos las que van a impartir este taller en el que vamos a intentar que tomes conciencia de lo que te puede aportar tu cuerpo y lo importante que es cuidarlo. Descubre cosas que no sabías sobre él y tómate un ratito para sentirte.

¿CUÁNDO?

19 DE JUNIO 2019

¿DÓNDE?

INÉDITO BILBAO

CONTACTO

somospeculiares@gmail.com

HORA

18:00 - 20:00

PRECIO

25€

TIEMPO

Tienes hasta el 18 de junio

FORMA DE PAGO E INSCRIPCIÓN:

► 1. Pago único mediante transferencia bancaria en el siguiente número de cuenta:

ES76 2095 0141 4091 0164 8046 (Kutxabank)

Indicando en el concepto: OPERACIÓN CUERPO + Nombre y Apellido

► 2. Envío de justificante de pago y datos de inscripción: Completa el siguiente formulario de inscripción, no te olvides de adjuntar el justificante de pago. ¡Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte la reserva de tu plaza!

 





MujerHombreOtro


Adjuntar justificante de pago