De Peculiares

El emocionómetro del inspector Drilo, de Susanna Isern

Sinopsis

Este libro no es un cuento. O al menos no es solo un cuento, es mucho más. Es todo un manual de trabajo sobre las emociones, sobre cómo las sentimos, cómo las reconocemos, cómo las expresamos, qué funciones tienen… Cada emoción está representada por un personaje diferente, un poco al estilo de la película “Del revés” (de hecho son dos materiales que se complementan perfectamente). Mimo, Asustín, Yupi, Topami, Ceñuda, Puaj, Ojiplática, Pelusa y Mr. Sad nos acompañan por este viaje de descubrimiento de las emociones, cargado de actividades, de reflexiones, de manualidades, de recetas… Como dije, no es un libro para leer, es un libro para trabajar(nos). Se podría hacer un artículo entero sobre esta obra y posiblemente quedarían muchas cosas en el tintero todavía, así que me voy a limitar a recomendarlo encarecidamente para que cada familia o cada clase pueda descubrirlo a su propio ritmo sin demasiados spoilers. Es un libro un poco más caro que el resto de esta lista (tampoco ninguna locura), pero merece cada céntimo y ofrece muchas horas de crecimiento personal. Además, en la página web del libro podemos encontrar aún más materiales extras para seguir profundizando. No tiene ningún desperdicio.

Comprar

El emocionómetro del inspector Drilo, de Susanna Isern - COMPRAR

Lee
De Peculiares

Cuando las niñas vuelan alto, de Raquel Díaz Reguera

Sinopsis

En este caso, Adriana, Jimena y Martina son tres amigas con grandes sueños. Sin embargo, poco a poco, la banda de Noloconseguirás se interpone en el camino de sus metas. Con personajes como “Don Quenadacambie”, el “Señor Inseguridad”, la “Señorita ideal” o “Doña Fragilidad”, las metáforas están servidas en bandeja. Estos villanos les van llenando de piedras los bolsillos, los zapatos y las mochilas, para que no puedan volar alto. Por suerte, al final del cuento, una nueva amiga más joven les recuerda que una niña puede ser todo lo que ella quiera y, tras descubrir las piedras que les impedían alzar el vuelo, ya no hay nada que les impida volar bien alto. De nuevo, esta historia no tiene edad.

Comprar

Cuando las niñas vuelan alto, de Raquel Díaz Reguera - COMPRAR

Lee
De Peculiares

¡Vivan las uñas de colores!, de Alicia Acosta y Luis Amavisca

Sinopsis

De las muchas cosas bonitas de este libro, una de las más significativa es que está basada en hechos reales, lo cual siempre es un plus para que los niños y niñas entiendan que esto no es solo una ficción, que estas cosas pasan de verdad. A Juan le encanta pintarse las uñas de colores, pero sus compañeros de clase se ríen de él. A pesar de que su amiga, su madre y su padre le apoyan, Juan solo se pinta las uñas los fines de semana, para que nadie le vea. El final feliz, por supuesto, acaba con muchos niños y niñas con muchas uñas pintadas de colores. Jugar con los niños a los que les leamos este cuento a pintarnos las uñas puede ser un buen ejercicio para llevar la igualdad más allá de las páginas del libro. Por supuesto, habrá niños que no quieran pintárselas y esto debemos respetarlo, pero siempre lo podemos acompañar de una reflexión al respecto. ¿Por qué no se quieren pintar las uñas? ¿Pensamos que el maquillaje es solo de niñas? Pintarse la cara de Spiderman en carnavales también es un tipo de maquillaje. Vayamos poco a poco deconstruyendo las ideas estereotipadas sobre qué cosas son “de niños” y cuales son “de niñas”. También nos encontraremos con niños que, tras negarse rotundamente a pintarse las uñas (“porque es algo de chicas”), al final quieran apuntarse a la actividad tras ver que otros compañeros lo hacen y que en el fondo es divertido y no pasa nada. Un cuento muy colorido y alegre, que además pone el foco en la necesidad de que todos y todas pongamos nuestro granito de arena para conseguir una igualdad real.

Comprar

¡Vivan las uñas de colores!, de Alicia Acosta y Luis Amavisca - COMPRAR

Lee
De Peculiares

Daniela Pirata, de Susanna Isern

Sinopsis

En este cuento nos presentan a Daniela, cuyo mayor sueño es ser pirata. Además de un canto a la igualdad de oportunidades lo cierto es que la historia del libro es realmente entretenida. Se le van planteando a la joven protagonista una serie de retos que supera con soltura. Si nos gusta involucrar a los niños en la lectura, se les puede pedir que representen las mismas pruebas por las que pasa Daniela (hacer sentadillas, pegarse una carrera, andar en silencio por la habitación). Por su puesto mi consejo sería no hacerlo de esta manera si lo estamos leyendo como cuento de buenas noches, ya que entonces solo conseguiremos espabilarles. Cuando a pesar de haber demostrado ser una magnífica pirata, a Daniela le niegan un puesto en la tripulación, la respuesta unánime suele ser indignación ante tamaña injusticia: “¿qué más da que sea chica? Las chicas también pueden ser piratas”. Es un cuento divertido, simpático que refleja una desigualdad real que aún existe (quizá no en la piratería, pero sí en otros muchos ámbitos). Por tanto, ofrece una buena oportunidad para reflexionar sobre por qué a las chicas se nos ponen más trabas para hacer algunas cosas.

También he descubierto recientemente que este libro tiene una secuela (“Daniela y las chicas piratas”) y, aunque no lo he leído, me atrevo a aventurar que puede ser un pack de lo más interesante para regalar en conjunto.

Comprar

Daniela Pirata, de Susanna Isern - COMPRAR

Lee
De Peculiares

Las cosas que le gustan a Fran, de Antonia Santolaya y Berta Piñán

Sinopsis

¿Sabéis esas adivinanzas cuyas respuestas son tan sencillas que muchos adultos las pasamos por alto mientras que los niños y niñas las encuentran obvias? Pues algo así pasa con este cuento. Fran es la nueva pareja de mamá. Todo el rato, en el cuento, se nos habla de Fran. Podría parecer un libro más para ayudar a superar a los niños una ruptura de los padres o un divorcio que vengan seguidos de una nueva pareja. Pero no. El mensaje es otro. Solo al final del libro (atención, que vienen spoilers) nos damos cuenta, después de tanto y tanto hablar de Fran, de que la nueva pareja de mamá es una mujer: Francisca. Seguramente este final sea un giro de guion que sorprenda a algunos adultos más que a muchos niños. De hecho, tras varias lecturas dramatizadas esperando que los niños y niñas de la clase se quedasen pasmados con esta revelación, me he dado cuenta de que la persona más asombrada del aula suele ser la profesora. También hay niños y niñas que hacen preguntas (por supuesto, pero no más con este libro que con cualquier otro). Después de explorar qué piensan sobre que dos mujeres estén juntas y explicarles que hay gente a la que le resulta “extraño” que Fran sea mujer y tenga novia, a menudo las preguntas son tan inocentes como “¿y por qué no se cambia el nombre para que nadie más se piense que es un chico?”. Ojalá se pudiera enseñar a las personas mayores a seguir viendo el mundo con los ojos con que solíamos hacerlo a esas edades.

Comprar

Las cosas que le gustan a Fran, de Antonia Santolaya y Berta Piñán - COMPRAR

Lee
De Peculiares

Familias, por Oh! Mami Blue

Sinopsis

La palabra para definir este libro es, sin duda, ternura. Es un libro sencillo, con imágenes de familias durmiendo abrazadas en camas enormes donde caben todos. Hay familias numerosas, familias pequeñas, familias multiculturales, familias adoptivas, familias de abuelos, familias embarazadas, familias con parejas del mismo sexo. Básicamente el mensaje es que ni el tamaño, ni el color, ni el sexo, ni la edad importan, que lo único que importa y lo que realmente crea una familia es el amor. A cada dibujo le acompaña una pequeña descripción en verso de cada familia y se puede leer en el orden que se desee, incluso eligiéndolas al azar. Además, todos los miembros de cada familia están dibujados sin ropa, con lo cual puede ser una excusa interesante para enseñar a los más pequeños que la desnudez es algo íntimo, pero no es sucio, para ponerle nombre a los genitales y para empezar a crear una relación sana y positiva con su cuerpo que no se base en la vergüenza o el pudor.

Comprar

Familias, por Oh! Mami Blue - COMPRAR

Lee
De Peculiares

Besar en la boca a los niños no tiene ninguna connotación sexual

19 de noviembre de 2019

Monica Leiva, Educandosobresexo

Besar a los hijos en los labios es una acción que provoca mucha controversia, para algunas personas es una muestra de amor y ternura y para otras es un gesto impensable e inadecuado aunque lo realicen los padres-madres. Muchos progenitores besan instintivamente en las mejillas, en la frente, en la nariz, en las manos, los pies y también en los labios a sus hijos; una zona particularmente sensible al tacto, que produce una sensación más intensa y por qué no decirlo, más placentera. Los besos provocan que nuestros cuerpos segreguen endorfinas, que son las sustancias producidas por el cerebro que proporciona una sensación de bienestar y felicidad.

Una de las creencias más extendidas entre los que son contrarios a este tipo de muestra de afecto es que los niños pueden “confundirse sexualmente” o ser “más promiscuos de mayores.”

La psicóloga Silvia Álava Sordo autora del libro “Queremos hijos felices” defiende la costumbre de besar a los hijos en los labios y afirma que “no conozco ningún estudio científico que diga que esto es malo” sin embargo sí que se ha demostrado que “la ausencia de cariño físico tiene un efecto negativo en los menores.

El beso visto en las distintas culturas

En países como España o Portugal es bastante común dar dos besos en las mejillas a modo de saludo o cuando conocemos a alguien, en cambio, en otros países se puede dar uno o tres. También hay países como China en los que el beso es un acto íntimo que se debe hacer en privado. Por lo que el beso en si no es más que un acto bueno o malo según el significado cultural que le demos.

Así un beso en la boca a un hijo pequeño puede ser una muestra de afecto o una obscenidad, eso depende del cristal con que se mire.

Que se dice desde la psicología

Entre los psicólogos hay tanto defensores como detractores de los besos en la boca. Quienes no están de acuerdo consideran que podrían generar en el menor confusión respecto a los roles existentes dentro de la familia. Los defensores afirman que los roles en una familia deben de estar marcados por otros aspectos y no solo por la forma de besarse.

La verdad es que no existe un estudio científico que diga que besar a los niños y niñas en los labios pueda generar algún trauma en los menores. Parece más una cuestión personal y una decisión que ha de tomar cada padre o madre en función de su criterio.

Besar en la manifestación afectiva por excelencia, junto con abrazos y caricias, es un lenguaje no verbal con el que comunicamos y trasmitimos sentimientos de amor, protección y tranquilidad a los pequeños. El afecto es una de las necesidades básicas de la infancia, al igual de importante que la alimentación, la higiene y el descanso.

Entonces, ¿no pasa nada si se besa a los niños en la boca?

A pesar de los beneficios, sí que hay ciertos riesgos al besar en la boca, ya que la saliva es un vehículo de bacterias y al besar en los labios existe el riesgo de contagiar alguna enfermedad como resfriados, gripes e incluso caries. En este caso, si estamos enfermos o tenemos alguna caries activa, es mejor dejar este tipo de besos para cuando se tenga mejor salud.

Los niños necesitan desarrollar una sexoafectividad sana y los besos son parte de ella. Se deben de sentir amados y protegidos. Los adultos no deberíamos sentirnos coaccionados por otros adultos sino que deberíamos de actuar según nuestra ética y moral y parece que besar en los labios a los niños no les causa ningún trauma.

Besar en los labios para los niños no tiene ninguna connotación sexual, si lo hacen de manera espontánea es por imitación o porque sienten cariño hacia esa persona. Es muy habitual ver niños de 3 o 4 años besándose en los labios como un juego.

Desde de mi punto de vista no me parece que sea malo besar a los niños en los labios. Creo que los menores son lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta que los adultos solo besamos a las personas que queremos. Aunque nos imiten, no tiene porque ir besando a desconocidos y si así lo hicieran basta con explicarles que significa un beso en la boca en el mundo de las personas mayores para que entiendan que es un acto íntimo que solo se comparte con determinadas personas.

De Peculiares

“El abusador sexual casi siempre está cerca del entorno familiar”

Santiago Pérez Hernández

Entrevista a Santiago Pérez Hernández

España es uno de los sitios donde más abusos sexuales están denunciados, por lo menos registrados, pero esto es tan solo la punta del iceberg. Habitualmente más del 70% de las personas que van a consulta no han revelado esta situación a nadie.

4 de noviembre de 2019

Entrevista de  Melanie Quintana

Dentro de poco publicará un poemario que habla sobre el abuso sexual que sufrió un niño de 8 años. Santiago es especialista en psicología del trauma, abusos sexuales, maltrato, violaciones, duelo… y hemos tenido la oportunidad de leer ese poemario en primicia y hablar con él de este, un tema tan tabú.

¿Tiene algún nombre ya el poemario?

Obvio, así es como se llama. La intención es que se llame así porque esto es realmente obvio que pasa, pero es precisamente un tema tabú, con lo cuál deja de ser totalmente obvio, dependiendo de como lo pensemos y de cómo lo formalicemos. Es algo que pasa en la mayoría de familias, lamentablemente, y no somos conscientes, por lo tanto, es algo obvio, que no vemos.

¿Qué vamos a encontrar en el poemario?

Supongo que va a ser complicado y en ocasiones duro el leerlo, dependiendo del caso. La intención es triple: la primera es dar a conocer la vivencia de un niño de 8 años que como adulto trasmite lo que ha vivido a través de algo que es mucho más común de lo que pensamos; la segunda, divulgar lo que supone el abuso sexual, porque no es solo la parte que tiene que ver con la sexualidad, sino que también tiene mucho que ver con el abuso emocional. Y tercera, levantar una alfombra y empezar a ver lo que realmente hay abajo. No somos conscientes ni de los datos, ni de las estadísticas, ni de la incidencia denunciada que nosotros ya tenemos en España y en Europa.

¿Qué te llevo a escribir esta experiencia?

Dedicarme al estrés postraumático. La psicotraumatología trabaja los traumas más potentes y las disociaciones que se producen a través de esos traumas. El hecho de que esas vivencias de esos pacientes pueden ser la causa de muchas de las patologías que luego llegan a las consultas. Y porque lo vivo de cerca con muchas situaciones.

¿Por qué el protagonista es un niño?

Quería poner un varón como protagonista porque también lo sufren, en otro tipo de entornos y situaciones.

¿Cuál es el objetivo?

Concienciar. Y hacerlo de una manera ambivalente, porque de alguna manera al hacerlo un poemario puede resultar aparentemente estético algo que realmente es muy duro y me parecía una forma de digerir algo que de otra manera quizás no podríamos hacerlo. Porque por lo general la sociedad no quiere escucharlo.

¿Crees que es un tema tabú en los medios de comunicación?

Sí y no. Por lo general es un tema que suelen rechazar en muchas ocasiones, aunque no en todas, me he encontrado de todo… obviamente. Pero no suele ser un tema especialmente aceptado. Yo creo que en España tendemos a pensar que si hablamos de un tema parece que ya le damos una realidad, así que preferimos negarlo. De alguna manera lo intentamos tapar, olvidándonos del ser más indefenso en esta cuestión: el niño.

La creencia de que si no lo veo y no lo digo no existe…

¡Exacto! Y, de hecho, todavía no hemos incidido en lo que significa el niño y las consecuencias que puede tener en ese niño los abusos. Que el niño no se sienta entendido, que se sienta indefenso, porque en muchas ocasiones no es solo el abuso que se produce, sino que también la falta de defensa que tiene ese niño.

Dejemos claro que es un abuso.

El abuso sexual es cuando al ser humano, que necesita explorar la sexualidad por si mismo, se le roba esa exploración mediante el tocamiento, la masturbación…, porque el adulto se aprovecha de aquello que el niño en un principio ve como un juego y que luego puede destrozar su futura sexualidad.

¿Cuál es el perfil de la persona que comete ese abuso?

Me gusta que hayas sacado esta pregunta porque siempre damos por hecho que es un varón adulto y en ocasiones también son las mujeres las que cometen ese abuso, en menor medida, pero también lo hacen.

¿Cuál es la diferencia estadística entre niños y niñas abusadas?

Actualizado realmente según la OMS 2017, estaríamos hablando de que 3 de cada 7 niñas han denunciado recibir un abuso, y 1 de cada 7 niños han denunciado. Pero sinceramente creo que esto es un iceberg. Lo que sí te puedo decir es que el 70% de las personas que vienen a mi consulta no lo han denunciado nunca, porque quizás ni han sabido que eso realmente era un abuso… Por lo general es más común en las mujeres.

¿Podríamos hacer un perfil de las personas que suelen abusar?

Es muy difícil encontrar un patrón y dar un perfil… pero lo que sí te puedo decir es que es complicado encontrar un abusador que no haya sido abusado. Porque ese abusador se posiciona en su lado fuerte de su YO, como una forma de entender lo que a él le ha ocurrido al igual que lo hace con la propia normalización de lo que ha pasado, y abusan para poder comprender porque con él paso exactamente lo mismo. Pero casi siempre está cerca del entorno familiar; o va a ser un amigo, una profesora… rara vez se da que el agresor es alguien externo.

¿Cuál es el impacto psicológico en ese niño?

Por lo general, depende mucho de si tiene la capacidad de poder trasmitirlo, según la edad, pero va a tener determinadas características como, que va a tender a la supervivencia, al igual que los animales, si ese niño o niña va a tener ese abusador o abusadora cerca, lo primero que va a intentar hacer es protegerse, y si lo que necesita es callarse para sobrevivir lo va a hacer porque muy probablemente esté amenazado o chantajeado o con un daño físico o con una falta de afecto, por ejemplo: “si tu no haces esto yo no voy a querer estar contigo, mama y papa no te van a creer…”

Si alguna familia esta leyendo esto, ¿cómo pueden detectar si lo está viviendo su hijo o hija?

Es muy complicado no que la familia se de cuenta, sino que la familia quiera darse cuenta, porque como decía va a estar cerca. Los primeros cambios suelen ser una baja autoestima, un cambio de temperamento… un síntoma muy común es la culpa porque al final es una forma de control psicológico. Es decir, la persona abusada tiende a pensar que es el responsable de lo que le ha ocurrido, desarrollando un trastorno de control, para poder entender que ha pasado, prefiere culpabilizarse. Pero se podría detectar con cambios como que no duerman, que estén más irascibles, más inseguros, que peguen un bajón en los estudios.

¿Qué tipo de ayuda necesitan después de vivir un episodio así?

Evidentemente psicológica, e imprescindible. El apoyo familiar y sobre todo hacerle sentir seguro, esta persona tiene que desaparecer de sus vidas y hay que sacarle del entorno donde se ha producido ese abuso. Es importante que no se sienta juzgado por parte de la familia, sentirse escuchado y obvio, una ayuda traumatológica para tratar esa huella que se ha quedado y no revivir ese episodio una y otra vez.


Extracto de Obvio

Frágil

Frágil
¿Y qué?
Frágil comienzo la historia
Frágil, que no débil
Que no hábil
Que no te lo voy a poner fácil
Que no
Si sigues leyendo
Me vas a descubrir
Si sigues leyendo
Vas a querer huir
Huye con cuidado
A ver si te vas a perder
Y no sabes que luz encender
Aún así, iré a buscarte
Pero difícilmente podré
encontrarte, si ni tú sabes
donde te has marchado
Sólo te pido que lo intentes
Que te quedes
Porque si te quedas, te va a
doler
Pero a alguien le va a valer
Y sin buscarlo, conocerás lo
que sientes

De Peculiares

Cómo hablar a tus hijxs de sexualidad

Cómo hablar con tus hijxs de sexualidad @somospeculiares

17 de septiembre de 2019 
19:00 a 20:30 horas

Porque sabemos que no es un tema fácil y para el que muchas veces no estamos preparadxs, te ofrecemos la posibilidad de venir el martes 17 de septiembre a Inédito Bilbao de 19:00 a 20:30 horas a un taller en el que resolver todas las dudas y miedos que podamos tener.

Ponente: Xandra García

Precio: 20€ (Plazo límite para la inscripción 16 de septiembre 2019)

Lugar: Inédito Bilbao

Inscripción:

► 1. Pago único mediante transferencia bancaria en el siguiente número de cuenta:

ES31 2100 0732 2102 0139 2881  (CaixaBank)

Indicando en el concepto: TALLER HABLAR + Nombre y Apellido

– Disponemos de cuenta PayPal para pago directo y sin costes: Nombre: Somos Peculiares / Correo: somospeculiares@gmail.com ¿Cómo lo hago? - Inicia sesión en tu cuenta PayPal - Enviar dinero - Buscar Somos Peculiares - Enviar dinero a un amigo - Añades la cantidad (20€) - Añadir nota:  TALLER HABLAR + Nombre y Apellido - Continuar

► 2. Envío del justificante de pago y datos de inscripción: Completa el siguiente formulario de inscripción, no te olvides de adjuntar el justificante de pago o la captura de imagen del envío. ¡Nos pondremos en contacto contigo para confirmarte la reserva de tu plaza!


 

MujerHombreOtro


Adjuntar justificante de pago


 


Inédito Bilbao

Inédito BilbaoInédito Bilbao

¿Cómo llegar?

De Peculiares

Mi hijo quiere una muñeca, ¿qué hago?

Mi hijo quiere una muñeca

18 de diciembre de 2018

Beatriz Hernández Martínez

Carta de Navidad, miras uno por uno cada juguete, a ver que quiere este año. Lo comentas con otras madres y padres y más o menos quieren lo mismo. Pero hay cosas que no se pueden o consideras que no son adecuadas, piensas, a ver qué otra cosa podrías regalarle y que además, le guste.

Decides ir a una juguetería, y ¿cuál es la primera selección que vas a hacer? Chico o chica. Si es chico, probablemente te indiquen que vayas al pasillo azul mecánico, si es chica, irás al pasillo rosa del amor.

Aquí empieza todo. Una vez elegido el pasillo podrás comprobar como son juguetes totalmente diferentes, desde la forma, el tipo de juego, la profesión que imita, los sonidos, los colores y el desarrollo que fomentan esos juegos en concreto. Si se trata de disfraces o el merchandising de películas y personajes, podrás ver de manera mucho más evidente la presión social. Piensa en cualquier película, ¿qué rol desempeña la protagonista? No hay más que fijarse en las portadas de las películas, ¿dónde están colocadas?

Si es una protagonista poderosa y fuerte, probablemente se vea representado a lo largo de la peli, como le ha costado conseguirlo y todo el esfuerzo ¡Que pereza! Si no es el caso, probablemente sea una chica o niña responsable, tímida, que está atenta de todo el mundo, les cuida, cariñosa, a quien todo el mundo quiere y guapa, muy guapa. ¡Como tienen que ser las chicas! ¿Pasa lo mismo con los personajes del pasillo azul? Te invito a que lo compares por ti misma, a la mayoría ni se les ve la cara.

Seguimos andando, ¿para quién son los juegos de peluquería? ¿Para quién son las cocinitas? ¿Y las muñecas? Resulta curioso en cuanto a que, a pesar de que estos trabajos están orientados a las mujeres, remunerados o no, son los hombres que se han dedicado a ello los que tienen un nombre destacado en este ámbito. ¿Cuántos peluqueros famosos conoces? ¿Y peluqueras? ¿Quién cocina en tu familia y se encarga de que esté todo perfecto en las comidas familiares? ¿Cuántas cocineras famosas conoces? ¿Y cocineros? ¿Qué estamos haciendo? Fomentar una educación en base a roles de género donde las mujeres tienen que esforzarse el doble por conseguir ser visibles o reconocidas.

Lo mismo ocurre con las muñecas, que una niña con cuatro años quiera jugar a cuidar a un bebé y que un niño con la misma edad juegue a matar, y se le regale esto, resulta surrealista a pesar de que está totalmente aceptado en nuestra sociedad

¿Qué es lo que pasa? Que imitan lo que ven, la maternidad obligatoria en la mujer. Igual que con todos los otros juegos, imitan los roles que ven en su entorno, es el juego simbólico. El problema está en qué roles está repitiendo. ¿Por qué la niña no quiere un coche para conducir como su madre? ¿Por qué un niño no pide una muñeca o por qué damos por hecho que no le va a gustar como si lo haríamos con una niña? Quizá tenga muchos menos referentes de una paternidad a la que imitar. Quizá no estemos fomentando la paternidad obligatoria. Quizá no queramos hacerlo. Los niños, serán padres si quieren, exactamente igual que las niñas. ¿Por qué damos por hecho una cosa, y no otra?

Los juegos, fomentan un tipo determinado de habilidades, si siempre regalamos a las chicas unas cosas y a chicos otras, estamos fomentando un desarrollo de unas capacidades diferentes, en cuanto a motricidades, afecto, ROLES. ¿Por qué limitar sus capacidades?

¿Entonces que le regalo? Lo que quiera sin limitaciones, sin censura en cuanto al género. Oriéntale a que juegue con absolutamente todo, que no se pierda nada. No hay nada que sea de niño o de niña, para jugar necesitas imaginación y ganas. Si tu hijo quiere una muñeca, regálasela. Deconstruir los roles, que aprenda que puede cuidar, querer y aprender a jugar a otra cosa que a la que le bombardean, será el mejor regalo que le puedes hacer. Nuestros peques son el futuro, librémosles de nuestras limitaciones, no podemos hacer nada en cuanto al bombardeo de la industria publicitaria, pero si cambiar todo aquello que está en nuestras manos, como los comentarios, cuestionarles o querer que cambien de juego porque a ti te moleste o te suene raro, no le censures y crece con tu peque, seguro que tiene mucho que enseñarte.