¿Sabías que hay actores porno que se pinchan el pene para mantener la erección?

¿Sabías que hay actores porno que se pinchan el pene para mantener la erección?

20 de junio de 2018

Rubén Olveira Araujo

Trabajar en el mundo de la pornografía es duro en todos los sentidos y es que es duro de verdad. No solo por la dureza de ciertas partes del cuerpo que a día de hoy es requisito sine qua non para grabar cualquier escena, sino porque en la mayoría de los casos implica forzar la anatomía, tanto la de ellas como la de ellos. Uno de los ejemplos más que visibles es la erección del pene: ¿Cómo es posible los actores aguanten tanto tiempo erectos?

Según declaraciones de la estrella del cine Kayden Kross a Men's Health, la gran mayoría "utiliza algún tipo de ayuda médica para mantener eso duro". Desde medicamentos como la Viagra y Cialis hasta inyecciones en el pene, el mundo de la pornografía está lleno de trucos para alargar una erección hasta el infinito y más allá. Entre ellas destacan las bombas de vacío para aumentar el flujo sanguíneo en el miembro, pero hay  incluso quienes pasan por el quirófano para implantarse una prótesis. Tal como suena.

Una prótesis de pene es un dispositivo médico adaptado especialmente al solicitante y se coloca quirúrgicamente en el pene para producir una erección de placer del consumidor. Para ello, tienen una válvula de bloqueo ubicada en la base del reservorio que funciona como interruptor: arriba, abajo, arriba, abajo. ¿Para qué complicare la vida?

Si bien no todos los actores se valen de estas ayudas, Kross asegura que en ocasiones resulta evidente. Una de las pistas de si han tomado pastillas es que estén sonrojados, aunque no es definitiva ya que las prácticas eróticas, en tanto que ejercicio aeróbico –o anaeróbico, depende de la intensidad– conlleva un esfuerzo y el rubor consiguiente.

Mas la cosa cambia cuando hay inyecciones o cirugía de por medio: “El pene responde incluso en situaciones en las que la erección no debería producirse”, dice Kross. Como anécdota menciona cuando a un actor se le cayó una pared de vidrio encima mientras practicaba una penetración en la ducha y como, con los vidrios clavados y perdiendo sangre –lo que dificulta seriamente la erección–, el mango permaneció firme en su sitio.  Y es que aguantar en el sitio durante las 12 horas o más que puede durar una grabación incita a muchos a optar por la ruta artificial.

ARTÍCULOS RELACIONADOS