¿Sabías que a los culturistas que toman esteroides les pueden crecer las tetas?

En una sociedad donde la cultura se ha hecho deporte y el deporte, cultura, para muchos el éxito en la vida pasa por el culto al cuerpo. Pero no a cualquier cuerpo, sino a uno hipermusculado. Esto, por supuesto, tiene sus consecuencias. Una de ellas son las infinitas horas de gimnasio: ¡No pain, no gain, brother! Otra, parecer un pez globo a punto de explotar. Pero lo que ya no hace tanta gracia a los culturistas –y que a muchos, incluso, les pilla de sorpresa– es la ginecomasia. ¿Que qué ovarios es eso? El crecimiento de los pechotes.

Este curioso hecho se da debido a que algunos incrementos hormonales masculinizantes –en este caso, mediante la injerencia de esteroides anabolizantes sin bloqueadores de la aromatasa– pueden producir efectos, digamos, antagónicos. En este caso, desarrollar más tetamen. ¿Por qué? Porque las mamas masculinas  poseen grandes cantidades de aromatasa, una enzima que convierte andrógenos como la testosterona en ginógenos como el estrógeno. Por tanto, cuanta más testosterona llega a los pechotes mayor es la  cantidad de estrógenos; y los estrógenos son los grandes desarrolladores de senos.

Además, a esto hay que sumarle que el uso de estos anabolizantes también produce una reducción de la propia producción de testosterona, dado que el mecanismo de regulación hormonal usa un método de retroalimentación negativo: si el cuerpo nota que hay mucha testosterona, deja de producirla.

Resumiendo: el uso de anabolizanates produce un efecto de demasculinización –reducción de la propia producción de andrógenos– y un efecto de ginización –incremento de estrógenos–, sucediendo así una notable ginización pectoral. O dicho de otra manera: sin tetas no hay musculitos.

Periodista de profesión, sexólogo de vocación e investigador en formación.
Especializado en TRICs, sexualidad y diversidad sexual.
También te puede interesar:
Mi reflejo

Un juego que podéis hacer lo erótico que queráis. Ya que es posible que decidáis cumplir las reglas o acabar Leer más

Lo personal es politizado… y ¡hay que defenderlo!

Lo personal es político. Esta es la frase con la que Kate Millet abanderó los inicios del feminismo radical y Leer más

¿Sabías que el huevo llegó antes que la gallina?

Hay interrogantes que, por su trascendencia universal, nos atormentan desde la noche de los tiempos. Quiénes somos, de dónde venimos, Leer más

¿Sabías que los jíbaros descubrieron el sexo observando a los monos?

El Amazonas siempre ha sido un lugar misterioso, pero aún más lo son los pueblos indígenas que viven en él. Leer más

¿Llevas un tiempo dándole vueltas a la idea de ir a terapia por algo que te genera mal estar?

 

¡El cambio empieza en ti y aquí! Infórmate sobre nuestros servicios y reserva tu primera cita online.

Ir arriba