6 señales de que es momento de dejar ir a esa persona

A veces nos aferramos tanto a alguien que perdemos el foco. Nos olvidamos de nosotras mismas por la otra persona… que en realidad no hace más que perjudicarnos. Nos vamos deteriorando, nos perdemos, por no perderle.

Y al final acabamos atrapadas inconscientemente en un círculo emocional tóxico. Y sí, sabemos que duele y que no es fácil, pero en ocasiones lo mejor es alejarse, dejar ir a la otra persona. 

Por eso, si tienes dudas sobre cuándo alejarte o si crees que le puede servir este artículo a esa amiga que ya es hora de que abra los ojos, te dejamos 6 señales de alerta o red flags para ser consciente de que SÍ, ya es momento de irse.

Sus palabras no coinciden con sus acciones

Te promete la luna y acabas en marte. Que si “te respeto un montón”, que si “eres la única en mi vida”… Palabrería que más de unx usa para que no te vayas, para que te quedes. 

Para convencerte de que tienes que cuidarle y quererle. Y así, acabas convirtiéndote en esa red de seguridad que tiene por si acaso fuera de la relación se cae. Para darle una “cierta estabilidad” mientras disfruta fuera de la relación cómo y con quién quiere, sin haber pactado en ningún momento entre vosotros dos que esto se pudiera hacer. Da igual lo que te haya prometido, si sus palabras no coinciden con sus acciones: ahí no es.

No te deja ser tú misma o dar tu opinión

Calla que tú no tienes ni idea de lo que hablas”, “no te comportes así”, “no vistas así”, “¿cómo puedes hacer eso?”, “¿cómo puedes pensar así?”, “con mis colegas ni se te ocurra hablar”. ¿Te suena alguna? Es una tendencia común en las relaciones tóxicas. 

Habitualmente una de las partes censura al otro para sentirse mejor, causando, inevitablemente, que la persona censurada se sienta peor y empiece a pensar cosas como: “no valgo una mierda”, “no soy lo suficientemente lista”, “quizás pensar como pienso no está bien”, “no debería de comportarme así”...

Enfin, independientemente de con qué te resuene lo que acabas de leer, que una persona no te deje ser tu misma ni dar tu opinión, bien sea pareja o colega, porque realmente da igual qué clase de vínculo tengas: ahí no es. 

No respeta tus límites físicos y/o emocionales

Le dices cómo te sientes y se la suda o… en vez de escucharte te dice cosas como: “bueno pero yo”, “ya pero yo también”, “es que eres una exagerada”, “para con tus dramas mentales”... Es decir, te invalida y se pone una vez más como prioridad y único ser emocional de la relación o te censura directamente.

Eso sin contar que no respete los límites físicos que le traslades, porque si directamente le dices: “no, para, así no me gusta, no quiero seguir, quiero usar condón, me haces daño, a mí no me gusta”… y se niega o impone una vez más su voluntad… definitivamente: ahí no es.

Sientes que es un deber pasar tiempo con esa persona

Nos hemos encontrado con infinidad de casos en terapia con esta tendencia: “es que me dice que no paso tiempo con él/ella, que siempre estoy con mis amigas y claro, tiene razón, porque deberíamos estar siempre juntos, porque eso es quererse bien…

Perderse en el otro es una cosa que ya de por sí está mal, pero que en la fase de enamoramiento por cultura relacional se tiende a hacer… esto se puede trabajar. Pero una cosa es perderse en el otro y otra es sentir como obligación el estar.

Dejar de ver a las personas que quieres o con las que disfrutas por estar con esa persona. Porque lo que está haciendo es aislarte, y esto sí que es tóxico. Por eso, si te aísla: ahí no es.

Justificas sus acciones aunque te hagan daño

Es normal que me trate así, yo me he portado mal”, “me ha hablado mal porque está enfadado”, “me ha insultado porque me lo merecía”... éstas entre otras frases que no son más que justificaciones de su mal trato hacia ti. 

Porque nadie tiene porqué hablarte así, ni insultarte, ni hacerte daño, emocional o físicamente, y en el caso de que lo haga: ahí no es.

Juzga o critica tus palabras, acciones y sueños    

Si tiende a reírse cada vez que le compartes algún sueño que tengas, no para de criticar todo lo que dices como si hicieras mal todo, si nunca escucha lo que dices o juzga lo que sueñas, como si su manera estuviera mejor: ahí no es.

Te mereces una relación sana

Te mereces una relación mejor que todo esto. Te mereces una relación sana. Una relación que sea sinónimo de espacio para compartirse, respeto, confianza, apoyo, libertad, amistad, deseo, cariño, ternura. Donde haya un compromiso por ser y estar y espacio para que el otro pueda hacerlo. 

Si después de leernos te sigue preocupando el tema podemos hablar de tu caso en particular en una sesión y que nos cuentes mejor qué está pasando y cómo lo estás viviendo tú. 

Te dejamos sin ningún compromiso nuestro contacto, por si quieres trabajar el tema y vivirte desde otro lugar entendiendo qué pasa. Mándanos un correo a equipo@somospeculiares.com o llámanos o escríbenos por WhatsApp: 644 605 758

¿Quieres hacer terapia?

Consulta horarios, precios y servicios.

También te puede interesar:
El duelo al perder a la pareja

Es lógico que cuando dedicamos tiempo a organizar nuestra vida junto a otra persona, nuestro futuro, a nosotros mismos, y Leer más

Sexo de reconciliación: ¿por qué a algunas parejas les funciona y otras lo odian?

Hay muchas personas que tienen en su imaginario discutir y luego empotrarse contra la puerta. O bien durante la discusión Leer más

¿Qué es el amor líquido o la fragilidad de los vínculos?

El concepto 'amor líquido' fue enunciado por el sociólogo Zygmunt Bauman y se refiere a la fragilidad de los vínculos. Leer más

Masturdating: la práctica que todos deberíamos probar una vez en la vida

Masturdating es un término inglés que viene de “masturbate” y “dating”, es decir, masturbación y cita. Pero no, no consiste Leer más

¿Llevas un tiempo dándole vueltas a la idea de ir a terapia por algo que te genera mal estar?

 

¡El cambio empieza en ti y aquí! Infórmate sobre nuestros servicios y reserva tu primera cita online.

Ir arriba