Diferencia entre dependencia emocional y apego sano

El apego es un vínculo emocional habitualmente positivo que se forma con el tiempo y del que depende el desarrollo de una relación amorosa y afectiva. Entonces, ¿cuál es el límite que traspasa el apego y lo convierte en dependencia? ¿Qué diferencias hay?

Resumidamente, la dependencia emocional se caracteriza principalmente por dejar anulada a la persona que la tiene. Cuando deja directamente de ser él o ella misma y pone el foco solo y exclusivamente fuera, en cuidar al otro. 

Existen muchos tipos de dependencia, pero en este artículo vamos a intentar centrar el tema en la dependencia relacional, emocional y afectiva que se puede desarrollar en pareja. 

¿Cómo se puede saber si se está dando dependencia emocional? A veces es más fácil que otras, pero habitualmente en terapia se puede detectar cuando ves que una de las personas de la relación ha perdido su personalidad y justifica esto disfrazándolo de amor incondicional. 

Definición y tipos de apego

Cuando necesitamos protección, seguridad y bienestar con una persona, o círculo de personas, es cuando creamos el apego. Una necesidad de conexión que se desarrolla con los vínculos que elegimos o tenemos. Ya que el apego puede estar en todas las relaciones, incluso en la relación con nuestra madre, persona que no elegimos, o con nuestras parejas, personas que sí elegimos.

Existen cuatro tipos de apego y diferenciarlos suele ayudar a entender qué está pasando dentro de la relación. ¿Qué tipo de apego se está estableciendo?

Apego seguro: Es el apego más sano. Cuando existe la confianza plena en la otra persona o grupo de personas. Tienes la certeza de que no van a fallarte. Tú vínculo te proporciona seguridad, comunicación y contacto. No existe el miedo al abandono, por lo que se puede desarrollar la independencia. Te sientes validada emocionalmente y segura. 

Apego ansioso y ambivalente: La ambivalencia emocional genera angustia. Se tiende a no confiar y se vive con una sensación de incertidumbre e inseguridad constante. Se suele tener miedo y angustia ante las separaciones, o dificultades para calmarse cuando la otra persona no está. Vives con el temor a que se alejen o se vayan. Y es habitual que necesites la aprobación continua de la otra persona, al igual que procuras no alejarte demasiado. 

Apego evitativo: Se da cuando la pareja no proporciona la seguridad suficiente haciendo que el otro desarrolle una autosuficiencia compulsiva y un distanciamiento emocional. Un “yo puedo sola con todo” que puede llegar a confundirse con seguridad, pero con el que se tiende a desarrollar estrés o ansiedad. Habitualmente cuando este apego existe creces o estas en relación sintiéndote poco valorada, y es probable que se llegue a tener a la larga problemas de intimidad, ya que no se desarrolla o se nutre la conexión con el otro. 

Apego desorganizado: Es una mezcla entre el apego ansioso y el evitativo. Este tipo de apego se suele dar cuando la pareja muestra una conducta insegura o negligente. Tiendes a no confiar o incluso puedes llegar a sentir miedo hacia él o ella. Habitualmente se suele tratar de personas inseguras con tendencia a relaciones impulsivas o explosivas y con una mala gestión de sus emociones. 

¿Qué es la dependencia emocional?

Esto es algo que solemos ver más en parejas sentimentales cuando nos piden ayuda para terminar con una relación tóxica o cuando intentan hallar la solución a una ruptura o a un abandono. 

La terapia de pareja también se suele solicitar, en estos casos, cuando en una relación se da un ciclo sin fin, vicioso y repetitivo, que hace que uno de los miembros desee superar o deshacer la relación ya que considera que el otro le está frenando su desarrollo individual, pero la relación no termina de acabarse. 

Pero ¿qué es la dependencia emocional? La dependencia emocional es sentir que tu vida gira en torno a esa persona, que sin ella no puedes vivir. Es pensar en ella las 24 horas del día, que revises una y otra vez sus redes sociales, su hora de conexión en whatsapp. Es abandonar a tus colegas y hasta a tu familia por esa persona. Es anular tus planes si esa persona está disponible. Es que te importe más esa persona de lo que te importas tú misma.

Diferencias entre apego y dependencia

El apego siempre será sano cuando una persona sea perfectamente capaz de ser independiente, cuando siente que no está atada. Cuando sabe que cuenta con el apoyo y el cariño de la otra persona, y que estará siempre que lo busque y lo necesite sin necesidad de tener contacto todo el tiempo.

Una persona sometida a un apego tóxico o con dependencia emocional es más probable que sea maltratada, hasta puede llegar a sufrir violencia física y sexual por su pareja. Ya que la persona que sufre ese maltrato no se siente capaz de salir de ese ciclo y acepta el maltrato porque así es como entiende que se siente segura, querida o con atención. Una vez que se ha caído en una situación así la persona afectada cree haber encontrado protección y afecto, y eso es lo que mantiene el enganche.

Ejemplos de dependencia emocional

– Si no estás conmigo no soy capaz de pasarlo bien.

– Dejo de lado mis amistades para estar contigo y quiero que hagas lo mismo.

– Eres mi única prioridad, sin ti no puedo ser feliz.

Ejemplos de apego sano

– Cuando algo me gusta pienso en lo mucho que me apetece compartirlo contigo.

– Necesito tu cariño y apoyo, y también el de mis colegas u otras personas.

– Necesito sentirme seguro/a a tu lado y saber que estarás ahí si lo necesito, pero si esto no funciona, podré seguir adelante.

No es dependencia emocional…

Necesitar unos cuidados mínimos por parte de tu(s) pareja(s) no es dependencia emocional.

Quererte sentirte especial no es dependencia emocional.

Tener un mal día o una mala época y querer apoyarte en tu(s) pareja(s) no es dependencia emocional.

Tu pareja, al igual que tus colegas, está ahí para apoyarte en la vida. Y tú tienes derecho a tener necesidades emocionales, comunicarlas y esperar que se cumplan. 

Porque expresarlas y tener la necesidad de que se cumplan es sano para contigo. Lo que no es sano es que esa persona demuestre que no va a cumplir con aquello que promete o que tú necesitas y tú sigas ahí intentando que cambie o que lo haga, una y otra vez.

Ahí es cuando te tocará tomar la decisión de irte y de buscar una persona con la que puedas crear el vínculo que quieres. Y si no te sientes capaz de hacerlo sola, SIEMPRE PUEDES PEDIR AYUDA. 

¿Cómo se puede combatir la dependencia emocional?

Utilizando varios enfoques en terapia, empezando por reforzar la autoestima o las habilidades sociales. Individualmente es vital conocer y aceptar nuestros rasgos de personalidad y hacernos conscientes de estas situaciones para que a largo plazo nos vinculemos desde un lugar sano.  

Si después de leernos te sigue preocupando el tema podemos hablar de tu caso en particular en una sesión y que nos cuentes mejor qué está pasando y cómo lo estás viviendo tú. 

Te dejamos sin ningún compromiso nuestro contacto, por si quieres trabajar el tema y vivirte desde otro lugar entendiendo qué pasa. Mándanos un correo a equipo@somospeculiares.com o llámanos o escríbenos por WhatsApp: 644 605 758

¿Quieres hacer terapia?

Consulta horarios, precios y servicios.

Melanie Quintana Molero @somospeculiares

Melanie Quintana Molero

Sexóloga clínica y periodista, especializada en divulgación de la sexualidad y terapia sexual. Directora y coordinadora de equipo en Somos Peculiares.
También te puede interesar:
El duelo al perder a la pareja

Es lógico que cuando dedicamos tiempo a organizar nuestra vida junto a otra persona, nuestro futuro, a nosotros mismos, y Leer más

Sexo de reconciliación: ¿por qué a algunas parejas les funciona y otras lo odian?

Hay muchas personas que tienen en su imaginario discutir y luego empotrarse contra la puerta. O bien durante la discusión Leer más

¿Qué es el amor líquido o la fragilidad de los vínculos?

El concepto 'amor líquido' fue enunciado por el sociólogo Zygmunt Bauman y se refiere a la fragilidad de los vínculos. Leer más

Masturdating: la práctica que todos deberíamos probar una vez en la vida

Masturdating es un término inglés que viene de “masturbate” y “dating”, es decir, masturbación y cita. Pero no, no consiste Leer más

Que la educación sexual te haga vivir la vida y tus relaciones de otro modo.

¡Accede a todo nuestro contenido, ofertas y sorteos!

Ir arriba