¿Por qué están las mujeres atrapadas en las ideas del amor romántico?

No es algo nuevo… pero sí interesante de volver a trabajar, porque sigue habiendo un empape muy grande a la hora de construir relaciones desde las ideas tóxicas del amor romántico. 

Y con esto no queremos decir que todas las relaciones basadas en el romanticismo o que todas las ideas sobre el amor sean malas, el amor romántico tiene su aquel… pero si que, traducidas desde una mirada no constructiva o cero deconstruida pueden llegar a ser tóxicas y llevarnos a relaciones nada sanas.

Referentes románticos

Y cuando decimos deconstruidas, nos referimos, por ejemplo, a si te has preguntado por qué te gusta o eliges aquello que estás eligiendo en una relación o en si entiendes de dónde vienen las ideas de cómo ha de ser una “buena relación”

Ya que la mayoría de estas decisiones ni siquiera son nuestras, son la herencia cultural y emocional que tenemos en lo referente a las relaciones y que no nos paramos a reflexionar o a cuestionar. 

De hecho, el estudio y manifiesto de Laura Sagnier titulado “Las mujeres hoy” que trata sobre cómo son, qué piensan y cómo se sienten las mujeres españolas, nos deja datos como que la felicidad para las mujeres heterosexuales, a día de hoy, sigue siendo los hombres y el romanticismo

Por encima de la salud, la familia o su propia autoestima. Y lo que más nos asusta es que el 20% de las mujeres encuestadas decían estar atrapadas en una relación que podrían abandonar, pero no lo estaban haciendo. 

Mujeres que no dejan a sus parejas…

Ojo, que para este estudio se tuvo en cuenta a casi 15 millones de españolas que fueron entrevistadas entre 2015 y 2016, lo que nos pone ante un parámetro bastante amplio y diverso. Y se llegaron a obtener resultados como que la mayoría de las encuestadas estaban atrapadas en relaciones que no les satisfacian, por ideas que venían derivadas de la autoexigencia. 

Es decir, no les dejaban por lo que se espera de ellas, lo que iba a pensar la familia, la situación laboral, el estigma social… Y sobre todo, la creencia de que el amor es o debe serlo todo, por encima de las dificultades en la relación.

Esta idea del amor romántico está absolutamente ligada al mito de la media naranja, que ya os hemos explicado, y a la idea de que emocionalmente y personalmente nos faltan cosas que el otro puede completar. Y es que se sigue buscando fuera lo que debería de buscarse dentro.

Trabajar el amor propio

El trabajo que haría falta hacer con ellas mismas, en sí mismas, afrontando sus limitaciones y siendo conscientes de sus fortalezas para poder llegar a ser más autómatas, más independientes, lo están enfocando fuera. Buscan una figura que les proteja, les valide, les empuje, les diga que son deseables… Básicamente lo que la sociedad nos ha enseñado: “necesitas eso de alguien ajeno a ti”.

Y por otro lado, la  idea que tienen del amor romántico les empuja encarecidamente y de muchas maneras a entregar todo por la otra persona, a poner el foco en los cuidados, la comprensión, el apoyo… por y para el otro. Eclipsando, incluso, sus propias necesidades y deseos. 

Nuevas masculinidades

Ojo, y a ellos, pues también son víctimas de esta herencia, la idea de que han de ser el apoyo económico, quien gane más dinero, quien tenga el mejor trabajo, quien es activo… en todos los sentidos. Ideas sobre las masculinidades que trabajaremos en otro artículo si os interesa.

El problema es que cuesta salir de este “papel preasignado socialmente”. Ya que a nosotras se nos educa para los demás y a ellos para sí mismos. Para las mujeres la idea de los cuidados es la base en toda relación y la clave del enganche por la misma. Nos enseñan a ser madres. 

¿Cómo dejar de ser la madre de nuestras parejas?

Por eso la clave de todo esto es que tenemos que dejar de ser madres para ser parejas. Porque el amor de madre es incondicional y no es el que nos toca. Y convertir el amor de pareja en ese amor incondicional es un error y una trampa.

Y lo que es más preocupante, por debajo de esto está la idea poso de deber ser. Lo que se espera de una “buena mujer”. Cómo han de ser las mujeres, que se supone qué han de hacer, cómo se deben comportar… 

Todavía hoy hay mucho pensamiento distorsionado sobre lo que se supone que debemos ser, hacer y tener y no nos damos permiso para ser nosotras mismas. Por eso siempre insistimos en que la mejor manera de llegar a tener una relación sana es empezar por la relación que tenemos con nosotras mismas. 

Si después de leernos te sigue preocupando el tema podemos hablar de tu caso en particular en una sesión y que nos cuentes mejor qué está pasando y cómo lo estás viviendo tú. 

Te dejamos sin ningún compromiso nuestro contacto, por si quieres trabajar el tema y vivirte desde otro lugar entendiendo qué pasa. Mándanos un correo a equipo@somospeculiares.com o llámanos o escríbenos por WhatsApp: 644 605 758

¿Quieres hacer terapia?

Consulta horarios, precios y servicios.

También te puede interesar:
El duelo al perder a la pareja

Es lógico que cuando dedicamos tiempo a organizar nuestra vida junto a otra persona, nuestro futuro, a nosotros mismos, y Leer más

Sexo de reconciliación: ¿por qué a algunas parejas les funciona y otras lo odian?

Hay muchas personas que tienen en su imaginario discutir y luego empotrarse contra la puerta. O bien durante la discusión Leer más

¿Qué es el amor líquido o la fragilidad de los vínculos?

El concepto 'amor líquido' fue enunciado por el sociólogo Zygmunt Bauman y se refiere a la fragilidad de los vínculos. Leer más

Masturdating: la práctica que todos deberíamos probar una vez en la vida

Masturdating es un término inglés que viene de “masturbate” y “dating”, es decir, masturbación y cita. Pero no, no consiste Leer más

¿Llevas un tiempo dándole vueltas a la idea de ir a terapia por algo que te genera mal estar?

 

¡El cambio empieza en ti y aquí! Infórmate sobre nuestros servicios y reserva tu primera cita online.

Ir arriba